30 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Fernando Simón recurre para parar la pandemia a estos personajes, cuyo negocio les podría generar ingresos superiores a cien mil euros anuales

Los influencers más poderosos de España: Desde Dulceida a María Pombo o Paula Gonu

Algunos de los influencers españoles más importantes.
Algunos de los influencers españoles más importantes.
El negocio de los influencer continúa creciendo pese a las adversidades. Ni siquiera los meses de confinamiento han podido frenar la actividad de unos personajes codiciados por todas las grandes marcas publicitarias. Su poder en los jóvenes es tal que hasta Fernando Simón, director del CCAES, ha pedido su ayuda para concienciar sobre el Covid. Estos son algunos de los influencers más destacados de nuestro país.

Hace apenas unos años, las marcas publicitarias protagonizaban auténticas batallas campales por anunciar sus productos en televisión, el medio por excelencia en el ámbito de la comunicación. En 2020 no podemos afirmar, ni mucho menos, que el interés por el gigante televisivo en el contexto del mundo de la publicidad haya decrecido. Sin embargo, lo que sí está claro es que el foco de atención se ha diversificado. En consecuencia, los publicistas se afanan en contactar con quienes parece mejor conectan con su público más joven: Los influencers.

La popularidad de estos individuos es tan grande entre la juventud española que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, alentaba el pasado jueves a los influencers a utilizar su poder de movilización para concienciar sobre la importancia de la prevención contra el Covid-19: “Todos aquellos que tenemos alguna posibilidad de influir sobre la población, creo que debemos concienciar a la gente de lo que hay que hacer, no de lo que no hay que hacer”, apuntaba Simón. En esta línea añadió: “Creo que hay muchos influencers en España con una visibilidad muy grande que pueden ayudar a controlar la epidemia. Tienen una población que les sigue, que ve sus fotos, que ve sus imágenes y pueden ayudar a que las medidas de prevención y control se implementen correctamente”.

En cualquier caso, ¿quiénes son estos influencers a los que Simón pide su colaboración? En España tenemos la suerte de contar con algunos de los más importantes en el panorama del habla hispana. Muchos de ellos han respondido al llamamiento de Simón y otros muchos ya venían ayudando en este sentido durante los meses pasados. A continuación, hablaremos de los más destacados.

Paula Gonu

Paula Gonu.

Natural de Badalona, esta influencer es una de las que más ha crecido en los últimos tiempos. Actualmente cuenta con dos millones de seguidores en Instagram, su red principal. Por si fuera poco, tiene un canal de Youtube con más de un millón y medio de seguidores. Su estilo fresco, desenfadado y reggaetonero, que alterna con dosis de genuina naturalidad explican su éxito.

María Pombo

María Pombo.

Probablemente, la influencer número 1 en nuestro país. Pombo es toda una celebridad en Instagram, red donde cuenta con millón y medio de seguidores. Tanto sus espectaculares publicaciones como sus opiniones tienen en vilo a sus defensores día tras día. Su popularidad es tal que, en los últimos meses, lanzó al mercado su propia marca: Name the Brand.

Pelayo Díaz

Pelayo Díaz.

Toda una estrella salida del mundo de la moda. Pelayo es un conocido diseñador que ha decidido expandir su universo artístico por las redes sociales. Actualmente, cuenta con un millón de seguidores en Instagram y 125.000 seguidores en Twitter. Como bloguero y colaborador de televisión en Mediaset, su fama le precede. Tanto su actividad profesional como sus peripecias sentimentales hacen las delicias de las miradas más curiosas.

Alexandra Pereira, Lovely Pepa

Vigo tiene su representante destacada en la lista con la figura de Alexandra Pereira. Dos millones de seguidores en Instagram y un canal de Youtube con 175.000 suscriptores avalan una trayectoria meteórica. Más conocida como Lovely Pepa (nombre del conocidísimo blog con el que saltó al estrellato), Pereira ostenta en honor en ser una de las pioneras en darse a conocer por esta vía, tan común en la actualidad.

Sergio Carvajal

Sergio Carvajal.

Un millón de personas siguen a Sergio en Instagram. Este modelo catalán es muy conocido dentro del mundo televisivo del corazón en España. En 2018 participó en el programa de Telecinco Supervivientes. Ese fue su salto a la fama. Desde aquel momento, su presencia en redes no ha hecho sino crecer. Además de su popularidad en Instagram, cuenta con un canal en Youtube con 104.000 suscriptores.

Laura Escanes

Con medio millón de suscriptores en Youtube y millón y medio en Instagram, esta influencer está viviendo uno de sus momentos más dulces. Pareja del polémico Risto Mejide, su actividad no se reduce únicamente al mundo audiovisual, pues en 2018 publicó su primer libro, titulado Piel de Letra.

Risto Mejide

Risto Mejide.

No podía faltar en la lista la media naranja de Laura Escanes. Risto es sinónimo de polémica, pero también garantía de audiencia. En su trayectoria profesional ha triunfado en todos los sectores en los que ha tomado parte y las redes sociales no iban a ser una excepción. Aunque su presencia en redes sociales no es tan masiva como la de su pareja, actualmente cuenta con más de un millón de seguidores en Instagram y casi tres en Twitter.

Sara Carbonero

Sara Carbonero.

Sara saltó a la fama por su trabajo como periodista deportiva. Posteriormente, tras una larga trayectoria, se unió sentimentalmente a Iker Casillas. Como influencer, es de las más destacadas a nivel de seguidores, con más de tres millones en Instagram, lo que la coloca en los puestos más altos de España. Su estilo, elegante y sensato, lleva años levantando pasiones entre sus acérrimos.

Aida Domènech, Dulceida

Poca gente reconoce a Aida por su nombre de pila. Dulceida, sin embargo, su alias artístico, es conocido por todos. Casi tres millones de seguidores en Instagram contemplan a este icono de la moda. Del mismo modo, hay que considerar su faceta como Blogger, ya que escribe sobre moda desde hace años.

Alex Domènech

Alex Domènech.

El hermano pequeño de Dulceida cierra la lista. Poco a poco, Álex se ha convertido en toda una estrella de las redes sociales en nuestro país. Su influencia aun no se puede comparar al resto de miembros de este selecto club. No obstante, ya cuenta con 400.000 seguidores en Instagram y ha abierto un canal de Youtube que ya tiene casi 10.000. Más que por su presente, Álex destaca por tener ante sí un futuro brillante en el mundo de los influencer. El cielo es el límite.

Los datos no mienten

Teniendo en cuenta esta lista, cabe preguntarse ¿es realmente tan grande la influencia de estos personajes en nuestra sociedad? Probablemente sí. Como ya informó en el pasado elcierredigital.com, los influencers están más que presentes en las redes sociales, un escenario en que nuestros jóvenes pasan incontables horas diariamente. Instagram, Facebook, Twitter, TikTok, Youtube… la lista es larga.

En cualquier caso, según el Estudio General de Redes Sociales, presentado en junio de este año, hasta un 87% de los internautas de 16 a 65 años utiliza en mayor o menor medida las redes sociales, siendo los usuarios más jóvenes (16 a 24 años) quienes más presencia tienen en las mismas. En lo que concierne a los influencers, los datos son sorprendentes. El estudio revela que, después de los usuarios de su entorno cercano, que representan un 96% de las cuentan que siguen, la población que utiliza redes sociales tiene en un segundo escalón de sus estándares de seguimiento a las cuentas de los influencers.

El seguimiento directo de marcas publicitarias sin intermediarios entre estas y los usuarios es una práctica en peligro de extinción. Por tanto, los influencers utilizan la autoridad de su figura para cobrar a dichas marcas por aparecer en sus contenidos en forma de publicaciones, mensajes, fotos o vídeos. En esta línea, de acuerdo con la investigación sobre las redes sociales anteriormente citada, “el 56% de los encuestados considera que influyen a la hora de comprar un producto o servicio y el 59% declara haber buscado información sobre productos/servicios en Redes Sociales antes de realizar una compra, (+4pp que en 2019), sobre todo entre mujeres menores de 40 años. Además, el 44% participa activamente opinando en Redes sobre las compras realizadas en internet”.

Del mismo modo, es importante considerar que “el 56% de los usuarios declara seguir a influencers en Redes Sociales, siendo Instagram (41%) y Facebook (40%) las Redes donde se siguen a más influencers, seguido de YouTube (34%)”. El sector publicitario se ha aprovechado de esta tendencia: “entre los profesionales del sector, el 55% ha contratado los servicios de influencers en Redes Sociales. Además, el 81% de los profesionales consultados están, muy o bastante, satisfechos con las acciones realizadas con influencers”, apuntan las conclusiones del estudio.

El confinamiento cambia la concepción clásica de influencer

Los meses en los que estuvo vigente el Estado de alarma supusieron un auténtico reto para los influencers de nuestro país. Evidentemente, el confinamiento obligó a muchos de ellos a suspender compromisos publicitarios, viajes y demás eventos. Sin embargo, en este mundo cambiante, el ingenio y las posibilidades de la tecnología ayudan a superar cualquier obstáculo. Uno de los elementos más utilizados en los últimos meses por marcas publicitarias e influencers ha sido sin duda el recurso del directo de Instagram. Este recurso permite a los usuarios interactuar a tiempo real con sus referentes más admirados y, al mismo tiempo, ayuda a las celebrities a conectarse entre sí de forma pública.

El contenido también ha experimentado modificaciones. El yoga, la nutrición o el deporte han sido algunas de las actividades con las que los influencers han tratado de conservar la atención de un público que, inicialmente, les seguía por ofrecer información de otras temáticas. Del mismo modo, se ha constatado una tendencia que ya se venía advirtiendo en los últimos meses, el hecho de que influencers de perfil bajo, “de a pie”, tengan progresivamente más seguimiento. Según los expertos, esto se debe a que el nivel de identificación del público con ellos, especialmente en una situación que iguala a todos los rangos de población como ha sido el confinamiento, es mucho más alto que el que pueden tener con personajes de relevancia pública.

Influencers virtuales, el último grito en el sector

A primera vista, podría parecer que este negocio depende de la personalidad de los influencers para mantener la atención de su nicho de seguimiento. No obstante, esto no es exactamente así. En los últimos tiempos hemos visto cómo los influencers virtuales se colocaban a la altura de los tradicionales con una facilidad pasmosa. De acuerdo con la revista, Internet World Business, Instagram sería la red social donde esta variable del negocio es más rentable. Estos robots serían una fuente inagotable de beneficios, hasta el punto de que algunos de ellos ganan millones de euros al año. Es el caso de influencers virtuales como nonoouri y, sobre todo, Miquela, una auténtica todoterreno en el ámbito de Instagram que cuenta con más de dos millones y medio de seguidores en esta red social.

Miquela junto a Rosalía.

La actividad de una influencer como Miquela no tiene nada que envidiar a las de carne y hueso. Hace un seguimiento del mundo de la moda, canta (sus temas cuentan con casi 900.000 oyentes mensuales en plataformas como Spotify), se fotografía con otras celebridades y ha participado tanto en campañas sociales como en conocidas marcas de ropa como Calvin Klein. Según las estimaciones, Miquela podría percibir en torno a 7.000 euros por cada publicación en la que exista algún tipo relación de patrocinio con alguna marca. La rentabilidad de estos robots virtuales no radica exclusivamente en beneficios crematísticos. Su creación permite a los desarrolladores, cuya identidad puede permanecer en el anonimato, crear un producto en el que no hay lugar para el error. Factores como el cansancio no existen. Asimismo, la regulación de esta tecnología aun no está completamente desarrollada. Por ende, los límites en el sector son todavía muy difusos.

En total, según estimaciones de los expertos podrían llegar a cien mil euros mensuales. Tabla de precios según algunos estudios:

Un mensaje en Twitter/Facebook:

-10.000 seguidores: entre 80 y 100 euros

-50.000 seguidores: 300 euros

-500.000 seguidores: 2.500 euros

Una foto en Instagram:

-10.000 seguidores: 120-150 euros

-50.000 seguidores: 500 euros

-500.000 seguidores: 3.000 euros

Un video de Youtube, el que mejor paga:

-10.000 seguidores: 150-300 euros

-500.000 seguidores: 10.000 euros

COMPARTIR: