02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A este gallego de 62 años se le perdió la pista el 29 de marzo en la localidad de Teo. Podría haber sufrido un secuestro, suicidio o accidente

Hallan en el río Ulla un cadáver que podría pertenecer al desaparecido Óscar García Lema

El Cierre Digital en
El pasado 29 de marzo desaparecía Óscar García Lema en la localidad de Teo, cerca de Santiago, y este lunes se ha encontrado un cuerpo sin vida en las orillas del rio Ulla que, con un 90 por ciento de fiabilidad según los investigadores, podría tratarse de Óscar. Se espera que la autopsia pueda arrojar respuestas sobre las causas de la muerte y si tuvo lugar de forma violenta. Entre las hipótesis se manejan suicidio, secuestro o accidente.

Este lunes ha aparecido un cuerpo sin vida en la orilla del rio Ulla a su paso por Vedra. Los equipos de investigación sospechan que podría tratarse del desaparecido Óscar García Lema, el hombre de 62 años que desapareció sin dejar rastro el pasado 29 de marzo. El cadáver está en el anatómico forense de Santiago, a la espera de la autopsia y aún sin identificar.

De momento se ha confirmado que es un varón y que, debido al estado en que se encontraba el cuerpo y a la vestimenta que portaba el día de su desaparición, sí puede tratarse de Óscar García, un hombre que gozaba de gran reconocimiento en Santiago debido a su trabajo al frente del Instituto Europeo Campus Stellae.

Fuentes cercanas al caso indican a elcierredigital.com que “las probabilidades de que se trate de él son del 90 por ciento, debido a la descripción de los efectos personales del cadáver. En su declaración la mujer de Oscar declaró que el desaparecido llevaba una prenda de la marca Xacobeo, que se ha encontrado en los efectos personales del cadáver. Santiago no tiene tantos cadáveres como para que se de una coincidencia como esta. Además, el cuerpo apareció en una zona cercana a donde desapareció Óscar”.

“Cuando un cadáver está mucho tiempo en el agua está ‘enjabonizado’, por lo que no se le pueden sacar las huellas y hay que ‘desjabonarlo’ dejando solo los huesos. Por eso, toda la información que se extrae de la piel va a ser muy difícil que se pueda aprovechar y en la autopsia posiblemente sólo se podrá leer lo que indiquen los huesos. Habrá que realizar el reconocimiento por medio de las placas dentales” narran las mismas fuentes.

Rio Ulla

El cuerpo fue encontrado en la ribera del río Ulla, en una zona rodeada de senderos. Un senderista fue quien dio la voz de alarma y avisó a la policía. Se trata de un punto del río Ulla bastante concurrido, donde acuden muchas personas para pasear o practicar deportes de agua como el piragüismo. Las investigaciones corren a cargo de la Guardia Civil de Milladoiro y la Policía Judicial de Santiago de Compostela.

El senderista ha declarado que se percató del cuerpo a simple vista, que no parecía que estuviera ocultado o escondido intencionadamente. Los investigadores creen que al ser una zona tan concurrida, el cuerpo tuvo que ser arrastrado recientemente por la corriente hasta ese punto, ya que si hubiera sido de otra manera se hubiera encontrado antes. Esta circunstancia hizo que la recuperación del cuerpo fuera sencilla y sin complicaciones y que no se necesitara la intervención de los GEAS, el grupo especializado de buzos de la Guardia Civil.

Hipótesis

Tres son las hipótesis que se manejan en la investigación siempre que el cuerpo hallado sea efectivamente Óscar García Lema.

La primera, centrada en un posible accidente. Una posible caída al río que finalizara en un ahogamiento. Sin embargo, también se maneja el suicidio. Óscar salió de su casa sin el móvil, sin las llaves de su casa y sin cartera, dando lugar a muchas especulaciones en cuanto a su desaparición.

En el caso de que se tratara de un suicidio, las fuentes consultadas remarcan que “si te tiras a un río o al mar no te vas a ahogar salvo que te tires con un peso para que tu cuerpo no flote, pero en este caso no hay peso. Por lo tanto, se tendría que haber tirado de un sitio alto y haberse roto el cuello o algo vital al caer. En este punto sucede que el río Ulla es un ‘regato’ que en esta época tiene un caudal escaso. Este río es urbano, por lo que es imposible estar tres semanas sin que se te vea, además se hicieron búsquedas en esta zona. Cabe remarcar que ningún puente del río tiene la altura suficiente como para morir por la caída”.

La tercera línea de investigación plantea un secuestro o un asesinato. Pese a la negativa por parte de la policía de esta posibilidad por falta de pruebas, la mujer del desparecido siempre ha mantenido que su marido había sido secuestrado. Se espera que la autopsia pueda arrojar respuestas sobre las causas de la muerte y si esta fue de manera violenta o no.

“Respecto a la hipótesis del secuestro, en un secuestro no se tarda más de un día en solicitar el dinero porque no hay infraestructuras para ello. De las tres hipótesis la más factible es el asesinato por las circunstancias en las que ha ocurrido el caso”, concluyen las fuentes citadas anteriormente.

Desaparición

Óscar García Lema desapareció el 29 de marzo de este año en la localidad de Teo, A Coruña. Sobre las tres de la tarde, salió de su casa sin sus gafas, sin cartera, sin las llaves del coche ni las de su casa, donde dejó el móvil cargando. Desde que un vecino le vio salir con ropa de calle no se ha vuelto a saber nada de él.

Era un hombre conocido en la zona, por lo que su desaparición ha causado gran revuelo tanto en las redes sociales como entre los vecinos de la localidad. Por su popularidad, personas gallegas de renombre también han tratado de ayudar en su búsqueda, como el actor Luis Zaeda.

Óscar y su mujer

La mujer de Óscar ha realizado varias batidas por su cuenta, de manera organizada, mediante la difusión a través de varios grupos de WhatsApp. Fuentes cercanas al caso indican que “en la primera toma de declaración, la mujer de Óscar comentó que trabaja como criminóloga y que se inclinaba por el suicidio, explicando que ellos tienen una finca donde tienen caballos y que Óscar podría haber ido allí, además indicó que le faltaba una cuerda". Sin embargo, con el transcurso de la búsqueda, ya no piensa igual. La mujer ha compartido varios vídeos en redes sociales solicitando al posible secuestrador, otra hipótesis, que piense en la familia de Óscar y el sufrimiento que está generando.

COMPARTIR: