16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En Albacete, la falta de acción de la gestora presidida por Rafa Lomana ha provocado una caída entre los adeptos a la formación de Santiago Abascal

El descontento entre los afiliados de VOX y los problemas internos podrían afectar a sus resultados electorales

El Cierre Digital en Santiago Abascal.
Santiago Abascal.
La situación interna dentro de VOX, que lidera Santiago Abascal, se complica cada vez más. Casi la mitad de los concejales de los cargos electos de VOX en las últimas elecciones municipales de 2019 han abandonado el partido. Las voces internas descontentas son cada vez mayores, como ocurre en VOX Albacete. Cambios de gestora y pérdida importante de afiliados son algunos de los problemas que los exafiliados denuncian en Elcierredigital.com.

La situación inerna en VOX se complica cada día más. A la salida por problemas personales de una de sus líderes, Macarena Olona, se unen las voces discrepantes contra la gestión de Santiago Abascal y su mano derecha, Javier Ortega Smith

Un ejemplo de esta distensión y malestar internos se ha producido en Albacete. La gestión de Vox Albacete vuelve a ser cuestionada una vez más. Elcierredigital.com ya informó en diversas ocasiones sobre los problemas de este partido y sus escándalos en la provincia machenga. Relacionados principalmente con el ahora Gestor Provincial Rafael Fernández de Lomana y con su número dos, Juan Francisco Robles Descalzo. Unas polémicas que han sido criticadas por exafiliados del partido.

Uno de los exafiliados de VOX Albacete —cuyo nombre no desvelaremos por su petición expresa— se ha puesto en contacto con elcierredigital.com para expresar el “engaño y decepción” que sienten tanto él como otros antiguos seguidores del partido con respecto a la situación que sucede en la provincia “desde el año 2019 hasta la actualidad”.

Cambios de gestora y la pérdida de confianza de sus afiliados y votantes son los principales problemas a los que se enfrenta el partido en la provincia de Albacete. Una situación que, tal y como explica este exafiliado, ha hecho perder “aproximadamente un 90% de la afiliación” y que podría “entrañar un riesgo para las próximas elecciones municipales y autonómicas”, ya que “hay mucha gente que incluso está pensando en cambiar de partido y votar a otro”.

Las elecciones de 2019, el inicio de la caída

Los problemas comenzaron en 2019. Un año antes, en 2018, se empezaron a formar en la provincia “los primeros equipos de trabajo bien organizados y con garantía”, según comenta el exafiliado. Una situación que los llevó, en las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2019, a conseguir “un concejal en Albacete, otro en Hellín y otro en Tobarra”. Por aquel entonces, la afiliación al partido era de unas 500 personas, según revela esta fuente.

Rosario Velasco, concejal de Vox Albacete.

Sin embargo, el éxito en estas elecciones llevó al partido a cambiar su rumbo. “Después de las elecciones municipales de 2019 obligan a dimitir a la presidenta que había entonces [Rosario Velasco]. Que ahora mismo es concejal por Albacete”. Un cambio que se hizo “sin avisar a los afiliados, no se sabía nada de lo que pasó realmente”.

Con la dimisión de la presidenta, se instauró “una gestora que se eligió rápido, sin consultar con la afiliación, sin consultar con nadie. Una gestora con gente absolutamente desconocida por nosotros, que tampoco había participado en la campaña anterior. El tiempo desgraciadamente nos dio la razón. Esa gestora duró mes y medio o dos meses y hubo que cambiarla otra vez”, explica el exafiliado.

Según denuncia esta fuente, la dimisión de la presidenta se produjo por “una guerra interna”, que causó que “el trabajo de la concejal se empezara a silenciar. Se le omitía en redes, no se cuenta nada de ella, ni se cuenta con ella para ningún acto”. Una guerra interna que, añade, “se podía haber evitado, porque no había ningún motivo para eso”.

Rafa Lomana, gestor de VOX en Albacete

La primera gestora, según comunica este exafiliado, fue instaurada “con el beneplácito de Madrid a imagen y semejanza de Rafa Lomana, un diputado absolutamente desconocido en la provincia”. Como informó elcierredigital.com, el polémico exconcursante de Supervivientes y hermano de Carmen Lomana, consiguió un escaño en VOX Albacete en 2019 sin haber pisado en su vida esta provincia. 

El resto de gestoras repartidas por toda España, según informa la fuente, han seguido el mismo patrón y no han sido “capaces de unir otra vez a la afiliación”. Lo que más critican estos antiguos adeptos al partido de Santiago Abascal es la falta de acción de la misma: “Si me preguntas qué ha hecho Rafa Lomana, nosotros te diríamos que no lo sabemos. Te puedo decir incluso que nada”.

Rafa Lomana, gestor de Vox Albacete.

Al preguntarle por las posibles causas, el exafiliado opina que es “por falta de capacidad para desarrollar el trabajo y también de organización”, aunque establece que las personas elegidas para ocupar los cargos suponen una parte importante del problema. “A lo mejor es que no se ha elegido bien a la gente que tiene que estar ahí. El diputado no ha pisado Albacete y se ha rodeado de personas que no conocía. Cuando se monta un equipo de trabajo, qué menos que saber la gente con la que vas a trabajar y conocer sus capacidades”, añade.

Los problemas se extienden a otras ciudades

Todo esto implica una falta de estabilidad en el partido. Según explica el exafiliado, “en dos años ha habido muchos grupos distintos en cada sitio y así no se puede trabajar. Lo que hace falta es un buen cimiento para que el grupo funcione, y eso se ha perdido”.

Sin embargo, aunque el testimonio ofrecido se refiere principalmente a la provincia de Albacete y los diferentes problemas surgidos en las localidades con mayor representación, no es el único lugar en el que VOX está teniendo problemas. “Hace poco ha pasado en Jaén, que acaban de nombrar a una nueva gestora. Y ha habido problemas en Málaga y en Alicante. Es un sentir generalizado”.

Uno de los problemas más recientes ha tenido lugar en la diputación de VOX en Granada, donde ha dimitido el presidente, Manuel Martín, después de que se dictara una resolución que anulaba las primarias de 2020, según publicaba el diario Ideal. Una renuncia que, tal y como indican, se ha dado de manera “voluntaria”.

El último caso se ha producido en Palma de Mallorca, donde su líder Fulgencio Coll ha denunciado la falta de apoyo de la dirección regional, encabezada por el presidente en Baleares, y portavoz del Grupo Parlamentario, Jorge Campos. Se ha denunciado que el grupo municipal de VOX lleva casi dos años sometido a un claro aislamiento por parte de la dirección de VOX Baleares. 

COMPARTIR: