01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente de Venezuela y Diosdado Cabello están acusados por la Fiscalía de conspirar junto a las FARC para enviar cocaína al país norteamericano

EEUU ofrece 15 millones de dólares por información sobre las operaciones de narcotráfico de Nicolás Maduro

Ofrecen recompensas de 15 y 10 millones de dólares por Maduro y Cabello, respectivamente
Ofrecen recompensas de 15 y 10 millones de dólares por Maduro y Cabello, respectivamente
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, han ingresado en el Programa de Recompensa de Narcóticos de EEUU, lo que significa que se les considera responsables del narcotráfico procedente del país y actualmente los norteamericanos ofrecen una recompensa de hasta 15 millones de dólares para quien pueda ofrecer información sobre las operaciones de tráfico de cocaína.

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, ya ha declarado los cargos criminales en contra de Nicolás Maduro, sobre quien además pesa el cargo por lavado de dinero.

En Estados Unidos se están llevando a cabo investigaciones por si el presidente venezolano y personas en otros cargos públicos del país pertenecieran a una red de “conspiración para el narcotráfico” junto a guerrilleros de las FARC, formando todos ellos en su conjunto el Cártel de Los Soles, quienes vendrían estando operativos desde 1999. Esto estaría corroborado por Geoffrey Berman, fiscal para el distrito sur de Nueva York, quien declaró: "La magnitud del narcotráfico que hemos documentado solo fue posible gracias al apoyo político y militar que Maduro y otras instituciones corruptas le ofrecieron a los narcotraficantes de las Farc".

Los otros involucrados en el caso, además de Maduro y Cabello, serían el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno; el ministro de defensa, Vladimir Padrino y el Ministro del Poder Popular para Industrias y Producción Nacional de Venezuela y vicepresidente para el Área Económica, Tareck El Aissami.

Cartel publicado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos

La recompensa por Diosdado Cabello es de 10 millones de dólares y a ella se suma otra de igual valor para aquel que pueda aportar información para el arresto del exjefe de inteligencia Hugo Carvajal y de Cliver Alcalá, general retirado; también 5 millones por la captura de Iván Márquez, exlíder de las FARC y que actualmente se encuentra refugiado en Venezuela junto con el segundo exlíder de los guerrilleros colombianos, Jesús Saantrich.

“El régimen en Venezuela liderado por Maduro permanece plagado de criminales y corrupción. Por más de 20 años Maduro y otros altos funcionarios supuestamente conspiraron con las Farc para ingresar toneladas de cocaína a EE. UU. y devastar nuestras comunidades”, declaro Barr sobre la relación de Nicolas Maduro y el Cartel de Los Soles.

Maduro, Cabello, Carvajal, Alcalá, Márquez y Santrich está acusados de 4 cargos en relación al narcotráfico: participar en una conspiración para exportar cocaína a EE. UU, conspirar para exportar cocaína utilizando armas de fuego, uso de armas de fuego en relación con el crimen y conspirar para utilizar armas de fuego y otros elementos destructivos. Estos cargos pesan sobre ellos en los tribunales de Miami, Nueva York y Washington D.C.

Iván Márquez, ex líder de las FARC

No obstante, otras de las acusaciones que pesan sobre el régimen venezolano van más allá del narcotráfico. Estados Unidos sostiene que Maduro negoció para enviar toneladas de cocaína producida por las mismas FARC, enviar armas militares a estas, coordinar con Honduras el traslado de estas drogas y solicitar la asistencia de las FARC para entrenar a los grupos paramilitares que se desempeñan como sicarios del Cártel de Los Soles.

A Vladimir Padrino, ministro de defensa, se le acusa de conspiración para transportar cocaína a Estados Unidos entre marzo de 2014 y mayo de 2019 con un avión registrado en el país norteamericano, además de cobrar a los narcotraficantes para utilizar de manera privada el espacio aéreo venezolano.

Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo tiene en su haber cargos por lavado de dinero y corrupción. Se le acusa de haber intercedido en favor de empresas con cargos civiles y penales, entre ellos la expropiación de una fábrica de la General Motors en Venezuela evaluada 100 millones de dólares y de la cual obtendría un beneficio una vez esta fue vendida.

Finalmente, Tareck El Aissami se encuentra acusado por la Fiscalía del distrito sur de Nueva York de varios delitos de evasión de las sanciones impuestas por el Departamento de Tesoro de Estados Unidos.

Actualmente el Departamento de Estado de Estados Unidos se encuentra barajando la posibilidad de incluir a Venezuela en la lista de patrocinadores del terrorismo y es una opción que podrían llevar a cabo en próximos días.

COMPARTIR: