29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Esta web pornográfica ya tuvo que borrar más de diez millones de vídeos de su plataforma por incumplir la legalidad

Treinta mujeres denuncian a PornHub por publicar vídeos grabados sin su consentimiento

Página web de PornHub
Página web de PornHub
Un grupo de 34 mujeres de Estados Unidos ha presentado una demanda contra la página de contenido sexual PornHub por permitir que existan en su página vídeos grabados y subidos sin su consentimiento. Debido a la gravedad de los hechos, la famosa plataforma podría ser condenada a indemnizar a estas mujeres con pagos de cientos de millones de dólares, algo que supondría uno de los mayores golpes recibidos en toda su historia.

La página web de contenido pornográfico PornHub tendrá que enfrentarse en los próximos meses a una de las demandas más importantes de toda su historia. En esta denuncia, 34 mujeres manifiestan que aparecieron en vídeos sexuales en esa web que fueron grabados y subidos sin su consentimiento. Pese a que la demanda se ha producido contra la empresa matriz de PornHub, MindGeek, el abogado que representa a las presuntas víctimas ha explicado que estos casos no se tratan de simple pornografía, sino que son casos de violación.

De estas 34 mujeres, casi la mitad eran menores de edad cuando se grabaron los vídeos en los que aparecen manteniendo relaciones, y otras catorce de ellas afirman que fueron víctimas de personas acusadas o condenadas por delitos sexuales. Debido a la gravedad de los hechos, la página web podría ser condenada a pagar cientos de millones de dólares a las víctimas.

A raíz de la demanda, algunas de las mujeres afectadas han decidido explicar su historia. Una de ellas afirma que su expareja le hizo llegar un vídeo sexual en el que aparecía ella a los diecisiete años con otra persona, quien, supuestamente, subió la grabación de forma anónima. Según la mujer, el vídeo fue visto por más de 200.000 personas, entre las que se encuentran la mayoría de alumnos de su universidad, algo que le supuso un daño irreparable.

Otra presunta víctima ha explicado a los medios de comunicación estadounidenses que nunca podrá recuperarse del dolor emocional ocasionado. La mujer asegura que su exmarido la había grabado teniendo relaciones sexuales y que subió el vídeo sin consultárselo, un vídeo que tuvo más de 400.000 reproducciones. En el momento en el que esta mujer se dio cuenta de lo sucedido, decidió ponerse en contacto con la página web para solicitar que retiraran la grabación, pero la respuesta de PornHub fue dudar de su testimonio y tardar días en eliminar el contenido, aunque este siguió apareciendo en otras páginas poco tiempo después.

Web móvil de PornHub.

Pero el ejemplo que mejor idea nos da de la gravedad de los hechos denunciados es el caso de Michelle, una mujer que intentó suicidarse después de ser obligada a participar en vídeos sexuales cuando solo tenía quince años. Michelle ha explicado que, por culpa de esos vídeos, muchos desconocidos contactan con ella mediante sus redes sociales y que incluso un hombre apareció en la puerta de su casa tras rastrear su ubicación a través de PornHub.

Como respuesta a estas acusaciones, la compañía ha decidido revisar e investigar las quejas de estas mujeres, aunque niega rotundamente su participación en los cargos por los que se la acusa, ya que afirma que las nuevas políticas de seguridad implantadas en el pasado aseguran que no se produzcan este tipo de situaciones.

Esta no es la primera vez que PornHub se ve envuelta en la polémica. En diciembre del pasado año, algunas multinacionales de servicios financieros como Visa o Mastercard bloquearon a sus clientes el uso de sus tarjetas de crédito en esta página lo que provocó que este portal pornográfico incluyera nuevas medidas de verificación, moderación y detección de posibles delitos.

COMPARTIR: