23 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Manuel Rodríguez López estaba fugado tras un permiso carcelario: a sus 57 años tiene condenas acumuladas de hasta 48 años de cárcel

La historia de El Mojonero, el veterano atracador de bancos capturado mientras tomaba el vermut en un bar de Sevilla

El rostro con la ficha policial de El Mojonero.
El rostro con la ficha policial de El Mojonero.
La carrera delictiva de El Mojonero, un veterano atracador de bancos de 57 años, quedó definitivamente truncada el pasado 26 de abril en Sevilla, cuando la Policía Nacional lo detuvo en su barrio mientras tomaba tranquilamente el vermut. Manuel Rodríguez López acumula varias condenas que suman hasta 48 años de cárcel y había quebrado un permiso penitenciario para cometer, en marzo, su último atraco.

Dicen que atracar bancos crea adicción y que este tipo de delincuentes nunca se reinserta. Manuel Rodríguez López, El Mojonero, de 57 años, es uno de estos atracadores. El pasado 26 de abril la Policía Nacional lo detuvo y terminó con una larga carrera delictiva, el último en una sucursal de la Caixa en el sevillano barrio de la Macarena, apenas a cien metros de donde fue detenido, en un piso de la barriada de Villegas. Allí se refugió durante los últimos dos días, desde que irrumpió en la oficina de La Caixa de la avenida Doctor Fedriani armado con una pistola y consiguió robar 1.200 euros.

El Mojonero en la cámara de la sucursal de La Caixa que atracó.

La Policía Nacional lo detuvo a la hora del vermut, sobre las dos de la tarde, en un bar de la calle Marzo, en las Hermandades del Trabajo, a un paso del Polígono Norte. El Mojonero tenía cinco órdenes de detención e ingreso en prisión en vigor por otros tantos juzgados de Sevilla. Pese a ello, un juez lo puso en libertad tras la última detención, el pasado 7 de marzo, por un atraco en una farmacia del barrio de Triana.

Sucursal de La Caixa, atracada por el Mojonero.

Todos los patrulleros de la Policía Nacional sevillana llevaban su fotografía en el salpicadero del Zeta. El pasado 8 de marzo era la última vez que la Policía lo detuvo por un robo frustrado en una farmacia de Triana. Consiguieron vincularlo a este asalto a través del ADN. Su perfil genético fue recuperado de una gorra de béisbol que llevaba en el momento del atraco y de la que se deshizo en su huida, pero los policías que lo perseguían, tan veteranos como él, lo reconocieron. Tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad con cargos.

Sobre El Mojonero pesaba una orden de búsqueda e ingreso en prisión. Se había fugado en diciembre de 2018 del centro penitenciario de Huelva durante un permiso penitenciario, era lo que en argot se conoce como un "quebrado". Fue la última fuga de este veterano delincuente, que ingresó en prisión por vez primera en 1986, y desde entonces la cárcel ha sido su segundo hogar. En total, más de 48 años acumulados en distintas condenas. El Mojonero nació en Barcelona en 1962, pero acabó viviendo en Sevilla.

Durante años fue el líder de una banda de atracadores, pero le gustaba actuar solo. Siempre armado con pistolas de fuego real y considerado muy peligroso por las Fuerzas de Seguridad. Durante un registro en 2012 le encontraron cuatro armas cortas, una pistola eléctrica y más de 108.000 euros en efectivo. Una de ellas, según el informe de balística que realizó la Policía, había sido usada en un tiroteo en Huelva, en 2009, y también en un homicidio frustrado en Portugal, en el año 2003. Tras aquella detención se le imputaron cuatro atracos a bancos, una oficina de correos, un hotel y una farmacia. También fue detenido en 2007 tras atracar una entidad bancaria en la avenida de las Ciencias, en Sevilla Este.

COMPARTIR: