25 de abril de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El traslado de un cadáver en el territorio nacional conlleva habitualmente el pago de 424 euros pero asciende a casi 6.000 euros desde el exterior

Qué nos cuesta morirnos: abismal diferencia entre Zamora, Girona o fallecer en el extranjero

Morirse en España tiene precios muy diferentes según la provincia.
Morirse en España tiene precios muy diferentes según la provincia.
Girona y Madrid son las provincias españolas donde resulta más caro fallecer. En concreto, morir en Girona cuesta un 29,2 por ciento más que en el conjunto de todo el país y en Madrid, un 27,4 por ciento más, según el estudio "¿Quién paga más por la muerte en España?" realizado por Estamos Seguros por iniciativa de Unespa.

Girona y Madrid son las provincias donde más caro resulta fallecer para un ciudadano español. En Girona cuesta un 29,2 por ciento más que en el conjunto de España y en Madrid es un 27,4 por ciento más, según el estudio "¿Quién paga más por la muerte en España?" realizado por Estamos Seguros, iniciativa de Unespa.

Otras provincias con diferenciales destacados son Barcelona, donde fallecer es un 20,8 por ciento más costoso que en el conjunto del país, Lérida, un 19,4 por ciento más y Huesca, con un 15,7 por ciento más. En el otro extremo figuran Zamora (-39,7 por ciento), Santa Cruz de Tenerife (-36,2 por ciento), Palencia (-29,7 por ciento), Soria (-27,1 por ciento) y Cuenca (-26 por ciento) son los lugares donde fallecer resulta menos oneroso.

Repatriar un cuerpo desde el extranjero es más costoso, con un coste medio de 5.987 euros.

Según el estudio, el traslado de un cadáver dentro del territorio nacional conlleva, habitualmente, el pago de 424 euros, y repatriar un cuerpo desde el extranjero es más costoso, con un coste medio de 5.987 euros. En cuanto a los seguros, los datos indican que algo menos del 44 por ciento de los percances del seguro de decesos se queda por debajo del coste teórico del evento. En este caso, la aseguradora reembolsa la diferencia a sus clientes.

Por otro lado, se sitúa otro 16 por ciento de sepelios cuyo coste se coloca exactamente en el nivel cubierto. Juntos suman cerca del 60 por ciento. En el 40 por ciento restante los costes rebasan lo previsto por la aseguradora en un principio.

COMPARTIR: