18 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Edil Emiliano Rodríguez tuvo que ser protegido porque varios vecinos molestos pretendían agredirle

Esperpento en Albacete, el alcalde socialista de Ayna vuelve a vestirse de sacerdote provocando a su pueblo

Emiliano Rodríguez, el alcalde socialista de Ayna (Albacete), lo ha vuelto a hacer. Se ha vestido de nuevo con ropajes sacerdotales. En esta ocasión lo hizo como reacción ante las críticas recibidas por haberse disfrazado de la misma guisa el pasado 24 de septiembre para “oficiar” unas bodas de oro

Los hechos ocurrieron el pasado sábado cuando el Edil, cercano al círculo político de José Bono, aprovechó la celebración de las Jornadas Taurinas de la localidad albaceteña para volver a vestirse de cura. El atuendo constaba de una sotana, un gran crucifijo y un libro que simulaba ser una Biblia.

Según algunas versiones, parte del pueblo reaccionó criticando a alcalde y llegando a tener una gran discusión en plena calle con los que le defendían. Fuentes cercanas a Rodríguez, sin embargo, restan importancia a lo ocurrido. “En el pueblo todos nos conocemos y sabemos quiénes somos, como sabemos que, durante la celebración de estas jornadas, en las que una asociación local ha puesto todo el empeño, es habitual ver a gente disfrazada, ¿os es que ahora vamos a prohibir que la gente se disfrace en unas fiestas?”, explicó al día siguiente Emiliano Rodríguez.

 

El alcalde disfrazado junto a unos vecinos

Además, queriendo marcar la diferencia con lo ocurrido el mes pasado, Rodríguez ha aclarado que “eran unos días de fiesta, no era una ceremonia y estaba acompañado por varios amigos y rodeado de vecinos”.

El político se ha reafirmado en su perfil de Facebook con un mensaje que deja clara su postura ante éstas polémicas: "Me voy a disfrazar de lo que me da la gana. Y al que no le guste es su problema no el mío. Saludos". 

Es la segunda vez que el político socialista tiene un problema de este tipo. Como contamos en El Cierre Digital el pasado mes de septiembre, el disfrazarse de sacerdote le convirtió en protagonista de un escándalo a nivel nacional, cuando el párroco de la catedral de Albacete Julián Ros, viralizó las imágenes a través de las redes sociales. Rodríguez se justificó alegando que se encontraba “en un acto privado”, añadiendo además que la prenda que llevaba no era una sotana sino “una de las que se usan en las bandas de tambores, pero para saber esto también hay que vivir en el pueblo”.

Emiliano Rodríguez es desde 2003 el acalde de este pueblo de Albacete y durante años ha estado vinculado al ex presidente castellano-manchego y ex ministro de defensa José Bono.

COMPARTIR: