21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tal y como relatan antiguos usuarios del centro, "algunos niños cultivaban papas en la finca del padre de la responsable y no iban al colegio"

Denuncian 'explotación' menores de una ONG en Canarias: "Los hacían trabajar en el campo del presidente de la COAG"

El Cierre Digital en
/ Finca del presidente del COAG en Canarias donde supuestamente trabajaban usuarios menores de la ONG denunciada.
Varios jóvenes migrantes residentes en Gran Canaria denuncian presunta "explotación" del centro de acogida en el que estuvieron, llamado TAGOROR. Según explican, "algunos niños cultivaban papas en la finca del padre de la responsable de esta ONG llamada ‘Oportunidades de Vida’, y no iban al colegio". Tal y como revelan los exmiembros de esta organización, "el dueño de las papas, el presidente de la COAG, decía tener amigos políticos".

Varios jóvenes migrantes llegados en patera al archipiélago canario en 2021 han decidido alzar la voz y denunciar las supuestas "amenazas", "miedo insuperable", y "explotación laboral", que sufrían presuntamente en un centro de acogida de menores llamado ‘Tagoror’, en Las Palmas de Gran Canaria, del que fueron usuarios.

Con el respaldo de profesionales del centro denuncian que bajo la gestión de la ONG "Oportunidades de Vida", entidad gestora de este centro de menores, "algunos niños cultivaban papas en la finca del padre de Elisa, la responsable de esta ONG, por lo que no iban al colegio para trabajar en el campo de Rafael".

Estos jóvenes afectados señalan que se refieren "al dueño de la plantación de papas, Rafael Hernández, el presidente de la COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos), quien además nos decía que tenía muchos amigos políticos. A través de la ONG de su propia hija, ‘captaba’ a niños del centro Tagoror para que trabajaran en su finca durante jornadas de diez horas diarias por unos 25 euros", manifiestan.

Elcierredigital.com ha tratado de contactar con esta ONG gestora del centro a través de un correo electrónico del que, al cierre de esta edición, no hemos recibido respuesta alguna.

Según explican estos antiguos usuarios del centro, "la directora del alojamiento, Caty, nos decía que podíamos ir a la finca de Rafael a trabajar, entonces, algunos menores se negaban. Otros sí accedían, pero acababan agotados, por lo que no acudían todos los días a cultivar, ni tampoco regresaban al colegio".

Se trata de testimonios inéditos, dados a elcierredigital.com, debido "al temor a denunciar por parte de los afectados del centro Tagoror, para no tener que sufrir represalias", explican.

rafael_coag_canarias_1

Rafael Hernández, presidente de COAG Canarias.

Por ello, algunos de estos jóvenes denunciantes aclaran que "hemos esperado a salir de Tagoror para destapar los sucesos que vivimos". Y añaden: "Decidimos hablar con la prensa, para que la sociedad sepa lo que ha pasado".

Cabe destacar, que la ONG ‘Oportunidades de Vida’ recibe subvenciones del Gobierno de Canarias, que, a su vez, es responsable de la tutela de los menores extranjeros no acompañados (menas). Por otro lado, Rafael Hernández ya ha recibido un expediente sancionador por parte de Inspección y ha sido denunciado ante la Fiscalía de Las Palmas, que recientemente ha abierto diligencias contra él por un presunto delito de "trata de personas".

"Me dijeron que fuera a trabajar al campo o me iría a la calle"

Tal es el caso de un joven migrante procedente de Gambia y exusuario de Tagoror, que prefiere guardar su anonimato por el momento. En una conversación telefónica mantenida con elcierredigital.com junto a otros testigos de estos sucesos, afirma que "no quiere que otros niños pasen por este sufrimiento", y que además de la citada "explotación laboral" habría que investigar si existe una presunta 'explotación infantil' en base a los derechos humanos de los menores".

Este denunciante aún recuerda cuando salió de Tagoror y con intensa emoción relata que regaló todas sus pertenencias personales a los otros niños usuarios, se fue con la maleta vacía, porque "la ONG había dejado de comprar ropa para los menores". "Me fui del centro al cumplir la mayoría de edad", indica, pero también sostiene que su salida se produjo bajo "amenazas".

"Un día, cuando aún era menor, la directora de Tagoror, Caty, me dijo que si no iba al campo a sembrar papas a la finca de Rafael, me iría solo con la mochila a la calle tras cumplir los 18 años". Por supuesto que "me negué" a hacerlo.

"Los niños protestaban por no poder ir al colegio"

En el centro Tagoror, prosigue, "nos alojábamos alrededor de unos 40 niños procedentes de Gambia y Senegal entre junio de 2021 a 2023, repartidos en habitaciones de unas doce camas, pero tan sólo una docena acudíamos al colegio. El resto de los menores iban a trabajar al campo, y otros recibían talleres de música o matemáticas en el centro. Pero al no saber español, el aprendizaje era casi imposible para estos niños. Protestaban por no ir a clases de español, pero la directora, Caty, les respondía que acudir al colegio dependía de la Policía".

Así transcurrieron los meses durante la permanencia de este joven en Tagoror, que indica a este diario: "Algunos de los niños trabajaban en la finca de Rafael Hernández con jornadas completas desde las 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde, con un descanso a mediodía para almorzar, cobrando 25 euros por día".

Por otra parte, expresa que "los menores cobraban una paga de 10 euros semanales de la ONG, pero a veces esta cantidad se veía reducida a la mitad para pagar a un señor mayor procedente de África, que, al parecer, lleva años viviendo en una habitación de la ONG, o en un alojamiento contiguo a un garaje de la vivienda de Rafael".

org_oportunidades_vida

Captura de la página web de la ONG ‘Oportunidades de Vida’.

"Cuando los menores cobraban menos de diez euros, se enfadaban con la dirección de Tagoror, acudía entonces la Policía, pero al no hablar bien el idioma español, los niños no podían contar con detalle a los agentes lo que estaba sucediendo en el centro", explica.

"Algunos migrantes se alojaban al lado de un garaje"

Este joven también manifiesta a elcierredigital.com que "en la residencia de Rafael Hernández, que se encuentra en el área de esta ONG en Las Palmas, además existe un garaje que cuenta con unas habitaciones, donde se han alojado otros migrantes procedentes del centro Tagoror al cumplir la mayoría de edad. Estos niños, al salir de Tagoror, accedieron a trabajar en el cultivo de papas para Rafael y se quedaban a vivir en estas habitaciones. Pero éste les cobraba una cantidad por el alquiler, que sacaba del salario que recibían como agricultores".

Según uno de los contratos firmados por los migrantes —al que ha accedido elcierredigital.com—, "Rafael Hernández habría estipulado un contrato indefinido de 40 horas semanales de lunes a domingo, en torno a unos mil euros de remuneración mensual, que estos jóvenes venían cumpliendo con unos horarios de lunes a jueves de 7.30 de la mañana a 5 de la tarde de lunes a jueves, con hora y media de descanso, mientras que el viernes trabajaban hasta las 4 de la tarde, y los sábados de 7,30 hasta las 12 de la mañana. El pago mensual se realizaba mediante transferencia bancaria a los migrantes, mientras que pagaban de este mismo sueldo 100 euros mensuales en mano a Rafael por el alquiler de las citadas habitaciones".

Además, "estaba prohibido recibir visitas de gente de fuera en estas habitaciones cercanas al garaje de Rafael". Y añaden: "Teníamos que elegir entre vivir en estas condiciones o en la calle, no teníamos otra solución".

"Pagué 1.000 euros para viajar en patera desde Mauritania a Canarias"

Uno de los migrantes denunciantes pone de manifiesto las malas condiciones de vida que han tenido en Canarias tras salir de sus países de origen. "Me fui del hogar familiar de Gambia, tuve que cruzar Senegal para llegar a Mauritania, y desde allí, tomar una patera para poder viajar, pagando mil euros por el trayecto hasta el Puerto de Las Palmas en 2021".

No obstante, explica que "cuando llegué a Gran Canaria, primero estuve alojado con la ONG ‘Quorum’. Allí nos trataban bien, la comida y el alojamiento eran buenos, pero un día, a algunos de los niños de este alojamiento nos dijeron que nos cambiaban al centro Tagoror. No firmamos ningún papel de traslado y fue entonces cuando encontramos peores circunstancias y comenzó este sufrimiento".

Algunos educadores de los migrantes afectados, al conocer estos hechos a través de los testimonios de los niños, han puesto estos relatos sobre el centro Tagoror en conocimiento de la Policía Autonómica de Canarias mediante una 'denuncia verbal', tal como confirman a elcierredigital.com. De igual forma, tienen previsto acudir a la Policía Nacional.

El Cierre Digital destapó las subvenciones recibidas por las ONG de migrantes

Elcierredigital.com destapó las subvenciones millonarias adjudicadas de manera directa a las ONG que gestionan alojamientos para menores migrantes, que aprobaron la exconsejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, junto al expresidente canario, Ángel Víctor Torres.

En el ejecutivo de Torres se aprobó el gasto de 13.368.019 euros destinados a hacerle frente al Covid-19 para ejecutar 30 adjudicaciones a seis ONG por ‘tramitación de emergencia’ para la contratación del servicio de atención inmediata a menores extranjeros no acompañados (menas).

Estos fueron alojados en 28 hoteles turísticos, residencias privadas o centros públicos en las islas, tras llegar en patera al archipiélago canario desde las costas africanas durante la pandemia en 2020. Se hizo mediante un procedimiento ‘Acelerado Pandemia Covid-19 y fenómeno migratorio Islas Canarias', de "extrema urgencia" para lo que utilizó la fórmula de negociado sin publicidad. Algunas de estas adjudicaciones estuvieron sujetas a regulación armonizada mientras que otras contrataciones no cumplieron este requisito. Todas fueron concedidas sin ninguna tasa de impuesto. Se declaró como "situación catastrófica" la realidad "provocada por la continua llegada de menas a Canarias" para respaldar las contrataciones a las ONG.

Tal como publicó nuestro diario, Quorum Social 77 obtuvo una licitación por un total de 5.740.296 euros por la gestión de los alojamientos, y la Asociación Social Oportunidades de Vida fue contratada para la gestión del centro de menas ‘Tagoror’ en Las Palmas de Gran Canarias, en base a la licitación de 111.954 euros.

Además, los exsenadores pertenecientes al Grupo Parlamentario Mixto Emilio Argüeso, designado por las Corts Valencianes, y Ruth Goñi, electa por Navarra, solicitaron en 2022 las comparecencias ante la Cámara Alta de la entonces consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, la viceconsejera de Derechos Sociales, Gemma Martínez, y el director general de Derechos Sociales e Inmigración, Francisco Javier Bermúdez, "para que expliquen la situación de los menores extranjeros no acompañados (MENAS), llegados a Canarias desde 2020 hasta la actualidad, así como estas licitaciones públicas".

COMPARTIR: