21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Manu Pineda, secretario de relaciones internacionales de los comunistas españoles, asegura que "la campaña electoral ha estado llena de trampas al pc"

El PCE se enfrenta a Putin y denuncia el "pucherazo" en las elecciones a la Duma rusa

/ Vladímir Putin
El Partido Comunista de España ha denunciado el presunto "pucherazo" que benefició al partido que lidera el controvertido Vladímir Putin en las últimas elecciones a la Duma rusa que se celebraron hace unos días. El gran perjudicado de esta presunta irregularidad habrían sido los comunistas rusos.

La geopolítica crea extraños compañeros de cama. Y este hecho provoca que desde cierta izquierda española se aplauda a dirigentes como el controvertido Vladímir Putin, que acumula denuncias por perseguir a sus opositores, maltratar a la comunidad LTBIQ+ e incumplir otros derechos humanos.

Es cierto que su 'antiamericanismo', y su negativa a despreciar el Régimen marxista de la extinta Unión Soviética, provocaba que despertase ciertas simpatías desde los aledaños de partido como Izquierda Unida. Hasta ahora...

Porque la última presunta irregularidad de Putin, un pucherazo en las elecciones a la Duma rusa celebradas hace unos días, ha perjudicado a la segunda formación más votada detrás de Rusia Unida (que rondó el 50% del voto): el histórico Partido Comunista de Rusia, que se acercó al 20% del voto después de varios años de crecimiento.

Votación electrónica

El secretario de Relaciones Internacionales del PCE, Manu Pineda, ha denunciado que en Rusia se ha llevado a cabo un "pucherazo". Esta situación hizo que el Partido Comunista de Rusia se negase a aceptar el resultado tras denunciar la presunta adulteración del voto electrónico.

Pineda también señala que "la campaña electoral ha estado llena de trampas: en las televisiones públicas y privadas, Rusia Unida ha tenido el monopolio de la información. Una información que ha estado plagada de contenidos anticomunistas".

Y denuncia que Rusia Unida promovió que cientos de electores votasen en distintos colegios electorales, asegura que Putin exigió a los responsables de los colegios electorales que enviasen resultados favorables a su partido y afirma que se introdujeron de forma furtiva bloques de papeletas en las urnas.

El eurodiputado dice que los comunistas rusos han denunciado esas prácticas y tienen en su poder grabaciones que muestran la manipulación electoral. El pucherazo, según el PCE, se ha traducido en un mapa de violaciones que abarca distintas regiones.

Y hacen recuento de las mismas: "Desde falsificaciones en la región de Bryansk a violaciones masivas de la legislación electoral en la región de Saratov y en la región de Moscú, pasando por las 'almas muertas' que han votado en Smolensk o las irregularidades en Novosibirsk, capital de Siberia, o en Simferopol, capital de Crimea, donde los apoderados del Partido Comunista fueron desalojados para que no pudieran asistir a la votación y el recuento".

Problemas

Pineda recuerda que el gobierno de Putin, dirigido por Mijaíl Mishustin, ha asegurado que Rusia ha resistido bien a la crisis provocada por la pandemia pero no es así. En 2020 la economía se contrajo más de un 3% y los salarios de los trabajadores se han reducido en los últimos años. Hay veinte millones de personas viviendo bajo el umbral de la pobreza, según las cifras del propio gabinete. Y la insatisfacción aumentó cuando el gobierno elevó la edad de jubilación pese a la oposición de los comunistas y el rechazo de la mayoría de la población.

Dirigentes del Partido Comunista de Rusia. 

El dirigente del PCE asegura que "Rusia ha pasado de ser una potencia industrial a un país exportador de materias primas, sobre todo hidrocarburos, y el Estado es un instrumento de los grandes oligarcas que controlan también el sistema financiero. En 1990 la Unión Soviética era una de las dos mayores economías del mundo y representaba casi el 10% del PIB mundial. Hoy no llega al 2%".

Diez puntos para mejorar Rusia

El Partido Comunista de Rusia ha obtenido unos resultados extraordinarios tras presentar un programa electoral basado en diez medidas:

1. Una economía soberana

2. Industrialización del siglo XXI

3. Seguridad alimentaria

4. Las finanzas son una herramienta del desarrollo

5. Impuestos justos, vida justa

6. Reducir tarifas y precios

7. El poder está en manos del pueblo

8. El ser humano es el centro de la política estatal

9. Una Rusia fuerte es un país seguro

10. Grandes personas, gran cultura

COMPARTIR: