27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El LSD, breaking bad, el karkubi, el Popper, la DMT, el Cristal y la droga caníbal son algunos de los estupefacientes de nueva generación más usados

Las drogas prohibidas de los rituales chamánicos: Las más utilizadas por la jet set en España

Una de las drogas cristalizadas que se consumen.
Una de las drogas cristalizadas que se consumen.
Debido al escándalo del actor porno Nacho Vidal, la sociedad ha iniciado un debate sobre los efectos y usos de las drogas psicotrópicas, manteniendo siempre en el centro de la discusión el veneno del sapo bufo alvarius y la ayahuasca, entre otras sustancias. Sin embargo, lo cierto es que en España se utilizan otras drogas que igualan o incluso superan en peligrosidad a las anteriormente mencionadas y son capaces de causar en efectos devastadores a corto y largo plazo en quienes las consumen.

El ritual llevado a cabo por el conocido actor porno Nacho Vidal y que finalizó con la muerte de un fotógrafo, José Luis Abad, ha abierto un debate en los medios de comunicación acerca del uso de los psicotrópicos y los efectos que causan. En concreto, la droga utilizada en el ritual era DMT, Dimetiltriptamina, veneno de sapo o “la molécula de Dios”. Sin embargo, en este ritual no se utilizó el DMT en su forma más pura, sino que el alucinógeno utilizado en esta celebración fue el veneno de una especie de sapo natural del estado mexicano de Sonora llamado “bufo alvarius”.

Estos alucinógenos propios de los ritos chamánicos se han popularizado en España gracias a los ciudadanos que han descubierto las propiedades de estas sustancias en viajes a América del Sur y han decidido capitalizar sus propiedades “terapéuticas” y “recreativas”, puesto que una sesión para consumir este tipo de drogas oscila entre los 170 y los 300 euros.

Nacho Vidal fue detenido por homicidio involuntario a un hombre que había consumido DMT.

El consumo de otra forma de DMT es la ayahuasca, que se ha popularizado en España durante los últimos años debido a sus efectos recreativos en las fiestas que abundan en localidades como Ibiza, aunque su consumo también se ha dado en Madrid y Barcelona.

Se trata de una sustancia producto de la decocción, un proceso mediante el cual se filtra el líquido en el que previamente habían permanecido otros elementos como hierbas, frutas o semillas en ebullición. El ejemplo más claro de cómo funciona este método es cualquier caldo de sopa o el café. En el caso de la ayahuasca, en la decocción se incluyen dos tipos de plantas medicinales, la primera es la enredadera de ayahuasca (Banisteriopsis caapi) y la segunda es un arbusto llamado chacruna. Por si solas estas plantas no son capaces de producir efectos en el organismo, sin embargo, mezcladas e ingeridas empezaran a producir la DMT dentro del cuerpo humano, lo que produce la reacción piscotrópica.

Esta bebida alucinógena no ha ganado su popularidad recientemente. En 2014 Ibiza acogió la primera Conferencia Internacional sobre la Ayahuasca en la historia del país. En este evento científicos, farmacólogos, psiquiatras y antropólogos debatieron sobre el uso de esta droga.

El psiquiatra forense José Cabrera ha explicado a elcierredigital.com que, en realidad, aunque pueda parecer que estos productos se utilizan en los ambientes recreativos y fiestas de jóvenes, lo cierto es que estos no consumen alucinógenos naturales más allá del cannabis o la cocaína. El uso de las plantas naturales y otras sustancias de origen animal están mas relacionados a los rituales religiosos y a las sectas que al ámbito de la fiesta y los “after”. "En la actualidad este tipo de rituales esta reducido a círculos pequeños: sectas, religiones y personas de niveles culturales heterodoxos. Estos alucinógenos son los de siempre, los que proceden de las plantas", explica el psiquiatra.

Cómo se consume y qué efectos produce la DMT

La Dimetiltriptamina (DMT) ocasiona a grandes rasgos una alteración de la conciencia, lo que se traduce en alucinaciones muy fuertes que pueden llegar a durar hasta ocho horas. Debido al estado de vulnerabilidad en el que esta droga induce a los consumidores en Sudamérica se suele consumir bajo la supervisión de un chamán, en España esto no es distinto puesto que debido a la peligrosidad que supone estar en este estado, los consumidores deben estar completamente vigilados por aquel que oficie la ceremonia.

Esta sustancia suele usarse como método terapéutico para tratar las adicciones. De hecho, esto fue lo que alegó Nacho Vidal a las autoridades sobre la muerte de José Luis Abad. Según palabras del actor, estaba intentando ayudar al sujeto a superar una adicción ya que se lo había pedido una prima con la que tenía muy buena relación y decidió hacerlo como favor personal.

Chacruna, una de las plantas necesarias para hacer ayahuasca.

El veneno de sapo se suele fumar en pipa. Si es consumido mediante esta forma, los efectos que experimentara el consumidor serán alucinaciones por un tiempo más reducido que si se bebe en Ayahuasca, ya que los efectos durarán entre 15 y 20 minutos, pero añadiendo el riesgo de sufrir taquicardias, pérdida del conocimiento e incluso la muerte por paro respiratorio. Esta sustancia es tan peligrosa que ha sido situada por la Agencia Antidroga de los Estados Unidos como una droga de tipo 1, lo que quiere decir que se encuentra en el grupo de sustancias más peligrosas y controladas.

No obstante, según un estudio de la Universidad John Hopkins de Baltimore y publicado en la revista News Medical, si es utilizada por un profesional médico certificado, la DMT puede llegar a ser un remedio bastante efectivo contra la depresión y la ansiedad.

Los reyes de la fiesta

Hay que hacer especial énfasis en que, en las fiestas, las drogas con más presencia siguen siendo el cannabis y la cocaína, seguida de un pequeño número de drogas de diseño que no está tan extendidas debido a su efecto reducido, de hecho, para que estas últimas tengan un efecto potenciado, se suelen mezclar con alcohol

La marihuana o cannabis ocupan un puesto especial. Puede ser fumada o consumida en distintos tipos de alimentos, frecuentemente brownies, y tiene efectos alucinógenos que pueden variar según la personalidad del consumidor. Entre los jóvenes existe un debate centrado en las figuras del “porro bueno” y el “porro malo”. El primero hace referencia a efectos en los que el sujeto afectado se siente envalentonado por el consumo y tiene sensaciones agradables y de inmunidad, el segundo hace referencia a los efectos causados en personas con padecimientos mentales, incluso leves como el estrés que pueden desembocar en alucinaciones desagradables que el consumidor no desea tener y que afectan gravemente a su mente.

El popper debe inhalarse ya que su consumo es mortal.

Los efectos a corto plazo de la marihuana son la sensación de euforia, reflejos más lentos, mareos, percepción alterada del tiempo y la distancia, dificultad para razonar, aprender y recordar, paranoia y aumento del ritmo cardíaco.

Por otro lado, la cocaína es un estimulante que afecta de manera directa al cerebro. La cocaína pura se encuentra en la hoja del arbusto de la coca del género Erythroxylum, que crecía principalmente en Perú y Bolivia. Después de los 90 y la reducción del cultivo en estos países, fue Colombia la que se convirtió en el país con mayor producción de esta droga.

La cocaína se consume principalmente inhalada en forma de polvo blanco, que suele estar mezclada con harina o azúcar, un truco de los narcotraficantes para ahorrar en producto y no dar al consumidor una sustancia demasiado pura que pueda ocasionar efectos irreversibles.

Los efectos a corto plazo que produce la cocaína son: Contracción de los vasos sanguíneos, dilatación de las pupilas y aumentos en la temperatura corporal, la frecuencia cardiaca y la presión arterial. Y algunos de los efectos secundarios y padecimientos del consumo de esta incluyen algunos efectos cardiovasculares como alteraciones en el ritmo cardiaco y ataques al corazón.

Según el doctor Cabrera, estas son las drogas más presentes en las fiestas ya que muchas otras como el famoso LSD han ido en detrimento debido a su coste y sus efectos poco controlables, de la misma manera otra droga que parecía muy estar presente también ha desaparecido prácticamente debido a sus efectos reducidos y otras alternativas: El éxtasis.

Del Popper al Breaking Bad

El Popper es la nueva droga afrodisiaca más utilizada en los ámbitos de ocio, especialmente en los ambientes homosexuales. Es catalogada como una droga blanda, pero el peligro que reside en el consumo de esta es la fuerte adicción que puede generar si su consumo es prolongado. Se trata de una sustancia inhalable que también produce efectos cardiacos. Jamás debe ser ingerida ya que los efectos que provoca podrían ser mortales y su composición consta casi totalmente de nitrato de amilo, altamente tóxico, volátil e inflamatorio.

Los efectos que produce el Popper a parte del aumento del deseo sexual son la sensación de ligereza, euforia, enrojecimiento de la cara y del cuello, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, aumento de la frecuencia cardiaca e hipotensión.

Una de las sustancias más consumidas por aquellos que desean experimentar con las alucinaciones es la metanfetamina, también conocida como “cristal” debido al característico aspecto de esta, cuya forma de consumo suele ser en pequeñas estructuras químicas cristalizadas. Se trata de un potente estimulante que genera una fuerte adicción en el consumidor y afecta al sistema nervioso central.

La popularidad de esta droga se hizo evidente con el estreno de la serie Breaking Bad, en la que se narra la vida de un profesor de química de instituto que utiliza sus conocimientos para fabricar un tipo de metanfetamina cristalizada a la que denominaba “blue meth”. Lo cierto es que la blue meth tal y como se presenta en la serie no es real, El protagonista clamaba que se trataba de un tipo de metanfetamina manufacturada de manera especial que la hacía ver azul, cuando la metanfetamina como tal es incolora. No obstante, no es solo el color lo que permite a una persona con conocimientos sobre drogas saber que esta no puede ser real, sino su propia composición, consumir metanfetamina con un alto grado de pureza produciría un shock nervioso instantáneo que acabaría con la vida del consumidor de inmediato, cosa que resultaría completamente contraproducente para un narcotraficante real.

La serie Breaking Bad popularizó la metanfetamina.

La metanfetamina, al igual que muchas otras drogas, puede ser consumida de diversas maneras. Se puede fumar, inhalar, ingerir en forma de píldoras o inyectar en una disolución con agua. No obstante, el efecto que estas causan se desvanece rápidamente, lo que suele provocar que los adictos tomen una dosis inmediatamente después de la anterior.

La metanfetamina produce cambios en la segregación de hormonas. Su efecto más característico es el aumento de producción de dopamina, una hormona que se asocia con la sensación de bienestar, aunque también está estrechamente relacionada al movimiento corporal y la motivación. Los efectos de satisfacción que produce la producción excesiva de dopamina son la característica principal que genera la adicción de los consumidores.

A corto plazo las consecuencias de consumir cristal son parecidas a las de otras drogas como la cocaína y la anfetamina: aumento de la vigía y actividad física, disminución del apetito, respiración rápida, ritmo cardíaco irregular y elevación de la presión arterial.

Este tipo de droga es muy barata tanto de conseguir como de fabricar, ya que se puede producir en laboratorios clandestinos en hogares particulares con ingredientes como la pseudoefedrina, un simple descongestionante, que puede conseguirse en cualquier farmacia. Por este motivo existen leyes que obligan a las farmacias de tener un registro de las ventas de productos que contienen pseudoefedrina y limiten la cantidad que se puede obtener de esta.

A largo plazo las personas que consumen metanfetamina sufren una mayor probabilidad de contraer enfermedades infecciosas como el VIH, pérdida de peso excesiva, problemas dentales, problemas dermatológicos, ansiedad, cambios en la estructura cerebral, perdida de la memoria, insomnio, paranoia, alucinaciones, disminución de la coordinación y aprendizaje.

La droga caníbal

Esta sustancia se popularizó en 2012 debido a un incidente sin precedentes en la ciudad de Miami en Estados Unidos cuando un sujeto de nombre Ruby Eugene, de 31 años, atacó a un transeúnte y devoró parcialmente su rostro. El caníbal se hallaba desnudo y se requirieron de tres disparos de la policía para poder detener su avance. Cuando los oficiales intentaron detener el ataque dispararon a la pierna de Eugene, quien se limitó a girarse, gruñir y volverse para seguir comiendo carne humana. Estaba bajo los efectos de la droga caníbal, también conocida como sales de baño o metilendioxipirovalerona.

En España ganó todavía más popularidad cuando en 2015 un joven británico atacó a varios policías y enfermeras en la localidad ibicenca de San Antonio. Los efectos que desató esta droga fueron, además de las alucinaciones, sudoración excesiva, vómitos, taquicardias, paranoia y delirios.

Rudy Eugene se encontraba bajo los efectos de las sales de baño cuando devoró el rostro de un hombre.

Los efectos de las sales de baño tienen efectos prolongados, cinco miligramos son suficientes para mantener los efectos durante siete horas. La razón por la cual Eugene fue capaza de recibir tres disparos sin inmutarse es debido a la fuerte inhibición que produce la droga en el sistema nervioso, la anestesia es tan fuerte que el consumidor no se enteraría siquiera de la fractura total de un hueso. Ante este caso Cabrera afirma que, aunque es posible, un humano en circunstancias normales no sería capaz de sobrevivir a un efecto prolongado de las sales de baño por más de tres horas debido a la presión que soporta el corazón.

El componente principal de esta droga es la metilendioxipirovalerona o MDPV. Un estimulante que fue estudiado en los años 60 por sus posibles cualidades como antidepresivo, pero que fue descartado debido a sus efectos secundarios.

A pesar del nombre que se le ha dado en España, no hay pruebas reales de que esta droga incite al canibalismo. En julio de 2012 el diario El Salto publicó un artículo explicando que no existe ninguna droga capaz de despertar apetito por la carne humana y que esas fijaciones se encuentran únicamente dentro del individuo. Un consumidor de sales de baño experimentará numerosas alucinaciones y efectos adversos como consecuencia del consumo, pero sus acciones mientras este bajo los efectos de la sustancia dependerán únicamente de su personalidad. El comportamiento violento y los ataques se deben a la paranoia y las alucinaciones que se manifiestan en aquellos que deciden experimentar con la “droga caníbal”.

“Las drogas pueden acentuar ciertos rasgos de personalidad, pero atribuir el incidente a una sustancia tiene la misma lógica que achacarlo al champú con el que se lavó la cabeza esa mañana o a su marca de pasta de dientes”, reza el artículo.

Estas drogas pueden ingerirse, inhalarse, fumarse o inyectarse y sus efectos son similares a los de la metanfetamina en lo que a la segregación de hormonas se refiere ya que aumentan la producción de dopamina y por ello son utilizadas como estimulante y droga recreativa, como es el caso del joven británico en 2015.

En las fiestas esta droga es muy popular debido a que además tiene efectos afrodisiacos, una característica muy deseada por aquellos jóvenes que se encuentran inmersos de lleno en la fiesta con círculos de personas amplios con los cuales compartir el tiempo.

Karkubi, la droga de los pobres

El 'karkubi' es una de las drogas que se ha puesto de moda durante el confinamiento decretado por el Estado de Alarma. Se trata de un estupefaciente importado de Marruecos cuya elaboración se obtiene de la mezcla de diferentes medicamentos adquiribles en cualquier farmacia y otras drogas como hachís, alcohol o pegamento.

De la mezcla de clonazepam con fenobarbital, un antiepiléptico que suele venderse bajo el nombre de Gardenal, así como con hachís, pegamento o alcohol, da como resultado el 'karkubi', un psicotrópico que provoca alucinaciones y aumenta la conducta agresiva de quien lo consume. Los medicamentos no tienen por qué suponer ningún riesgo si se utilizan bajo prescripción médica y siguiendo las recomendaciones.

Fármacos decomisados con los que se fabrica el karkubi.

El 'karkubi' tienen su origen en Marruecos, donde hace años se popularizó su consumo en los barrios más humildes del país, de ahí que se conozca coloquialmente como la 'droga de los pobres'. En el país marroquí se la toman en grandes dosis, lo que provoca alucinaciones, conductas psicopáticas y que incluso puede acabar en suicidio.

El uso extendido entre los ciudadanos con menos recursos se debe a su bajo precio, aunque los efectos secundarios son brutales en quien la consume. De hecho, los ansiolíticos multiplican por cuatro el efecto del hachís o de cualquier otra droga que se combine. Además, los efectos del 'karkubi' también se ven potenciados cuando a la mezcla se le añade “maajun", una popular masa de harina mezclada con hachís en polvo.

COMPARTIR: