09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Ella, apodada 'La Ferrolana', era la NIETA FAVORITA DEL GENERAL Y JOSÉ CRISTOBAL es EL ÚNICO DESCENDIENTE del dictador QUE SIGUIÓ LA CARRERA MILITAR

Así son Merry y José Cristóbal Martínez-Bordiú, los dos únicos nietos que han visto salir a Franco de su tumba

José Cristóbal y Merry Martínez-Bordiú.
José Cristóbal y Merry Martínez-Bordiú.
El Gobierno sólo ha permitido a dos miembros del familia de Francisco Franco entrar en la basílica del Valle de los Caídos para ver cómo el dictador es desenterrado. Los elegidos fueron Merry y José Cristóbal Martínez-Bordiú. Ella apodada 'La Ferrolana' era la nieta favorita del General, Y José Cristóbal es el único descendiente del dictador que siguió la carrera militar. En su día ocuparon las portadas de las revistas del corazón, pero en la actualidad, llevan años alegados de la popularidad.

La exhumación de Francisco Franco se llevará a cabo a las 10:30 de la mañana de este jueves 24 de octubre. El Gobierno de Pedro Sánchez sólo permitirá un responso de un minuto dentro de la basílica del Valle de los Caídos, que correrá a cargo del prior de los benedictinos Santiago Cantera.

Dentro de la basílica sólo podrán estar dentro dos familiares de Francisco Franco. Los elegidos, tras un cónclave familiar celebrado el pasado lunes en la casa-bunker de la familia en la calle Hermanos Becquer de Madrid, son Merry y José Cristóbal Martínez-Bordiú. La primera, exmujer del escritor Jimmy Giménez-Arnau, era la nieta favorita del dictador, a la que el General apodaba ‘La Ferrolana’ porque duro y rudo carácter que le recordaba a él.

El otro descendiente es José Cristóbal, casado y ex marido de la modelo Jose Toledo. Es el único de los nietos de Franco que quiso seguir la carrera militar como el abuelo, aunque luego la abandonó, llegando a prepararse para tal en la Academia Militar de Zaragoza que tanto influyó en la carrera del General Franco. Fue durante su jura de bandera en 1980 cuando se produjo el atentado en la capital maña con el incendio del Hotel Corona de Aragón donde se alojaba su abuela Carmen Polo.

Merry, ‘La Ferrolana’

Dicen de María del Mar Martínez-Bordiú Franco, conocida entre sus amigos por Merry, que es la integrante del clan menos interesada en los negocios. Nació en Madrid en 1956. Es la cuarta hija de los Marqueses de Villaverde y la más rebelde de la familia. Es la hippie de los Franco. Ya desde niña despuntó por su carácter independiente, que no hizo sino acentuarse con el paso de los años. Durante algún tiempo tuvo como acompañante “oficial” a Juan Antonio García Obregón, hermano de la actriz Ana García Obregón, aunque la relación no duró demasiado. Juan Antonio trabajaba por entonces en la empresa constructora Jotsa, fundada en 1957 por su padre Antonio García Fernández.

Merry Martinez-Bordiú en una imagen reciente. 

Siempre mantuvo un carácter muy rudo y fuerte para defender sus convicciones que, generalmente, no gustaban a su padre, Cristóbal Martínez-Bordiú. Tal vez por la dureza en su forma de ser se convirtió en la nieta favorita del dictador, que la apodó ‘La Ferrolana’.

Merry, restauradora de muebles y profesora de inglés, se casó en primeras nupcias con el periodista y escritor Joaquín Giménez-Arnau Puente, más conocido como Jimmy. La boda tuvo lugar el 3 agosto de 1977 en el Pazo de Meirás (La Coruña), la residencia de verano de la familia Franco, reconvertida en una gran mansión. El novio negocio la exclusiva del enlace con la revista Hola, por la que llegó a percibir un millón de pesetas de entonces. Luego, dicen, que Jimmy llegó a lamentarse en privado de no haber pedido más dinero.

Merry y Jimmy junto a su hija Leticia. 

No se sabe si por estos juegos monetarios o por problemas de convivencia, muy pronto llegaron los problemas que dividieron a la pareja. Dicen sus amigos que Jimmy aborrecía a su suegro, el Marqués de Villaverde, y que Merry comenzó a volcarse cada día más en su hija Leticia, su ojito derecho, lo que provocó un notable distanciamiento en esta singular pareja. El matrimonio sólo duró dos años, hasta su separación en noviembre de 1979. Fue a finales de 1981 cuando presentaron una demanda de divorcio. El juez concedió a la nieta de Franco la guarda y custodia de Leticia, la única hija del matrimonio, nacida el 25 de enero de 1979.

Pero esto no hizo sino avivar los problemas. En febrero de 1986, el periodista del corazón Jimmy Jiménez-Arnau presentó una denuncia en un juzgado de Las Palmas por la hipotética desaparición de su hija, después de que su ex esposa no acudiera a una cita concertada. Luego, a mediados de 1992, el periodista declaró que había localizado a su hija en la isla caribeña de Saint Croix, después de cuatro años de búsqueda. Y es que, tras un romance, también breve, con el catalán Toni Enrich, Merry conoció al profesor de gimnasia norteamericano Gregor Tamler y tres años después se casaban secretamente en Nueva York, abandonando España.

Boda de Jimmy Giménez Arnau y Merry en el Pazo de Meirán ante Carmen Polo, a la derecha. 

Merry y el profesor de gimnasia se conocieron de una manera peregrina: a través de un anuncio en un periódico. Él había venido a España como instructor de gimnasia en el Colegio Americano de Aravaca, en Madrid. Terminado su contrato, se anunció en un diario como profesor particular de taichí. Merry le vio y solicitó sus servicios. Y ahí comenzó este romance. La pareja que comenzó a residir en la isla de Gran Canaria, termino en Las Islas Vírgenes, después de pasar una temporada en Miami (EEUU). Sin embargo, la relación tampoco fructificó y más tarde se separaron. Merry se instaló con su hija en Miami, pero pronto regresó a Madrid. De su padre heredó un piso en Monachil (Pradollano), en la provincia de Granada.

Leticia, contrajo matrimonio con el salvadoreño Marcos Sagrera Palomo en 2008. La pareja eligió el gallego Pazo de Meirás para celebrar tanto el oficio religioso como el posterior convite. Hubo dos madrinas, que fueron las madres de los respectivos contrayentes y los novios se casaron en la misma capilla donde lo hicieron los padres de Leticia en 1977. Jimmy Giménez Arnau no fue invitado.

José Cristóbal, el único que siguió la carrera militar

También vivió una época movida, de hippy y revolucionario, el quinto de los nietos del General Franco, José Cristóbal Martínez-Bordiú Franco, que nació en Madrid en 1958. Aunque inició los estudios de arquitectura, los abandonó para hacer la carrera militar, consiguiendo la graduación de teniente de infantería en 1979. Tres años después abandonó el Ejército español para iniciar una nueva vida. Desde entonces, su pedigrí amoroso también es notable. Salió con varias jóvenes, como Maribel Pattier, hermana pequeña de la actriz Paula Pattier, con la fotógrafa Alicia Matoses y con Pilar Arias. Con todas ellas vendió reportajes para las revistas del corazón y hasta presentó unas polémicas memorias Cara y cruz (1983).

José Cristóbal Martínez-Bordiú y Jose Toledo.

Fue en 1984 cuando comenzó a salir con la presentadora y modelo, Jose Toledo, integrante de una modesta familia de Las Palmas de Gran Canaria, donde se conocieron. La pareja se casó por lo civil el 23 de octubre de 1984 en un juzgado de Manhattan, en Nueva York, ciudad en la que vivieron los tres primeros años del matrimonio. Más tarde, en octubre de 1990 se casarían por la Iglesia, y ese mismo día bautizaron a su primer hijo, Daniel, que tuvo como padrino al Duque de Anjou, Luis Alfonso de Borbón. Ambas ceremonias se celebraron en la iglesia del Buen Suceso, de Madrid.

A su regreso a España, el matrimonio fijó su residencia en la finca de Valdefuentes, donde José Cristóbal, ha explotado un picadero con el nombre de Cercano Oeste.  Allí también se ubica otra de sus empresas, Joran Producciones SL, dedicada a la producción y programación de campañas publicitarias y promocionales. En ella aparece como accionista su primer hijo Daniel Martínez-Bordiú Toledo. Su otro hijo se llama Diego y nació en 1998.

En 2009 se llevó el gran susto de su vida cuando su hijo Daniel, sufrió un accidente. El joven de 18 años estaba practicando trial en una finca, propiedad familiar, cerca de Móstoles cuando chocó con un inoportuno alambre, apenas visible, que le produjo una gravísima herida en el cuello. Sufrió una luxación grave de la tráquea y fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Doce de Octubre.

Daniel y Diego Martínez-Bordiú Toledo en el entierro de su abuela Carmen Franco. 

Un accidente que recordó al que protagonizó su padre en el pasado. El 20 de noviembre de 1981 cuando se dirigía al aeropuerto de Las Palmas para llegar a Madrid y dirigirse al funeral en el Valle de los Caídos, con motivo del sexto aniversario del fallecimiento de su abuelo y conduciendo su Volkswagen Golf atropelló en la avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria a un joven matrimonio. La esposa murió en el acto y el marido minutos después. Habían atravesado esa vía, que no tenía un paso de peatones. Por ese motivo se vio obligado a abandonar el ejército en 1982, dejando la carrera militar para siempre, algo que nunca hubiera gustado a su abuelo.

Y quizá por haber sido protagonista de las revistas del corazón en su juventud, su divorcio de Jose Toledo en el verano de 2017 tampoco desapercibido a los medios., aunque no con la relevancia que se podía espera de tan ilustres vips. La presentadora canaria y Cristóbal Martínez-Bordiú formaban una de las parejas aparentemente más estables del panorama social. Más de tres décadas juntos, dos hijos y un perfil bajo en todo lo que se refería a la vida privada de ambos. La separación matrimonial no solo sorprendió a la prensa, sino también a las amistades no íntimas, que desconocían los desencuentros de la pareja que terminaron en divorcio.

Ahora, Merry "la Ferrolana" y José Cristobal "el militar" serán los dos únicos nietos que verán a su abuelo, el dictador Francisco Franco, salir de su tumba cuarenta y cuatro años después. 

COMPARTIR: