07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ayuda ciudadana ha sido clave en este arresto que se produjo tras publicar la Policía una lista de los diez fugitivos más buscados de nuestro país

Los mayores falsificadores de moneda de España: La detención del 'jefe' Manuel Bellido

Manuel Bellido Moreno, falsificador de moneda.
Manuel Bellido Moreno, falsificador de moneda.
La Policía Nacional ha detenido a Manuel Bellido Moreno, considerado uno de los grandes falsificadores de moneda de nuestro país. Bellido, en búsqueda y captura durante años, fue detenido gracias a la colaboración ciudadana, ya que facilitaron su dirección al ver publicada la lista de los diez fugitivos más buscados por parte de la Policía Nacional. Seis años antes ya fue detenido Juan Pedro González, hasta entonces el valorado como el mejor falsificador de moneda de España.

Solo 48 horas han sido suficientes para detener al mayor falsificador de moneda de España. El pasado lunes la Policía Nacional ponía en conocimiento de los ciudadanos la lista de los diez fugitivos más buscados de nuestro país. Asesinatos, narcotráfico y prostitución eran algunos de los delitos que pesaban sobre los integrantes de la lista. Pero el de uno de los primeros señalados, Manuel Bellido Moreno, era falsificar dinero y documentos.

La detención tuvo lugar este pasado miércoles en el barrio de San Blas, en Madrid. Un ciudadano vio la cara de Bellido entre los más buscados, le reconoció e informó a un agente de la Brigada Móvil sobre la localización y apariencia actual del falsificador. Inmediatamente, agentes de la Policía Nacional acudieron a las inmediaciones de la vivienda.

Listado de fugitivos difundido por la Policía Nacional.

Sin embargo, cuando el falsificador salió del edificio y los agentes procedieron a su detención, se encontraron con la resistencia de los vecinos, que comenzaron a increparles y a tratar de impedir el arresto, por lo que los miembros del cuerpo de seguridad se resguardaron en el portal hasta la llegada de los refuerzos procedentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR). Finalmente, Bellido fue detenido.

Manuel Bellido, el mayor falsificador de España

Dos metros de altura. 46 años. Ojos y piel morenos. Estos fueron los datos ofrecidos por la policía, además de una fotografía actualizada, para identificar al que consideraban “el mayor falsificador de moneda de España”.

La actividad de Manuel Bellido, según comunicaba la policía, tuvo su auge en el año 2013, cuando distribuyó una gran cantiadad de moneda falsa por toda España. Desde entonces, Bellido se encontraba en el punto de mira de los cuerpos de seguridad.

Un total de ocho órdenes de búsqueda y captura pesaban sobre su expediente, así como una condena a nueve años de prisión por “un delito de expedición y distribución de moneda falsa”. Bellido, además, está imputado por formar parte de una organización criminal que se dedicaba a falsificar billetes en grandes cantidades. La función de este falsificador en este entramado criminal era la de la distribución del material.

Debido al delito del que se le acusaba, la detención de Bellido no fue sencilla. Podía falsificar fácilmente documentos, tarjetas de crédito y otro tipo de métodos de pago como los cheques de viaje. Además, según confirmaron fuentes de la investigación, tendría una apariencia diferente a la de la fotografía, ya que habría ganado peso y perdido el pelo.

Juan Pedro González y sus billetes perfectos

Esta no es la primera ocasión en la que la policía ha detenido a uno de los mayores falsificadores del país. Ya en el año 2017, Juan Pedro González Sánchez era detenido tras más de diez años falsificando billetes. Por aquel entonces tenía 60 años y aunque su trabajo “oficial” era empleado de una fábrica de conservas en Murcia, secretamente fabricaba billetes falsos.

Juan Pedro González, falsificador de billetes.

Se le llegó a considerar un artista en la falsificación de billetes, con copias tan exactas que alertaron incluso al Banco Central Europeo. Autodidacta, cuidadoso y tremendamente ordenado, se consideró que el falsificador podía haber iniciado el negocio en el año 2002, llegando a imprimir hasta 12 millones de euros falsos.

Fue detenido en tres ocasiones. La primera en 2006, cuando fue enviado a prisión durante catorce meses. El paso por la cárcel no le sirvió de mucho puesto que al salir volvió a ponerse manos a la obra con su negocio, vendiendo billetes falsos de 50 euros por tan solo diez.

En 2011 le volvieron a detener con un millón y medio de euros preparados para su distribución. Su lugar de actuación, lejos de encontrarse solo en España, se extendía a 20 países de la Unión Europea.

Finalmente, fue arrestado de nuevo en 2016 y puesto a disposición judicial. Tras años de juicios, en el año 2020 la Audiencia Nacional le condenó a tres años de cárcel. Se le pedían hasta 15 años de prisión.

COMPARTIR: