06 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una sentencia les obliga a abandonar Meirás el 10 de diciembre, pero la familia ha sabido moverse en la esfera social y económica durante este tiempo

Así viven los descendientes de Franco un año después del traslado del dictador

Miembros de la familia Franco llevando el ataúd.
Miembros de la familia Franco llevando el ataúd.
Hoy se celebra el segundo 20-N tras la salida de los restos de Franco del Valle de los Caídos en octubre de 2019 y se cumplen 45 años desde la muerte del dictador. Cuatro décadas y un lustro han pasado desde que el último aliado de Hitler y Mussolini muriera. Antes de morir, en la cama, tuvo tiempo de dejarlo todo “atado y bien atado”. Su descendencia en la democracia, lejos de debilitarse ha sabido moverse en la esfera social y económica.

Hoy se celebra el segundo 20-N tras la salida de los restos de Franco del Valle de los Caídos en octubre de 2019, para ser inhumados en Mingorrubio, en El Pardo. En esta ocasión, se cumplen 45 años de la muerte del dictador. Cuatro décadas y un lustro han pasado desde que el último aliado de Hitler y Mussolini muriera. Para algunos, el hecho de que su familia permaneciera en el país tras su muerte, ha constituido el alto coste de la Transición.

Sin embargo, en los últimos meses los descendientes del dictador han recibido algunos varapalos encadenados. El último, es la sentencia que les obliga a abandonar el Pazo de Meirás, mandado construir por la escritora Emilia Pardo Bazán a finales del siglo XIX y lugar de veraneo del dictador y su familia, el próximo día 10 de diciembre. 

“El Pazo fue un regalo de Barrié de la Maza mediante una cuestación popular en 1938 y se lo regalaron a Franco en calidad de Jefe de Estado y Caudillo. Toda posesión de un Jefe de Estado que es usada como tal debe pertenecer a Patrimonio Nacional, pero en la dictadura no había frontera entre lo público y lo privado. En el año 1942 hicieron una simulación de venta” cuenta a Elcierredigital.com  Mariano Sánchez Soler, experto en la fortuna de la familia del dictador y autor del nuevo y ya exitoso libro "Los ricos de Franco".

Tras las imágenes publicadas por Eldiario.es, en las que se veía cómo varios camiones de mudanza entraban y salían del Pazo de Meirás en Sada (A Coruña), la Abogacía del Estado anunció que pediría ante el Juzgado medidas cautelares para proteger el contenido del Pazo de Meirás y evitar que, una vez más, los Franco consiguieran tener todo “atado y bien atado”. En cualquier caso, más allá del futuro de este edificio emblemático, a sus descendientes directos la vida no les va nada mal.

“Cuando se hacen con el Pazo también se quedaron con todo lo que había dentro. Es decir, la famosa biblioteca de Emilia Pardo Bazán y los muebles. Realmente no se sabe lo que hay dentro porque nunca se ha hecho un inventario. En este Pazo han pasado cosas raras. Dos incendios en democracia, por ejemplo, que nunca se explicaron del todo. En uno de ellos se dañó mucho la biblioteca, más por el agua para extinguir el incendio que por el fuego en sí. Sí sabemos que dentro están las famosas estatuas del pórtico de la catedral de Santiago de las que se encaprichó Carmen Polo”, explica el escritor Sánchez Soler.

Los nietísimos

La actual Carmen Martínez-Bordiú no tiene nada que ver con la que hasta ahora la opinión pública había conocido, afirman sus amigos. “Ya no está omnipresente en saraos, ni es una infatigable viajera a exóticos destinos o asidua de la prensa rosa, a la que periódicamente ofrecía exclusivas sobre su vida privada previo paso por caja. Hoy apenas se mueve de su refugio portugués, donde sus días trascurren tranquilos, a menudo acompañando a Timothy mientras surfea por las playas de la costa de Cintra”, afirma la relevante periodista Consuelo Font. 

Carmen Martínez-Bordiú

Carmen Martínez-Bordiú.

Hasta ahora, si alguien de los nietos del “Caudillo” sobresalía casi igual o más que el clan de los Pantoja en el papel couché, esa era Carmen Martínez-Bordiú Franco. La llamada “niña”, nació en el Palacio de El Pardo en 1951. Con sólo 21 años se casó con Alfonso de Borbón, nieto de Alfonso XIII y Duque de Cádiz, primo hermano del Rey Juan Carlos, catorce años mayor que ella. Algunos rumores apuntaban a que la relación entre la pareja podría haber sido convenida por la familia Franco con los Borbones para encauzar el rumbo de la "nietísima". En lo que sí ha sido clara es en defender que ella, ajena a cualquier asunto relacionado con ambiciones políticas, nunca pensó en él como un príncipe, sino como un hombre normal. La boda se celebró el 8 de marzo de 1972 ante la atenta mirada de mil invitados selectos. Vestida de Balenciaga, Carmen fue llevaba al altar por su abuelo y padrino, Francisco Franco.

El matrimonio al final se rompió y Carmen no paró de ocupar portadas de las revistas con sus matrimonios y sus relaciones sentimentales. Hoy, Carmencita vive feliz con su nuevo amor Timothy, un treintañero con el que convive en Portugal, convertida ya en flamante II Duquesa de Franco, un título por el que ha peleado en contra del criterio del Gobierno de Sánchez.

Pero si alguien de la saga Franco marca y controla los negocios familiares, ese es Francisco de Asís Franco Martínez-Bordiú. Francis, como se le conoce, nació en Madrid en 1954. El primer varón de los siete hijos de Carmen Franco y Cristóbal Martínez-Bordiú idolatraba a su abuelo, tanto que es la persona que guarda la bandera de España preconstitucional con la que fue enterrado en 1975.

Posee los títulos de Señor de Meirás y Marqués de Villaverde.  Durante muchos años se dio por hecho que pasarían al mayor de los nietos varones del dictador. Él siempre ha mostrado una gran debilidad por el título de duque de Franco, pero un cambio legislativo cambió sus planes. Hace 12 años, en 2006, la Ley de Igualdad para la Sucesión de Títulos Nobiliarios acabó con la prevalencia del varón y convirtió a Carmen Martínez-Bordiú en sucesora.

Francis Franco

Francis Franco.

El ‘nietísimo’ pertenece al consejo de administración de más de once sociedades, muy diversas. Entre estas están: sus dos principales, Promociones del Suroeste S.A. (antes Valdefuentes SA) con 7,38 millones de euros en activos y Montecopel S.A. con 16 millones de euros en activos. Además, se añaden Aparcamientos Atocha 70 S.A., Premohi S.L., Prístina S.L., Ficeme S.A., Comercia Soluciones Integrales de Comercio Electrónico S.L., Caspe 99 S.L., Centro Médico del Láser Pío XII S.L., Oceans Eleven S.L. y Estacionamientos Urme S.L.

Esta última empresa, Estacionamientos Urme, S.L., ha saltado a la palestra recientemente, cuando ElDiario.es publicó que el parking, fruto de la herencia de Carmen Franco, fue vendido en 2019 a un fondo de inversiones americano. Según ElDiario.es, la transacción habría tenido un importe de 8.5 millones de euros, de los que sería beneficiaria la familia Franco.

Aunque la fecha de la compra tuvo lugar el día 26 de junio del pasado año, no fue hasta ahora, con el depósito en registro de la Ipark Estacionamientos y Servicios de Movilidad, que se pudo confirmar la transacción. La sociedad con domicilio fiscal en Álava, compró el 100% de las acciones de la empresa de los Franco.

Además, esta sociedad española estaría controlada por otra llamada Diablo Investments Sarl, con sede en Luxemburgo y a su vez en manos del fondo de inversiones de alto riesgo Elliot. No obstante, este no sería el único estacionamiento del que habría prescindido la familia, ya que la misma sociedad alavesa habría comprado el estacionamiento Aparcamiento Atocha 70, S.L. por un importe de 8.2 millones de euros, en septiembre de 2019.

Merry y José Cristobal

Si hay dos hermanos que ocuparon tantas portadas o más que sus hermanos mayores, esos son Merry y José Cristobal. Sin embargo, desde los años 80 viven alejados de la prensa. Dicen de María del Mar Martínez-Bordiú Franco, conocida entre sus amigos por Merry, que es la integrante del clan menos interesada en los negocios. Nació en Madrid en 1956. Es la cuarta hija de los Marqueses de Villaverde y la más rebelde de la familia. Es la hippie de los Franco. Merry, restauradora de muebles y profesora de inglés, se casó en primeras nupcias con el periodista y escritor Joaquín Giménez-Arnau Puente, más conocido como Jimmy. La boda tuvo lugar el 3 agosto de 1977, precisamente en el Pazo de Meirás.  El matrimonio tan sólo duró dos años, hasta su separación en noviembre de 1979.  El juez concedió a la nieta de Franco la guarda y custodia de Leticia, la única hija del matrimonio, nacida el 25 de enero de 1979.

Merry Martínez-Bordiú.

En febrero de 1986, el periodista del corazón Jimmy Jiménez-Arnau presentó una denuncia en un juzgado de Las Palmas por la hipotética desaparición de su hija, después de que su exesposa no acudiera a una cita concertada. Años más tarde, a mediados de 1992, el periodista declaró que había localizado a su hija en la isla caribeña de Saint Croix, después de cuatro años de búsqueda. Y es que, tras un romance, también breve, con el catalán Toni Enrich, Merry conoció al profesor de gimnasia norteamericano Gregor Tamler y tres años después se casaban secretamente en Nueva York, abandonando España.

Merry y el profesor de gimnasia se conocieron de una manera peregrina: A través de un anuncio en un periódico. Él había venido a España como instructor de gimnasia en el Colegio Americano de Aravaca, en Madrid. Terminado su contrato, se anunció en un diario como profesor particular de taichí. Merry lo vió y solicitó sus servicios. Y ahí comenzó este romance. La pareja que comenzó a residir en la isla de Gran Canaria, termino en Las Islas Vírgenes, después de pasar una temporada en Miami (EEUU). Sin embargo, la relación tampoco fructificó y más tarde se separaron. Merry se instaló con su hija en Miami, pero pronto regresó a Madrid. De su padre heredó un piso en Monachil (Pradollano), en la provincia de Granada.

Leticia, contrajo matrimonio con el salvadoreño Marcos Sagrera Palomo en 2008. La pareja eligió el gallego Pazo de Meirás para celebrar tanto el oficio religioso como el posterior convite. Hubo dos madrinas, que fueron las madres de los respectivos contrayentes y los novios se casaron en la misma capilla donde lo hicieron los padres de Leticia en 1977. Jimmy Giménez Arnau no fue invitado.

José Cristóbal Martínez-Bordiú y Jose Toledo.

También vivió una época movida, de hippy y revolucionario, el quinto de los nietos del General Franco, José Cristóbal Martínez-Bordiú Franco, que nació en Madrid en 1958. Aunque inició los estudios de arquitectura, los abandonó para hacer la carrera militar, consiguiendo la graduación de teniente de infantería en 1979. Tres años después abandonó el Ejército español para iniciar una nueva vida.

Ha estado al frente de Joran Producciones S.L., dedicada a la producción y programación de campañas publicitarias y promocionales. En ella aparece como accionista su primer hijo Daniel Martínez-Bordiú Toledo. Su otro hijo se llama Diego y nació en 1998.

En 2009 se llevó el gran susto de su vida cuando su hijo Daniel, sufrió un accidente. El joven de 18 años estaba practicando trial en una finca, propiedad familiar, cerca de Móstoles cuando chocó con un inoportuno alambre, apenas visible, que le produjo una gravísima herida en el cuello. Sufrió una luxación grave de la tráquea y fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Doce de Octubre.

Quizás por haber sido protagonista de las revistas del corazón en su juventud, su divorcio de Jose Toledo en el verano de 2017 tampoco pasó desapercibido a los medios, aunque no con la relevancia que se podía esperar de tan ilustres vips. La presentadora canaria y Cristóbal Martínez-Bordiú formaban una de las parejas aparentemente más estables del panorama social. Más de tres décadas juntos, dos hijos y un perfil bajo en los medios en todo lo que se refería a la vida privada de ambos.

Las discretas: Mariola y Aranzazú

María de la O Martínez-Bordiú Franco, más conocida por Mariola, nació en 1952. Es licenciada en Arquitectura, aunque no ejerce la profesión, y diplomada en Pintura. El 14 de marzo de 1974 se casó en El Pardo con Rafael Ardid Villoslada (Madrid, 1947), licenciado en Ciencias Políticas. El novio era descendiente del General republicano Tomás Ardid Rey. La boda fue el último gran evento familiar celebrado en el Palacio de El Pardo y se organizó como si se tratase de un asunto de Estado, llegando a retrasmitirse por Televisión Española.

Mariola, con uno de sus hijos. 

Mariola sólo ha aparecido en los medios en ocasiones puntuales; como en el funeral por su madre. O cuando su hijo Jaime sufrió un grave accidente de tráfico en 2010. La última de estas ceremonias se celebró este 2019 en una iglesia de Oaxaca, en México, donde Jaime Ardid se casaba con Fernanda Estévez.

La única vez que Mariola se ha visto salpicado por un escándalo fue con motivo de la operación ‘Desengaño’ llevaba a cabo por la Policía Nacional y que liberó a 23 mujeres que ejercían la prostitución contra su voluntad. Uno de los edificios donde se realizaban dichas actividades estaba situado en el número 133 del Paseo de las Delicias de Madrid. Bloque que, junto a otro más en la misma dirección, el 127, funcionaban como burdel las 24 horas del día. Según varios medios el inmueble era propiedad de esta nieta de Franco.

Sin lugar a dudas la que menos ruido hace y menos ampollas levanta es María Aranzazu Martínez-Bordiú Franco, conocida como Arancha, que nació en Madrid en 1962. Criada en un periodo donde su abuelo estaba en claro deterioro, estudió Secretariado Internacional, pero finalmente se dedicó a la restauración de muebles. 

A pesar de no prodigarse en los medios, la boda de Arancha fue portada de ¡Hola!. 

Arancha se casaría en 1996 con el abogado coruñés Claudio Quiroga Ferro, hijo de Fernando Quiroga Piñeiro, uno de los más destacados representantes de la aristocracia empresarial gallega y ex director general de la compañía eléctrica Unión Fenosa. Junto a su hermana Merry figura como apoderada de la empresa MarletMakai S.L. dedicada a la “promoción, construcción y arrendamiento de todo tipo de inmuebles”.

Jaime, el benjamín

Jaime Felipe Martínez-Bordiú Franco, nació en Madrid el 9 de julio de 1964. Jaime es abogado de profesión, una actividad que ejerce en beneficio de los negocios familiares. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y tiene su bufete montado en el domicilio familiar de la calle Hermanos Bécquer, de Madrid, en el que también figura su cuñado Claudio Quiroga, el marido de Arancha. Al igual que su hermano Francis, Jaime pertenece al consejo de administración de múltiples y variadas sociedades del holding familiar. Estas son: Francoveda S.L.; Proazca S.A.; Urme S.A.; Fiolasa S.L.; Sargo Consulting S.L.; Albargente S.A.; MGO Consulting S.L.; y Abanco S.L. Una de sus últimas creaciones mercantiles ha sido la empresa Francoveda, constituida el 11 de junio de 2003, con domicilio en Villanueva de la Cañada (Madrid), y con dedicación a “la prestación de servicios de asesoramiento e información económica financiera”.

La base principal de sus negocios es la construcción y el arrendamiento de inmuebles. Llegó a comprar puestos en el Mercado Central de Pescado de Mercamadrid, que luego alquilaba. También adquirió en 1998 un piso en la calle Arzobispo Morcillo, de Madrid, por 42 millones de pesetas declarados; y se hizo con una parcela declarada inicialmente como zona rústica en el polígono de Manila, en Fuencarral (Madrid). Su información privilegiada y su relación con el poder establecido nunca ha decrecido, ni siquiera en los peores momentos de la familia. Una de sus sociedades inmobiliarias, MGO Consulting, se encuentra situada a escasos metros de la sede nacional del Partido Popular, en la calle Génova, de Madrid. Y en otra, Urme SA, llegó a figurar como secretario, el hoy presidente de Caja Madrid, el jiennense Miguel Blesa, amigo personal del ex presidente del Gobierno del Partido Popular, José María Aznar.

Jaime Martínez Bordiu confiesa que están

Jaime Martínez-Boridiú.

Pero al margen de los negocios profesionales, y como el resto de sus hermanos, también ha tenido amores y desamores bastante conocidos. Uno de los más sonados fue su relación, durante varios años, con Miriam Ungría, hoy casada con el príncipe Kardam, el primogénito y heredero del rey Simeón II de Bulgaria. Pero fue en 1995 cuando el nieto más pequeño de Franco contrajo nupcias con la modelo y relaciones públicas Nuria March Almela que, a pesar de su apellido, no guarda relación con la familia financiera de los March. Jaime y Nuria se casaron en la Real Colegiata madrileña de Los Jerónimos bajo la atenta mirada de la llamada “flor y nata” de la España democrática que se congregó allí.

Entre ellos, el entonces príncipe y hoy ya rey Felipe VI, y su hermana Cristina que actuaron como testigos en la ceremonia. La pareja, tras varios abortos, consiguió tener a su único hijo, Jaime, que ahora tiene 21 años. Pero, tras varias crisis en su relación, el nieto de Franco se separó después de casi seis años de matrimonio. Hoy cada uno lleva su vida, como todos los descendientes del general Franco, cuando se cumplen 45 años desde la muerte del dictador.

COMPARTIR: