25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Fernando Blanco anunció tras dejar la prisión el martes que está deseando ver a su hija, pero tiene que pedir autorización para hacerlo

Caso Nadia: Los padres pelearán por conseguir la custodia de la niña, que ahora vive con su tía materna

Los padres de Nadia durante el juicio.
Los padres de Nadia durante el juicio.
Fernando Blanco ha salido de prisión, poco ante de que se dicte quien tendrá la custodia de Nadia, la niña que sufre una enfermedad rara y fue utilizada por sus padre para "enriquecimiento". Blanco lamentó en su escrito estar alejado de la niña y siente que ha pasado mucho tiempo alejado ella. También indicó haber sentido odio e ira contra los responsables de su encarcelamiento. Su madre, Marga, ya ha solicitado la custodia de la niña a la que ve todos los fines de semana.

El pasado martes Fernando Blanco, padre de Nadia, procesado por un delito de estafa continuada por usar la enfermedad de su hija para lucrarse, salió de la cárcel de Lleida y nada más salir su abogado afirmó que su defendido estaba deseando ver a su hija.

Esto no parece tan fácil, ya que ahora la custodia de la niña la tiene su tía y madrina materna, que vive en Santa María del Camino, a siete kilómetros de donde vive su madre, Margalida Garau, en la isla de Mallorca.  Ambos padres, Fernando y Marga, han pedido por separado la custodia de la menor, que a fecha de hoy tiene 12 años, pero solo Marga tiene autorizado un régimen de visitas los fines de semana, que cumple escrupulosamente, según especifica Alberto Martín, su abogado.

Margalida, la madre, nunca llegó a ingresar en prisión, aunque fue imputada, juzgada y condenada a tres años y medio de prisión por estafa, condena que no es firme.

El padre de Nadia en una foto de hace años.

Ahora los padres se enfrentarán a un informe psicosocial elaborado por psicólogos y trabajadores sociales para cuando llegue la vista por la custodia de la niña, fecha que se desconoce todavía. De momento, el padre tendría que pedir autorización para visitar a la menor.

Francisco Blanco, ha explicado en una carta que siente preocupación por la falta de atención e investigación sobre la enfermedad de su hija. "Mi bebita pronto será como una niña de 8-10 años, con una movilidad miníma y envejecimiento prematuro y un fin joven con mucho sufrimiento". Responsabilizó de ello a unos "periodistas desalmados", que según indicó en el texto "no supieron llegar más allá" en la investigación. 

Fragmento de la carta escrita por el padre de Nadia.

Blanco expresa en la misma carta los sentimientos que ha tenido desde que se alejó de su hija: "Las ganas de venganza, algo que nunca creí poder desarrollar y que algunas veces se calman cuando hablo con mi bebita y otras se encienden más cuando me dice: papi, me duele el corazón, te necesito, me dijiste que nunca me dejarías sola".

El padre de Nadia anuncia también que esté escribiendo un libro sobre la historia de la enfermendad de su hija y el "acoso" que "ha sufrido" de parte de los medios él y su familia. El texto que quiere publicar incluso ya tiene título: "No soy un ogro, soy un papá".

COMPARTIR: