22 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Es posible que se sume a los 67 casos de presos en Tercer Grado que cumplen allí su condena de esta forma como medida de prevención por el Covid-19

La nueva vida de Urdangarín en Vitoria: Podría salir esta semana de Zaballa con una pulsera telemática

Urdangarin y la infanta Cristina de paseo por Vitoria.
Urdangarin y la infanta Cristina de paseo por Vitoria.
Iñaki Urdangarín comenzará este fin de semana una nueva vida penitenciaria y profesional en su ciudad natal de Vitoria. Las previsiones que se barajan en el interior de la prisión de Zaballa, su nuevo centro penitenciario, es que la llegada a esta cárcel se producirá la noche del domingo 28 de febrero.

Las declaraciones de personas cercanas al entorno de Iñaki Urdangarín a elcierredigital.com indican que "la realidad que rodeará a partir de ahora al marido de la infanta Cristina de Borbón va a cambiar por completo". A punto de comenzar una nueva etapa en semilibertad, el cuñado del Rey Felipe VI ya no se siente "inseguro, aterrado", como manifestó antes de entrar al Centro de Reinserción Social Melchor Rodríguez García, de Alcalá de Henares, donde fue trasladado el pasado 13 de enero tras cumplir la mitad de los 5 años y 8 meses de cárcel por los que fue condenado por el caso Noos. Y que ahora abandona.

Eso sí, sigue teniendo "un profundo rencor hacia su familia política", afirman estas mismas fuentes. Como ya publicó elcierredigital.com, Urdangarín ha comentado a su entorno que se "considera una víctima de la Casa Real" y que se convirtió en la "cabeza de turco para cargar con las culpas de todos". Ahora, en Vitoria, ante los suyos, se muestra como una víctima del sistema ya que asegura que "ha sufrido mucho por estar aislado en la prisión abulense de Brieva y "con menos permisos que cualquier otro recluso en sus mismas circunstancias penitenciarias".

La prisión de Zaballa, en Álava.

Achaca "a una decisión de la Casa Real el hecho de que tuviera que ingresar en la prisión abulense de mujeres de Brieva con ese aislamiento", según él, "tan radical".  Según ha podido saber elcierredigital.com, en ninguna de sus reuniones con los especialistas penitenciarios ha mostrado arrepentimiento por lo que hizo, por lo que está hoy en día en prisión cumpliendo condena de más de cinco años, por el caso Noos. También según sus allegados, "se compara constantemente con su suegro Don Juan Carlos al que afea que lo hubiera dejado tirado cuando llegó el tsunami mediático".  Ahora, para reinsertarse y volver a la normalidad, tendrá que seguir realizando en Vitoria un curso de reinserción sobre delitos fiscales.

De momento, en su nueva vida lo que le preocupa es su madre, Claire Liebaert, que es la que más ha sufrido en silencio la prisión incomunicada de su hijo y cuya salud está cada día más delicada. Allí, en su residencia familiar materna pasará , en teoría, solo los fines de semana. El resto de días los tendrá que "sufrir" en la prisión alavesa de Zaballa, en uno de sus dos módulos de 'sección abierta' (los números 12 y 13). Un centro penitenciario situado apenas a 15 kilómetros de la capital alavesa, donde cumplirá la última parte de su condena, que fue inaugurado en el año 2011  y "refugio" de los presos de ETA que están siendo acercados al País Vasco por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Podría concedérsele una pulsera telemática

Pero lo más significativo es que las instalaciones de esta moderna cárcel destinadas a los presos en tercer grado permanecen prácticamente vacías (solo duermen una media de seis personas), ya que casi todos los reclusos con esta condición cuentan con pulseras telemáticas debido a la situación creada por el coronavirus y a la interacción de estos presos con el resto del la población reclusa. El riesgo radica en el control sanitario, en la entrada y salida a diario de estos presos del centro para ir a trabajar y tener que recorrer todas las instalaciones para llegar luego a los módulos "abiertos" que se encuentran al final de la prisión.

Por eso, la gran mayoría de reclusos en tercer grado de esta prisión de Zaballa viven en sus domicilios mediante el sistema de control telemático, que está contemplado en el Reglamento Penitenciario. Esto lleva a pensar que Iñaki Urdangarín pueda ser, a partir de este lunes, uno más de ellos, es decir, se sume a los 67 casos ya existentes. Esto significaría que el marido de la infanta Cristina de Borbón se alojaría desde esta próxima semana, ya con su pulsera telemática, en la vivienda familiar de Vitoria. Pero, por el momento, Instituciones Penitenciarias guarda silencio sobre el futuro "telemático" del cuñado de Felipe VI. En principio, Iñaki Urdangarín iniciará el cumplimiento de su tercer grado en Zaballa con las mismas condiciones que tenía en Alcalá de Henares, lo que le permitiría estar fuera de la cárcel durante el día e ingresar sólo por las noches entre semana", aseguran fuentes penitenciarias.

El cuñado de Felipe VI trabajará en un despacho de abogados, además de realizar un programa de tratamiento por delitos económicos como condición necesaria en el proceso para alcanzar su total libertad. El bufete vitoriano Imaz & Asociados Abogados será el lugar de trabajo de Iñaki Urdangarín en los próximos meses.

El despacho Imaz Abogados.

La firma, se fundó en 1986 pero fue ampliándose y diversificándose. El bufete, tal y como está configurado en la actualidad, se registró en el boletín de Actividades Económicas de Álava en 2003, y está especializado en el "asesoramiento a todo tipo de personas en materia laboral, fiscal, contable y jurídica". 

Lo más significativo del caso es que Iñaki Urdangarín no tiene la licenciatura o grado de la carrera de Derecho, ya que es diplomado en Empresariales y licenciado en Administración y Dirección de Empresas, además de tener un máster en Formación e Intervención de Empresas de ESADE, donde conoció a su exsocio Diego Torres. 

Un bufete con solo cuatro empleados

La empresa Imaz & Asociados Abogados solo tiene cuatro empleados y su declaración de actividades ante la CNAE es la de "contabilidad, teneduría de libros, auditoría y asesoría fiscal".  El bufete tiene su despacho en la calle de Fueros, en el centro de Vitoria.

Fue constituida el 5 de marzo de 2003. Sus ventas declaradas en 2019 (último año declarado) fue de 379.257 euros, arrojando beneficios por 13.073 euros y un activo total de 222.415 euros. Hasta el momento la empresa ha tenido tres administradores Francisco Goicoechea Buruchaga, Julen Sopelana Gordo y actualmente José Ignacio Imaz Arizmendi, todos abogados de profesión.

El perfil de Urdangarín podría encajar en el asesoramiento de empresas, pero difícilmente en el de asesoría fiscal. Vitoria tiene apenas 250.000 habitantes y su padre, Juan María Urdangarín Berriochoa, además de histórico militante del PNV, fue presidente de la Caja de Ahorros de Vitoria y Álava, por lo que el marido de la infanta Cristina no pasará desapercibido en su nuevo empleo.

La empresa tiene cinco áreas de especialización: Derecho Laboral, derecho concursal, derecho mercantil y societario, derecho fiscal y derecho económico penal. No se sabe todavía la labor que desempeñará Urdangarín ni el área para la que trabajará. Además, la empresa está muy cerca de la sede del PP de Vitoria, cerca del Ayuntamiento, de la Comisaría y hasta de El Corte Inglés. La casa de su madre, en la calle Prado, está a unos quince minutos caminando. 

Historia de los permisos

Urdangarín consiguió el tercer grado en enero y fue trasladado al Centro de Inserción Social de Alcalá de Henares donde el último mes ha vivido en régimen de semilibertad. Este miércoles, el marido de la infanta Cristina obtuvo el visto bueno definitivo para ser trasladado a la cárcel alavesa de Zaballa. Allí vivirá en tercer grado, y cada día podrá salir a trabajar a Imaz &Asociados. Los fines de semana los tendrá libres. 

En la prisión realizará el programa de reinserción para condenados por delitos económicos, similar al que hizo Rodrigo Rato y que le valió hace unos días para conseguir la libertad condicional. 

Entrada a la residencia de la madre de Urdangarín, Claire Liebaert.

A finales de enero, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla y León, con sede en Valladolid, estimó el recurso de Iñaki Urdangarín y le concedió el tercer grado penitenciario, por lo que desde entonces estaba en semilibertad y sólo tenía que dormir a diario en el Centro de Inserción Social (CIS) de Alcalá de Henares (Madrid).

Iñaki Urdangarín, condenado a cinco años y medio de prisión ingresó en la prisión de mujeres de Brieva en junio de 2018, por lo que ya ha superado la cuarta parte de su condena y se acerca a la mitad de la pena. 

Desde septiembre de 2019, empezó a salir para hacer voluntariado en el centro para personas con discapacidad Don Orione, y en las navidades de ese año, una vez cumplida la cuarta parte de su condena, disfrutó de su primer permiso.  

COMPARTIR: