02 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La actriz y el expresidente de la república francesa se han casado en secreto ocho años después de las fotos que revelaron su romance

Françoise Hollande y Julie Gayet, el escándalo erótico político que ha acabado en boda

Julie Gayet y Françoise Hollande.
Julie Gayet y Françoise Hollande. / La actriz y el expresidente de la república se han casado en secreto.
Hace ocho años unas fotos de Françoise Hollande acudiendo a visitar a su amanta la actriz Julie Gayet generaban un gran escándalo en Francia, país que él presidía en ese momento. La entonces Primera Dama, la periodista Valèrie Trierweiler sufrió un shock nervioso al ver las imágenes que pusieron fin a su relación sentimental con el mandatario galo. Ahora, la actriz y el exjede de estado se han casado en secreto.

El expresidente francés Françoise Hollande se casó con la actriz Julie Gayet el sábado 8 de junio en Corrèze, un Departamento del centro del país en. Fue una ceremonia civil que sólo trascendió por la información del diario local La Montagne. La ceremonia fue oficiada por su amigo Bernard Combes, alcalde de la localidad Tulle, localidad donde ha tenido lugar la ceremonia, y su sucesor como primer edil desde el 2008.

Para el exmandatario se trata del primer matrimonio. Un enlace con el que culmina una de las historias más polémicas de los últimos años. Cuando el socialista se enamoró de Hollande, éste estaba al frente de la presidencia de al república y vivía en el Elíseo con su pareja oficial, la periodista Valérie Trierweiler que ejercía como Primera Dama. 

En enero de 2014 la revista Closer publicó la exclusiva del año. Unos fotos que mostraban cómo el presidente se trasladaba en moto desde el palacio hasta el piso donde se veía con una famosa actriz: Julie Gayet.

La Primera Dama sufrió un episodio de ataque de nervios al ver publicada la exclusiva periodística y fue ingresada en hospital donde recibió la visita de Segolene Royal. Se daba la casualidad de que Segolene, también política socialista, fue la pareja oficial de Hollande desde 1978 hasta 2007 y tuvieron cautro hijos. En 2007 rompieron al conocer Françoise a Valèrie. Segolene y Hollande llegaron a enfrentarse en las primarias del Partido Socialista Francés para enfrentarse luego en las urnas a Sarkozy. 

El 25 de enero el Elíseo anunció la separación de la pareja que la periodista dejaba de ejercer de manera oficial como Primera Dama. Pronto se confirmó la historia de amor entre Julie Gayet y Hollande, aunque éste no acudió semanas después a la entrega de los premios César del cine francés en los que ella estaba nominada como mejor actriz. 

Se especuló mucho en su momento con que la filtración de esta relación sentimental habría sido realizada por los servicios de inteligencia galos. Algunos medios incluso apuntaban a Manuel Valls, el catalán que ejerció de Ministro de Interior de la presidencia de Hollande. 

Julie Gayet, la actriz no quiso ser Primera Dama

En medio de todo el escándalo, Gayet decidió seguir ejerciendo su profesión y no asumir la tarea de ser Primera Dama, aunque durante los primeros meses de la relación tuvo que enfrentarse a los medios de comunicación.  

Hija de un anticuario y de un cirujano, Julie Gayet empezó a cantar ópera a los 8 años. Fascinada por el mundo del espectáculo, decidió ir a Londres a los 17 años para recibir lecciones de Jack Waltzer, miembro del Actor's Studio, mientras estudiaba Historia del Arte y Humanidades. Después de ser extra en la película Tres colores: Azul del cineasta polaco Krzysztof Kieslowski en 1993, Gayet consiguió su primer papel importante en A la belle étoile ese mismo junto Chiara Mastroianni.

En 1995, la cineasta Agnès Varda la eligió para interpretar a la estudiante que sale al encuentro de Mr. Cinema (Michel Piccoli), en Las cien y una noches, una fantasía llena de guiños y referencias al cine con motivo de su centenario. En 1996, Julie Gayet recibió el premio Romy Schneider por su impactante interpretación de una prostituta drogadicta en la película Select Hôtel de Laurent Bouhnik.

Durante la década siguiente, Julie Gayet disfrutó cambiando de registro de una película a otra. Aparece en una veintena de largometrajes, para un gran número de películas de autor como Novo (2002) de Jean-Pierre Limosin junto al español Eduardo Noriega, Clara et moi (2004) de Arnaud Viard o incluso Un beso por favor (2007) de Emmanuel Mouret. 

COMPARTIR: