21 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Muchos opositores se han quejado de preguntas "sin sentido" como saber cuál era el diámetro de la mordedura de una serpiente

El examen de MIR 2019, bajo sospecha: erratas en la numeración de preguntas y cuestiones ambiguas que premian más la suerte que el esfuerzo

Estudiantes de medicina durante un descanso.
Estudiantes de medicina durante un descanso.
Este año los exámenes de MIR (Médico Interno Residente) han desatado la polémica y el malestar de los opositores que pretenden acceder a una plaza de médico especialista en formación en el Sistema Nacional de Salud en España. Erratas en la numeración de las preguntas, mala organización y preguntas "sin sentido" y ambiguas son las principales críticas que ha recibido la prueba.Y que han sido denunciadas por muchos opositores a elcierredigital.com.

El pasado sábado 2 de febrero se convocó el examen MIR al que se presentaron 35.000 opositores para conseguir una de las 8.402 plazas que ofrece el Ministerio de Sanidad. Muchas personas han hecho públicas sus críticas en redes sociales y algunas apuntan directamente a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo. Tal y como han hecho saber a elcierredigital.com.

La prueba incluyó 225 preguntas de respuesta múltiple (cuatro opciones) y diez de reserva (por si alguna de las principales resultaba ambigua), que no sirvieron para calmar el malestar de los miles de participantes.

La gran indignación se debe a los errores en la numeración de las respuestas, la deficiente organización y las preguntas un tanto rebuscadas, sobre todo en las pruebas de Enfermería (EIR). Entre ellas, como saber cuál era el diámetro de la mordedura de una serpiente. Por su parte, el Ministerio de Sanidad confirmó la existencia de “erratas puntuales” en la numeración de las preguntas en la hoja de respuestas del examen.

Al encontrarse los opositores con esta situación, lo comunicaron a las Comisiones Calificadoras y, desde Sanidad, impartieron instrucciones a los delegados en las diferentes aulas de examen para solucionar el problema. Así, los aspirantes contaron con 15 minutos más para realizar el ejercicio debido al retraso ocasionado en dar las instrucciones sobre cómo contestar en la hoja de respuestas.

pruebas_mir

Una de las erratas en la numeración de los exámenes/Twitter @nachorosell

Rocío, una de las personas afortunadas que ha obtenido plaza, no ha obtenido la suficiente puntuación para acceder a la especialidad que ella deseaba realizar. “Este año ha sido un examen más que difícil. De alguna manera tienen que discriminar a a los que nos presentamos, ya que no todo el mundo pueda entrar porque se presenta mucha más gente de las plazas que hay”, asegura a elcierredigital.com.

Ante la polémica por la dificultad de este examen, Rocío afirma que “todos los años hay algunas pregunta así, pero este año ha sido exagerado. Han preguntado cosas muy concretas y sin sentido. Por ejemplo, te preguntaban que cuál era la definición de Atención Primaria, que es de mil novecientos setenta y tantos y que ya ni se usa. Al final se ha convertido en un examen a boleo”.

Pero no es la única que se ha visto perjudicada y dice que es algo generalizado. “Todo el mundo con el que he hablado ha salido con la misma sensación, y es que este examen no premia al que ha trabajado y estudiado más, sino a la suerte que hayas tenido”, señala y añade que no es un problema de las academias, pues a ella le “han preparado fenomenal”.

mir_twitter

Muchos opositores han mostrado su malestar con el examen MIR en redes sociales

Otro indignado con la situación, publicaba una carta en Facebook donde decía que los temas que tratan las enfermedades más importantes como cáncer de pulmón, asma, hepatitis, o VIH, ni siquiera han aparecido en el examen.

Así, asegura que “si a mí o a cualquier profesor de academia de MIR le pones una lista a ojo dos días antes, podría decirte que es lo más importante y lo más frecuente de la medicina en nuestro país, lo que tienes que saber tratar, lo imprescindible. Sin embargo, ni uno de estos conceptos aparecieron ayer en 235 preguntas. Entonces, ¿qué evalúa el MIR? ¿Conocimientos? Este año te evalúa si te sabes la enfermedad de Kikuchi Fujimoto (la vi por primera vez en ese papel), cuántas kilocalorias supone la metabolización de un gramo de grasa (algo imprescindible para que te den el carnet de médico vaya) o la definición de “Atención Primaria” en una Declaración de la que ni nos han hablado en las academias (evidentemente, absurda e irrelevante)”.

María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad.

Este opositor termina señalando como última responsable de lo ocurrido a la ministra de sanidad, María Luisa Carcedo.: “Me da pena, señora Ministra, porque no son conscientes de la gran cantidad de buenos médicos que están echando a perder por hacer del MIR un espectáculo de miedo e inseguridades en lugar de una oportunidad real para formar (el MIR al fin y al cabo es formación, no oposición) a profesionales que van a estar constantemente echándole un pulso a la muerte para mejorar o al menos buscar una mínima esperanza en las personas que más sufren de esta sociedad. No todo vale, porque este examen no ha premiado a quien ha trabajado más”.

Sin duda, para todos los consultados el examen MIR de este año 2019 no ha dejado contento a muchos de los opositores, que no han conseguido acceder a una de las plazas o lo han hecho, pero no han podido elegir la especialidad que deseaban por no obtener la puntuación necesaria. "Una situación que ha premiado a la suerte y no al esfuerzo", según denuncian muchos perjudicados.

Una vez pasado ya el plazo de reclamación para impugnar los resultados, que finaliza el próximo 18 de febrero, se reunirán las comisiones calificadoras para resolver la lista provisional de aprobados y admitidos, que se hará pública el 25 de febrero. Casi un mes después, el 21 de marzo, se darán a conocer las listas definitivas.

Entre el 27 y 28 de mayo, todos los profesionales están llamados a incorporarse a sus puestos de trabajo en las plazas asignadas. Pro todos lo harán con la sensación que por parte de los dirigentes del Ministerio de Sanidad no se ha premiado el saber, los conocimientos médicos, sino "la ambigüedad y la aleatoriedad". 

COMPARTIR: