24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El inmueble del barrio La Latina en Madrid acumula polvo desde 2014, cuando el grupo Mahou San Miguel lo adquirió para montar un Museo de la Cerveza

El Palacio del Infantado, joya millonaria olvidada: Espera casi ya casi diez años la apertura de un museo

El Cierre Digital en Simulación del museo de Mahou San Miguel elaborado por el arquitecto Héctor Fernández Elorza. Foto: COAM
Simulación del museo de Mahou San Miguel elaborado por el arquitecto Héctor Fernández Elorza. Foto: COAM
El Palacio den los Duques del Infantado del siglo XVIII situado en el barrio La Latina lleva diez años cogiendo polvo. En 2014 el grupo Mahou San Miguel anunció la adquisición del inmueble para convertirlo en un Museo de la Cerveza al igual que Dublín con el museo de la Guinness o Ámsterdam con el museo de Heineken. El proyecto se retraso durante años y no fue hasta 2019 cuando se aprobó la reforma. Con la pandemia, se retrasó hasta 2021. Sin embargo, a día de hoy no hay ningún museo de Mahou.

En octubre de 2014, el grupo Mahou San Miguel anunció la adquisición a la Universidad CEU de la Casa Palacio del Duque del Infantado, un inmueble de 1750 situado en el barrio de La Latina (Madrid), entre la Carrera de San Francisco y la Plaza de los Carros. El palacio tiene 3.150 metros cuadrados y hasta su compra por la compañía cervecera funcionaba como sede de la Escuela de Negocios del CEU. A Mahou San Miguel el proyecto y adquisición le costó 10 millones de euros.

La empresa de cerveza quería convertir el inmueble en un espacio donde "convivirían tradición e innovación y permitiría disfrutar a sus visitantes de toda una experiencia cervecera”, además "contaría con los más avanzados medios tecnológicos que le situarían a la vanguardia europea en este tipo de espacios”.

Palacio-duques-XVII

Casa Palacio del Duque del Infantado.

En un comunicado de 2014 el presidente de Mahou San Miguel, Javier López del Hierro, afirmaba que con el espacio planteaban “un recorrido sin precedentes por la realidad de nuestra compañía, recuperando el pasado, viviendo el presente y construyendo el futuro de la marca. Además, contribuiremos a difundir la cultura cervecera de una ciudad donde la cerveza tiene un arraigo muy fuerte y es parte activa de la vida diaria y de las relaciones sociales de sus vecinos".

Supuestamente el centro tendría que haber abierto sus puertas en 2016. Sin embargo, el edificio lleva más de 9 años vacío.

2019 y pandemia

La casa palacio del duque del Infantado es un edificio protegido y se considera un elemento relevante en la historia del arte y la arquitectura madrileña. Fue el Gobierno en funciones de Manuela Carmena quien aprobó la reforma que propuso la empresa cervecera para el Palacio en el año 2019, poco antes de las elecciones, y recibió el apoyo de todos los del grupo salvo del PSOE que argumentó que era “una buena idea en un edificio equivocado”, debido a la protección que tiene.

El objetivo de Mahou San Miguel era convertir el inmueble en un Museo de la Cerveza, que contaría con un auditorio y un espacio cervecero gastronómico al final del recorrido. Con la aprobación del proyecto en 2019 la compañía dirigida por José Antonio Mahou Herráiz podría haber comenzado las obras, puesto que ya tenían el diseño del proyecto tras realizar un concurso de ideas en el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), del que salió ganador Héctor Fernández Elorza.

simulacion-museo-mahou

Simulación del museo Mahou San Miguel elaborado por Héctor Fernández Elorza. Foto: COAM.

A finales de ese mismo año (2019) se aprobó en el pleno municipal el Plan Especial, redactado por el propio arquitecto para que se modificara su uso: de dotacional-equipamiento educativo a dotacional-cultural. Una vez conseguido el permiso del pleno municipal el 20 de diciembre de 2019 y con un gasto para las obras de unos cinco de millones de euros, la apertura del Museo se llevaría a cabo a finales de 2020.

Sin embargo, llegó la pandemia del Covid-19, lo que retrasó hasta 2021 la apertura del espacio cultural, divulgativo e informativo de la actividad cervecera de Mahou. Antes, ya se había estimado que el museo sería visitado por más 250.000 personas.

Actualmente, en 2023, aún no se ha inaugurado ningún Museo de la Cerveza y el Palacio del Infantado del siglo XVIII, un claro ejemplo de vivienda palaciega del aquel siglo, austero por fuera pero muy elaborado por dentro, lleva casi diez años cogiendo polvo.

COMPARTIR: