21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El extitular de Sanidad y su amante Gina Coladangelo fueron captados por una cámara de seguridad de un edificio dándose un apasionado beso

Los escándalos sexuales de políticos: El último, la dimisión del ministro británico Matt Hancock

Matt Hancock fotografiado saliendo de Downing Street con Gina Coladangelo
Matt Hancock fotografiado saliendo de Downing Street con Gina Coladangelo
El Ministro de Salud del Reino Unido, Matt Hancock, quien lleva unas semanas siendo protagonista en los medios de comunicación por sus diferencias con el Primer Ministro Boris Johnson en torno al manejo de la pandemia, fue descubierto besando apasionadamente a una asistente. Un hecho que, finalmente le ha llevado a dimitir como titular de Sanidad después de que la prensa publicara estas imágenes tan polémicas. La historia de los ministros y sus amantes en Reino Unido parece ser tradición.

Las imágenes de Hancock y Gina Coladangelo fueron captadas por una cámara de seguridad y publicadas este viernes en la portada del diario The Sun. El beso tuvo lugar en un pasillo frente a su oficina en la sede del Departamento de Salud, en el centro de Londres, alrededor de las 15:00 del pasado 6 de mayo, el día de las elecciones locales en el Reino Unido.

Según algunos medios, Hancock habría comprobado que el pasillo estaba despejado antes de cerrar la puerta, apoyándose en ella para evitar que se abriera antes de lanzarse a su apasionado abrazo.

Matt Hancock, de 42 años, engañó a su esposa con Gina Coladangelo, de 43, a quien supuestamente contrató el año pasado con dinero de los contribuyentes, cuando la pandemia del coronavirus se apoderó de Reino Unido. El ministro está casado desde hace quince años con Martha Hoyer y tiene tres hijos, mientras que su amante, Gina Coladangelo, está casada con Oliver Tress.

Las imágenes del affaire del secretario de Salud están causando un gran revuelo en Reino Unido, en unos momentos en que el funcionario tiene diferencias con Boris Johnson, en plena preocupación por el aumento de casos de coronavirus debido a la aparición de la variante Delta en el país. El revuelo ha llevado a Hancock a presentar su dimisión.

Matt Hancock affair: MP apologises for breaking social distancing rules |  Metro News

Hancocks besándose con su amante.

El hecho de que ministros británicos tengan un affaire con amantes y sean pillados parece una tradición que en los últimos años no para de repetirse.

Neil Ferguson

Hace apenas un año Neil Ferguson, el científico de 52 años que forzó a Boris Johnson a cambiar su estrategia frente a la pandemia del coronavirus, el mismo que se ganó el apodo de “Mr. Confinamiento”, tuvo que dimitir como asesor de Downing Street por saltarse la cuarentena para verse con su amante.

El primer ministro que impuso más tarde que nadie las restricciones y que a punto estuvo de perder la vida por el coronavirus, fue pillado visitando a su amante Antonia Staats, de 39 años, que vivía con su marido y sus dos hijos, justo cuando el epidemiólogo acababa de terminar sus dos semanas de aislamiento por haber dado positivo y el esposo de Staats comenzaba a desarrollar síntomas.

El escándalo del 'doctor cuarentena', el virólogo que rompió sus normas  para ver a su amante

Neil Ferguson y Antonia Staats.

“Admito que cometí un error de juicio e hice algo incorrecto. He decidido retirarme del SAGE (Grupo Asesor Científico para Emergencias, en sus siglas en inglés)”, explicó en un comunicado. “Actué bajo la creencia de que estaba inmunizado, después de haber dado positivo por el coronavirus y de haberme aislado por completo durante dos semanas tras los primeros síntomas. Lamento profundamente haber perjudicado las consignas claras del Gobierno sobre la necesidad permanente de mantener la distancia social para controlar esta devastadora epidemia”, recalcó.

William Hague

En 2010, el ministro de Exteriores británico, William Hague, tuvo que dimitir por otra historia de amantes, en este caso con un hombre. Tras pensar que había enterrado los rumores sobre una supuesta relación homosexual con un ayudante después de que el primer ministro, David Cameron, interviniera en persona para dar credibilidad a su desmentido y expresarle su "total apoyo".

Sin embargo, estas declaraciones le hicieron efecto rebote y en vez de silenciar el rumor le dio más voz. Todos hablaban de la relación de Hague, uno de los pesos pesados del partido conservador, con Christopher Myers, un asistente personal de 24 años a quien contrató a pesar de los severísimos recortes y despidos en la Administración, y con quien compartió habitación varias veces durante la pasada campaña electoral.

William Hague denies gay rumours as adviser quits | William Hague | The  Guardian

William Hague y Christopher Myers.

La mera especulación de que el ministro de Exteriores del Reino Unido pueda ser un gay encubierto detrás de un matrimonio que dura trece años tenía un considerable morbo y se convirtió en comidilla general. Finalmente tuvo que dimitir para escapar de la esfera mediática.

Caso Profumo

El caso Profumo fue un notable escándalo político que tuvo lugar en Reino Unido en 1963. Su nombre viene del apellido del entonces ministro de defensa británico, John Profumo.

Este escándalo estalló después de haber trascendido que el ministro había tenido una breve relación con una corista, Christine Keeler, quien aparentemente había tenido encuentros íntimos con un conocido espía soviético, Yevgeny Ivanov.

El escándalo desatado forzó al ministro de defensa británico a dimitir y dañó gravemente la reputación del gobierno del entonces primer ministro Harold Macmillan.

COMPARTIR: