14 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La denuncia por la falta de materiales operativos llega después de trágicos sucesos como el asesinato de un agente en Granada

La federación andaluza de AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles) reclama la falta de chalecos antibalas

La Federación de AUGC en Andalucía y la Delegación en Málaga denuncian una vez más la nefasta gestión de la Dirección General en la adjudicación de los chalecos antibalas de uso personal, ya que siguen realizando adjudicaciones por unidades lo cual resulta totalmente inadecuado.

Desgraciadamente tras los últimos acontecimientos producidos en Granada, donde un Guardia Civil fue asesinado por un delincuente habitual, en Puerto Serrano otro agente fue brutalmente agredido mientras acudía a un aviso de socorro, y tantas otras situaciones que viven diariamente los guardias civiles que patrullan las calles de sus demarcaciones. ''Se sienten desprotegidos por no tener los recursos necesarios para hacer su trabajo con las máximas garantías que debe proporcionar la Administración: Ministerio del Interior y la propia Dirección General de la Guardia Civil'', afirman desde AUGC.

A la falta reiterada de chalecos individualizados tanto para hombres como para mujeres hay que sumar otras muchas carencias: fundas de las armas cortas, pistolas, puesto que las dotaciones oficiales son totalmente inoperativas y lo peor, inseguras, ya que no ofrecen la mínima medida de seguridad anti hurto y anticaídas puesto que al tener que iniciar una persecución a pie es muy habitual su caída. Las armas largas que habitualmente hay, subfusil Z70B del año 1971 y el Cetme C que utiliza munición del calibre 7,62 mm es totalmente inoperante en entorno urbano son arcaicas.

Los coches patrulla la mayoría supera los 250.000 kilómetros algunos con 400.000, los tetrápodos utilizados en servicio de controles y señalización no llevan reflectante, las señales luminosas son las mismas que utilizan operarios de obras y que tienen más de 15 años; linternas con más de 25 años de antigüedad y enormes de tamaño. Cuarteles que las zonas de atención al ciudadano o recepción de denuncias son tercermundistas; vestuarios para cambiarse de ropa que no son lo que debieran de ser, etc. Además el sindicato resalta que no fondo para estos gastos "pero si hay dinero para reformar el salón de actos de la Comandancia de Málaga y la zona de Jefatura con parquet flotante donde todos los mandos puedan andar cómodamente".

COMPARTIR: