17 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mayor patronal Cejuego considera que se trata de un sector "muy regulado" y quita importancia a las acusaciones de las asociaciones de consumidores

El sector del juego gana 9.800 millones entre críticas por la proliferación masiva de casas de apuestas

Ataque a una casas de apuestas de Madrid.
Ataque a una casas de apuestas de Madrid.
El sector del juego en España movió la cantidad de 32.383 millones de euros durante el pasado año de 2018 en términos de cantidades jugadas. De ella, la cifra de 9.870,3 millones de euros corresponden a juego real. Quiere decir la diferencia entre las cantidades jugadas y los premios. Es decir, la cantidad millonaria ganada por las casas de apuestas que cada día proliferan más por las ciudades españolas ante las denuncias de las asociaciones de consumidores

Así se desprende del Anuario del juego en España 2019 del Consejo Empresarial del Juego (Cejuego), editado en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid, a través de su Instituto de Política y Gobernanza (IPOLGOB), y dirigido por José Antonio Gómez Yáñez, profesor de Sociología en dicha institución.

De este modo, el estudio presentado este jueves muestra que de los 32.383 millones de euros en cantidades jugadas en 2018, un total de 22.513 millones (69,5%) corresponden a premios y 9.870 millones a ingresos de las empresas (30, 5%), según ha detallado el profesor Gómez Yáñez en su presentación.

En el acto de presentación del informe, el director general de Cejuego, Alejando Landaluce, ha afirmado que el sector se está recuperando, aunque ha añadido que "la cantidad que se está jugando hoy en día en España es inferior a la de 2007 donde no había esta percepción social".

En este sentido, Landaluce ha declarado que se trata de un sector "muy regulado" y ha señalado que a "ciertos políticos o nuevos reguladores a veces les entra un poco el nervio por lo que está ocurriendo en la sociedad" y hacen declaraciones que "no tienen sentido" por qué la regulación "está muy desarrollada y es muy profunda". "Al final, luego se tienen que desdecir", ha lamentado.

Las cifras hablan por sí solas. Entre el 2013 y el cierre del 2018, los locales de apuestas en la capital española han crecido en un 300%, llegando a los 190 locales a comienzos del 2019. Por su parte, en el mismo período, los negocios con zonas de apuestas pasaron de 257 a 416.

Tetuán es el barrio con mayor número de casas de apuestas.

Varias asociaciones vecinales denuncian la proximidad de estos locales a colegios y centros de rehabilitación de la ludopatía. Algunas como la Asociación Vecinal de Cuatro Caminos- Tetuán convocaron a finales de 2018 una manifestación que pedía que se considerase la ludopatía como una enfermedad grave y bajo este precepto limitar la publicidad.

Actualmente, no hay grandes limitaciones ni regulaciones, la publicidad sobre casas de apuestas y apuestas online está presente en todas las plataformas y medios digitales o no. Ante esto, algunas voces de la política madrileña han comenzado a pedir más limitaciones al respecto.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha sido una de las voces más críticas al respecto. Desde hace varios meses, la asociación promueve la campaña “No te la juegues”. Contra la publicidad de apuestas y juegos online. La organización desea movilizar a la población y conseguir apoyos para lograr que organismos como el Ministerio de Economía y Hacienda o el de Sanidad, Consumo y Bienestar Social tomen cartas en el asunto.

Según explica la organización, la idea de la campaña es generar presión política para “que se prohíba la publicidad, los anuncios de los servicios o productos relacionados con apuestas y juego en la televisión, prensa, radio e internet, al igual que sucede con el tabaco o el alcohol”.

Además, desde la asociación añaden que se “debe limitar la ratio de salones de juego de azar”. Con esta medida, OCU pretende establecer un límite de casas de apuestas por barrio. Por su parte, el Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña también ha pedido limitar la publicidad, después de detectar que buena parte de las publicidades son emitidas en horario infantil.

Casa de apuestas de la calle Bravo Murillo (Madrid).

Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona ha comentado que la proliferación de casas de apuesta “constituye un grave impacto a la salud pública”. Según Padrós, los menores de edad se ven vulnerados por la facilidad de apostar en internet, un terreno menos controlado.

No obstante, las organizaciones vecinales no son las únicas que piden una regulación. Cejuego, la patronal del juego privado en España solicitó en septiembre de este año que se establezca un reglamento publicitario para el sector lo antes posible.

Las empresas del juego piden “eliminar las barreras entre el juego público y privado”. La patronal está de acuerdo con una limitación general que rija a los dos tipos de empresas de apuestas, que podría incluir la supresión de publicidad en horario infantil.

La organización de empresas ha asegurado que no puede aceptar una prohibición completa ya que supone un “grave retroceso para la sociedad en general y el juego en particular”. Los empresarios creen que no se puede generalizar a una parte importante de la población que juega en casas de apuestas de cualquier tipo. Aclara también, que el Ministerio de Sanidad calcula el juego problemático en solo 0,3% del total.

Operaciones de control

Durante el mes de septiembre de este año, se realizó una macrooperación contra la presencia de menores de edad en casas de apuestas. En total, 1800 establecimientos han sido registrados toda España, con el objetivo de “verificar el cumplimiento de la normativa sobre acceso a menores”. Se produce después de que este domingo 6 de octubre se celebrase una masiva manifestación en Madrid, la mayor hasta ahora contra las casas de apuestas.

En la normativa que regula las casas de apuestas, todas ellas controladas por las distintas Comunidades Autónomas, se indica claramente que los menores de 18 años no pueden participar en juegos de azar, ni en apuestas. Su entrada a este tipo de establecimientos está prohibida y son los establecimientos quienes deben controlar y restringir la entrada de menores.

Menores fuera

Hace unos días elcierredigital.com pudo entrevistar a Marcos, exjugador de casas de apuestas. Entre los temas de conversación surgió el de los menores, una de las banderas de los detractores de este tipo de empresas. El joven asegura que estas afirmaciones las ha escuchado en reiteradas oportunidades, pero que no coinciden con su caso. “Yo fui años al mismo local y todos los días me pedían identificación, aunque ya me conocían. Las cosas como son, en el tema de los menores lo tienen controlado”.

Un redactor de este medio ha entrado a tres casas de apuestas de la ciudad de Madrid y en los tres casos ha debido entregar una identificación para comprobar que dispone de la edad legal para jugar. Marcos reconoce que este sistema puede funcionar en las casas de apuestas, pero no en el juego online, que tiene sistemas de registro “vergonzosos” para el exjugador.

La situación cambia con respecto a la publicidad. “No es normal que yo tenga que dejar de ver la televisión en los intervalos de los juegos por la cantidad de publicidad que se emite sobre apuestas”, asegura Marcos. La regulación de publicidad de las casas de apuestas está limitada por las comunidades autónomas; no obstante, no hay mayor limitación para las apuestas online, que son competencia del gobierno central.

En España, la mayoría de las casas de apuestas digitales son extranjeras, por lo que escapa de la regulación autonómica. Para Marcos la no regulación de la publicidad incita también a ir a los locales físicos. Considera necesaria una regulación para evitar el incremento de jóvenes.

COMPARTIR: