17 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Comisión Europea ha abierto una consulta sobre la masiva utilización de las redes de las telecos por parte de las grandes empresas tecnológicas

Las 'Big Tech' apuntan contra Pallete, al que culpan de la probable subida del precio de varios servicios online

El Cierre Digital en
/ Álvarez-Pallete
José María Álvarez-Pallete está siendo una de las caras visibles de los presidentes o consejeros delegados de varias telecos que se han unido para exigir que las grandes tecnológicas paguen por saturar las redes con más del 60% del trafico global.
El tráfico online está copado en más de un 60% por parte de los gigantes tecnológicos que no pagan ni un solo céntimo por saturarlo. Es por ello que las telecos se han unido para exigir que pasen por caja las 'Big Tech'. 
 
Las empresas aliadas contra Google, Amazon o Netflix son América Movil, AT&T, Axiata, Bharti Airtel, China Mobile, Deutsche Telekom, e& Group, KDDI, KT, Liberty Global, MTN, Orange, Singtel, Swisscom, STC, Telefónica, Telenor, Telstra, Tim, Verizon y Vodafone, que han alumbrado GSMA Open Gateway.
 
Ahora la Comisión Europea ha abierto una consulta pública sobre este asunto que solivianta a Álvarez-Pallete, que afirma que "seis grandes empresas copan el 60% del tráfico de datos diariamente y nosotros tenemos que invertir mucho dinero para que todo el mundo pueda acceder a dichas redes. No somos partidarios de vetar su uso porque iría contra la neutralidad de la red y nosotros estamos en ese lado".
 
"Las telecos han recorrido un largo camino en el desarrollo de una plataforma global para conectar a todos y todo. Y ahora, al federar las API de red abierta y aplicar el concepto de itinerancia de interoperabilidad, los operadores móviles y los servicios en la nube estarán realmente integrados para habilitar un nuevo mundo de oportunidades. La colaboración entre los operadores de telecomunicaciones y los proveedores de la nube es crucial en este nuevo ecosistema digital", aseguran desde Telefónica.
 
Álvarez-Pallete sabe que las grandes tecnológicas podrían culparle de la subida de precios de Netflix o Amazon, pero mientras tanto también hace guerra contra las limitaciones regulatorias porque cree que solo se las aplican a las empresas tradicionales.
 
"En televisión, por ejemplo, tenemos limitaciones porque el regulador nos considera como líder del sector cuando Netflix o HBO tienen más usuarios y clientes", asegura el directivo, que también pide que no haya exigentes 'remedies' que limiten la fusión entre Orange y MásMóvil, cuya fusión podría ser contraproducente para Telefónica.
 

GSMA Open Gateway

Telefónica asegura que con el GSMA Open Gateway "en este proyecto global, los operadores abren el acceso a sus capacidades telco y de red a desarrolladores, proveedores de servicios en la nube y empresas en general a través de APIs (Application Programming Interfaces) de red interoperables basadas en estándares abiertos de la industria".
 

Álvarez-Pallete. 

"La API de calidad de servicio (QoS) es una característica clave de las redes del futuro para poder ofrecer a los usuarios nuevos servicios en tiempo real que consuman un gran ancho de banda y requieran una baja latencia. En este sentido, los proveedores y agregadores de servicios en la nube jugarán un papel fundamental", añade.
 
Mark Evans, Chief Strategy & Development Officer de Telefónica, asegura que "en los próximos años habrá una explosión de nuevos servicios que impactarán en nuestras redes. Para brindar la mejor experiencia a nuestros clientes y ofrecerles servicios innovadores no basta con la mejor conectividad, es necesario afrontar este reto con la implicación de todo el ecosistema tecnológico. Nuestro acuerdo con Microsoft es fundamental en este objetivo, razón por la que ampliamos nuestro marco de colaboración".
 

Beneficios

Telefónica también es noticia porque cerró 2022 con un beneficio neto de 2.011 millones de euros "gracias al crecimiento de los ingresos en todos los mercados en los que opera y a la eficiencia en la gestión y el control de los costes", afirman desde la compañía.
 
"En un año marcado por un complejo contexto macroeconómico, la compañía ha vuelto a demostrar su consistente capacidad de generar caja, superior en más de un 72% a la del ejercicio anterior, y ha reforzado su balance, con más del 80% de la deuda a tipo fijo y los vencimientos de los tres próximos años cubiertos", añaden.
 
Los números de 2022 le ha permitido superar los objetivos financieros anunciados para el ejercicio al registrar un incremento orgánico de los ingresos del 4% y del resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) del 3%. Al mismo tiempo, la ratio de inversiones sobre ventas se ha situado en el 14,8%, también dentro de lo establecido.
 
José María Álvarez-Pallete asegura que están "muy satisfechos con la transformación que está llevando a cabo la compañía y estamos bien posicionados para continuar con esta senda de crecimiento rentable. En 2022 Telefónica ha vuelto a demostrar su solidez, el compromiso con sus objetivos y su capacidad para sortear los entornos más complejos. En 2023 seguiremos manteniendo la disciplina financiera actual y continuaremos priorizando las inversiones en proyectos de conectividad. Para Telefónica, dar respuesta a las nuevas demandas de la era digital no es una opción; es la opción".
COMPARTIR: