17 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El BNG cree que esta ilegalidad es "más clara" que la del Pazo de Meirás, ya que varias cartas entre compradores y los Franco justifican la "chapuza"

Crecen los problemas legales de la familia Franco, que ahora tendrá que batallar también por la Casa Cornide de La Coruña

La propiedad fue cedida a la Carmen Polo.
La propiedad fue cedida a la Carmen Polo.
Después de que el juzgado paralizará con una medida cautelar la venta del Pazo de Meirás, la batalla legal que enfrenta la familia Franco podría profundizarse en La Coruña. El Bloque Nacionalista Gallego (BNG) ha anunciado que presentará en la próxima sesión ordinaria del Ayuntamiento una solicitud para emprender acciones legales que busquen recuperar la Casa Cornide, otra de las famosas propiedades de la familia Franco en tierras gallegas.

Francisco Jorquera, portavoz municipal de BNG, ha anunciado la ruta que seguirá el partido nacionalista para que el patrimonio público recupere esta propiedad “robada” por Franco. Jorquera explicó que este caso es “más claro” que el del Pazo de Meirás, ya que el edificio realmente es de titularidad pública.

Desde el BNG de La Coruña han informado a elcierredigital.com que la propuesta será presentada en el pleno de septiembre, que será el siguiente ordinario. El mes de agosto es inhábil para la actividad del consistorio, por tanto, la iniciativa tendrá que esperar.

Los nacionalistas llevan tiempor reclamando la titularidad del inmueble.

Según ha indicado la portavoz contactada por este diario, en el Bloque consideran que “está más que acreditado el amaño y la chapuza que se realizó para entregar el edificio de Cornide al jefe del Estado”, la portavoz agrega que desde BNG se “cree firmemente en que es bastante factible recuperar el inmueble”.

Francisco Jorquera, edil de BNG en La Coruña, ha asegurado que entre las pruebas se encuentra “la propia carta que le envió el secretario personal de Francisco Franco, Ricardo Catoira, a Juan Sánchez-Cortés, subsecretario de Hacienda, donde se detallaban los movimientos que las Administraciones públicas tuvieron que hacer para cumplir con el capricho de la esposa de Franco de obtener el inmueble”, el edil agrega que lo ocurrido fue una “expoliación del pueblo de La Coruña”.

Jorquera también detalla que existen cartas de agradecimiento en las que se comunica lo bueno de adjudicación que “permitirá no abrir el Pazo de Méiras cuando Carmen Polo visite La Coruña, ya que por su tamaño se necesitan muchos empleados y servidores”.

Sin apoyos, pero con expectativa

Desde el grupo municipal esperan contar con el apoyo de la mayoría del pleno, ya que en el último mandato también se habían aprobado iniciativas para iniciar un proceso de recuperación del inmueble. De hecho, el actual gobierno creó en su última gestión una Concejalía en la que se incluye educación, cultura y memoria histórica.

Desde el Ayuntamiento gobernado por el PSOE han indicado que seguramente se apoyará la iniciativa del grupo nacionalista para recuperar la titularidad del inmueble. No obstante, el consistorio quiere esperar a la designación del titular del Consello da Memoria Democrática antes de abrir esta vía.

La Casa Cornide

La Casa Cornide es un edificio de estilo barroco ubicado en la ciudad Vieja de La Coruña diseñada entre 1750 y 1760 por el ingeniero militar Francisco Llobet. Su primer propietario Diego Cornide se lo dejó a su hijo José Andrés Cornide que decidió cambiar la fachada en 1810, quitando los soportales. A inicios del Siglo XIX pasó a ser el edificio del Ayuntamiento.

El 1957 fue comprada por el Ministerio de Educación para instalar un Conservatorio, pero el Ayuntamiento no lo consideró idóneo, por lo que el pazo pasó a titularidad del consistorio. El 3 de julio de 1962 se realizó una subasta pública en  la que resultó ganador el conde de Fenosa, Pedro Barrié de Lana Maza, que posteriormente la cedió a Carmen Polo, la esposa del dictador Francisco Franco.

Exterior de la Casa Cornide

Esta es la subasta que BNG considera fraudulenta por no cumplir ningún estándar y ser “una expoliación al pueblo de La Coruña”. En 2018, el Ayuntamiento encargó al Consejo de Memoria Democrática analizar la situación del pazo para que vuelva a ser patrimonio público.

No obstante, el BNG ha tomado la iniciativa y encomienda al PSOE a unirse a su iniciativa para “demostrar su compromiso de retirar la simbología franquista”. El resto de grupos municipales no han emitido opinión al respecto.

COMPARTIR: