05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La estructura financiera que llevaban a cabo estos jóvenes delincuentes era la de captar a menores de edad para el tráfico de estupefacientes

Bandas latinas, de asesinatos a drogas: Detienen al 'coro de Alcobendas City' de los DDP

Detención 'Coro Alcobendas City'
Detención 'Coro Alcobendas City'
El pasado miércoles la Policía Nacional detuvo a siete miembros pertenecientes al 'coro' de los Dominican Don´t Play, o como ellos se hacían llamar, el 'coro de Alcobendas City'. Se trata de un grupo juvenil violento al que se le acusa de varios delitos relacionados con tráfico de drogas y extorsión. La estructura financiera que llevaba a cabo la banda se basaba en utilizar a menores de edad para el tráfico de estupefacientes en narcopisos de la zona.

La Policía Nacional ha detenido a siete personas que pertenecen al ‘coro’ de los Dominican Don’t Play (DDP), un grupo juvenil violento, en Alcobendas, Madrid. Según ha informado la Dirección General de la Policía, a los detenidos se les acusa por presuntos delitos contra la salud pública y participación en organización criminal. Tres de los detenidos son los líderes de la organización DDP.

La Policía Nacional ha añadido que esta banda había cometido ya numerosos delitos violentos, relacionados con extorsiones y tráfico de droga, como método de financiación. El asesinato a un joven en San Agustín de Guadalix en el año 2017 es la acción más grave dentro de los delitos cometidos por la banda.

En el mes de mayo se inició la investigación tras detectar varios puntos de venta de droga en Alcobendas. Una vez iniciada, se supo que la actividad estaba gestionada por varios miembros de los DDP y que la estructura financiera que utilizaban se basaba en el tráfico a pequeña escala de estupefacientes en narcopisos, llegándose a clausurar dos viviendas donde almacenaban y vendían de forma ilegal.

Con la investigación también salió a la luz que el coro de esta banda violenta utilizaba a menores de edad, adoctrinados por los miembros para después formar parte de la banda. Así mismo, cada nuevo miembro tenía la 'obligación' de realizar una aportación monetaria en concepto de compromiso con los demás DDP.

Desarticulado el 'Coro de Alcobendas City', una banda de los Dominican  Don't Play que se dedicaba a la extorsión y el tráfico de drogas

Material incautado por la Policía Nacional 

Las aportaciones podían ser semanales o mensuales y podían destinarse a organizar acontecimientos lúdicos con el objetivo de fidelizar al colectivo, a la compraventa de armas y drogas o a prestar ayuda a algún DDP con problemas económicos.

Al inicio, la aportación es ‘voluntaria’ pero más tarde se vuelve obligación. Y si alguno de los miembros no cumple, recibe graves castigos, tanto físicos como simbólicos. Evitar estos castigos es lo que lleva a muchos DDP a robar en la vía publica o en tiendas, para poder cumplir con su banda.

Durante la detención, la Policía Nacional ha incautado diez gramos de cocaína, 500 gramos de hachís y 6 kilos de marihuana, además de objetos relacionados con el tráfico y la plantación de estupefacientes, y mil euros en metálico. Los agentes también han encontrado simbología de esta, munición de varios calibres, machetes, armas blancas y pistolas.

Desarticulan el 'coro' de los DDP en Alcobendas, que captaban a menores  para vender drogas

Material incautado por la Policía Nacional 

Este ‘coro’ se empezó a dar a conocer en el año 2000 y ellos mismos se hacían llamar ‘coro de Alcobendas city’ en sus primeros delitos. En el año 2009 se conoció la ‘Operación Manguera’, protagonizada por los enfrentamientos violentos entre los Trinitarios y los DDP por controlar Alcobendas.

Este enfrentamiento, tras varios escenarios con armas de fuego y armas blancas, terminó con el homicidio de uno de los protagonistas de los DDP.

Siguiendo la línea de delitos destacados, aún siguen en prisión cinco de los detenidos y miembros del coro, que participaron en el asesinato del joven durante una reyerta en las fiestas de San Agustín de Guadalix, en el año 2017.

Nueve DDP detenidos por asesinar a un joven

Hace un año la Policía encontró a un joven de 20 años muerto en una fiesta en Madrid. Ahora los agentes han detenido a nueve individuos miembros de una banda juvenil, como responsables del apuñalamiento de Gabriel Kraus que le causó la muerte.

Kraus, un joven boxeador con un futuro prometedor en el deporte, fue asesinado en plena calle el 19 de junio de 2021 en el barrio de Prosperidad, en Madrid. Los agresores le atacaron brutalmente, provocándole lesiones graves que acabaron con su vida. Gabriel no estaba vinculado en modo alguno con bandas pero una fatal circunstancia hizo que los DDP se cruzaran en su camino y la tomaran con él. 

Un amigo de Gabriel estaba dando una fiesta en un piso bajo del barrio de Prosperidad y algunos asistentes, entre ellos Gabriel, estaban fuera, en la puerta. Según relataron testigos, este grupo tuvo un encontronazo con un pequeño grupo de personas, relacionadas con los DDP, que se marcharon. Sin embargo, volvieron con otros más y les exigieron 'Bajar Patria', una expresión que en su argot significa  mostrar sumisión ante la superioridad de la banda. Gabriel se negó y los pandilleros fueron a por él. Los agresores tenían armas blancasapuñalaron al joven varias veces y le provocaron otras lesiones graves con un machete. El joven entró en el domicilio donde finalmente perdió la vida.

Un año después, la Policía Nacional ha detenido a nueve agresores como presuntos asesinos de Gabriel, de los que cinco son menores de edad y todos pertenecen a la banda juvenil DDP, Dominican Don’t Play.

Gabriel era una promesa del boxeo, la Federación Española de Boxeo y su entrenador lamentaron a través de redes sociales la muerte de un joven con gran potencial en este deporte. “En la vida hay hechos inexplicables que nos golpean con mucha más dureza que un gancho lo hace sobre el ring. Despedíamos el día con una trágica noticia: la muerte del joven deportista Gabriel Kraus, todavía con una vida y carrera deportiva por delante"

COMPARTIR: