21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el informe que dispone El Cierre Digital "los detectives recibieron 35.000 euros y el objetivo era grabar a los disidentes con cámara oculta"

Quince agencias de detectives en España fueron pagadas por Obiang para vigilar a opositores de Guínea Ecuatorial

El Cierre Digital en Teodoro Obiang.
Teodoro Obiang.
El Gobierno de Teodoro Obiang Nguema contrató a 15 despachos de detectives madrileños para que llevarán a cabo el seguimiento y espionaje de opositores al régimen. Los opositores  Martín Obiang Ondo Mbasogo, Bienvenido Ndong Ondo y Rubén Clemente Nguema Engonga Avomo fueron secuestrados, torturados y acusados de un supuesto delito de golpe de Estado. Según fuentes consultadas por elcierredigital.com "los detectives recibieron 35.000 euros de provisión de fondos"

El político y militar ecuatoguineano, y presidente y jefe del Estado de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, contrató a 15 despachos de detectives privados ubicados en Madrid con el fin de llevar a cabo el espionaje de miembros pertenecientes a opositores al Régimen

Los hechos tuvieron lugar en 2018, año en el que se estableció el seguimiento y vigilancia de Martín Obiang Ondo Mbasogo, Bienvenido Ndong Ondo y Rubén Clemente Nguema Engonga Avomo, todos ellos residentes en Madrid y acusados de un supuesto delito de golpe de Estado castigado con una pena de noventa años de prisión.

Cronología de los hechos

Fue en mayo de 2018 cuando comenzó la pesadilla para estos opositores al régimen del militar Teodoro Obiang Nguema. El político contrató a 15 despachos de detectives madrileños con el fin de que llevaran a cabo el espionaje, grabación, localización y seguimiento exhaustivo de Martín Obiang Ondo Mbasogo, Bienvenido Ndong Ondo, y Rubén Clemente Nguema Engonga Avomo, quienes residían en la capital española. Los detectives filmaban las reuniones que mantenían con reputados opositores que viajaban desde otros países europeos. 

Según fuentes consultadas por elcierredigital.com, el 15 de noviembre de 2019 se llevó a cabo "un secuestro y posteriores torturas" a estos miembros de la oposición al Régimen en el marco de esa persecución planificada y sistemática. Tal y como han revelado estas fuentes a este diario, el régimen de Obiang "habría diseñado una estrategia por altos cargos de seguridad para el control y neutralización de la oposición política que se ejecutaría mediante la contratación de personal especializado en seguridad".

Teodoro Obiang: «En Guinea Ecuatoral prácticamente no hay torturas»

Teodoro Obiang Nguema.

Según han afirmado a este diario fuentes cercanas a uno de los opositores, "desde hace aproximadamente un mes, lleva observando movimientos de personas desconocidas en el entorno de su domicilio, llegando en alguna ocasión a verlos fotografiando su vivienda. Dichos movimientos suelen ser a primera hora de la mañana", afirma.

Imagen de algunos de los opositores vigilados.

También ha manifestado a este periódico "que hace una semana, un conocido suyo se reunió con él y le manifestó que extremara las medidas de precaución sobre su persona, ya que podría encontrarse en peligro debido a que las autoridades de su país habían enviado a personas con la orden de matarle, llegando a comentarle que podrían haber alquilado alguna vivienda en el entorno de su domicilio con el fin de tenerlo vigilado, conversación que fue grabada".

El contrato de los detectives

El contrato de los despachos de detectives se produjo en mayo de 2018, aunque fue un mes antes cuando comenzaron las primeras tomas de contacto. Una de las propietarias de uno de los despachos recibió una llamada desde Londres. Al otro lado del teléfono, un cliente revelaba a la propietaria que necesitaba la prestación de sus servicios en España para un cliente que residía en el extranjero. 

El cliente, además de efectuar una llamada desde suelo británico, también llamó desde diversos números de teléfono con prefijo de Francia e Israel. El objetivo de la llamada era contratar varias investigaciones que tenían como objetivo el seguimiento de entre tres y ocho objetivos. Este contrato se firmó el 28 de abril de 2018 en el exclusivo hotel Villamagna, en la capital española, en una reunión en la que estuvieron presentes dos de los trabajadores de la agencia de detectives y un hombre cuya edad rondaba los 50 años.

Hotel Villa Magna apuesta por la innovación sumándose a ITH - ITH

El hotel Villamagna de Madrid.

Según fuentes consultadas por elcierredigital.com, el cliente, quien vestía perfectamente y hablaba español, se identificó como "señor Moro" y afirmó que ejercía como abogado de una empresa de origen francés que tenía filial en Guinea Ecuatorial y podría estar dedicándose a pactos de no competencia

Según ha podido saber elcierredigital.com, "el señor Moro afirmó trabajar para un despacho parisiense de abogados llamado Cabinet Cenedoge 18 Abogados, un bufete que según la policía no existe, y entregó a los detectives supuestos contratos de trabajo de los opositores, fotocopias de sus documentos de identidad, así como información y fotografías de sus domicilios en Madrid. Los detectives recibieron 35.000 euros de provisión de fondos y bautizaron la operación como “Caucho”. El servicio duraría 107 días, incluidos sábados y domingos y festivos, y 14 horas diarias. El objetivo principal: grabar a los objetivos con cámara oculta".

"El cliente era el que establecía siempre el inicio del contacto, facilitándoles, en el caso de haber novedades de interés, diferentes correos electrónicos a los que mandar la información y fotografías, correos diferentes según el país en el que decía que se encontraba, siendo todos ellos @protonmail", han revelado dichas fuentes a elcierredigital.com. 

Investigación

El informe policial fue remitido al juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, e Isaac Nguema Ondo, director adjunto de Seguridad presidencial, está siendo investigado por el tribunal español por el secuestro y torturas a los opositores vigilados por los despachos de detectives contratados por el régimen.

Qué asuntos trata la Audiencia Nacional - Moya & Marín Abogados en Almería

Imagen de la Audiencia Nacional.

Además, también participaron en el caso Carmelo Ovono Obiang, uno de los hijos del militar, que ostenta el cargo de secretario de Estado de la Presidencia, y el ministro de Estado Nicolás Obama Nchama. El pasado mes de abril la Fiscalía instó a la Audiencia Nacional la orden de detención del Ovono Obiang. 

COMPARTIR: