27 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

José Roselló afirmó en su primera declaración saber que sí existían agujeros en Totalán y luego ante la jueza dijo desconocer eso mismo

El dueño de la finca de Totalán donde murió Julen pide un careo con José Roselló, el padre del niño fallecido

La defensa de David Serrano, dueño de la finca de Totalán donde cayó en un pozo el niño Julen Roselló, quiere que su cliente y el padre del menor mantengan un careo porque José Roselló dijo ante la Guardia Civil que sí le habían advertido de la existencia de agujeros en su finca, algo que posteriormente negó. Asimismo, la defensa de Serrano solicita ante el Juzgado que la madre del menor, Victoria García, deje la acusación particular, al entender que ya había renunciado.

Antonio Flores, abogado de David Serrano, acusado de homicidio imprudente por la muerte del pequeño Julen Roselló, ha pedido ante el Juzgado de Málaga que instruye el caso que se practiquen nuevas diligencias. Una de ellas consistiría en un careo entre su cliente, único investigado, y José Roselló, padre del menor.

Antonio Flores, abogado de la defensa.

El abogado hace su petición porque Roselló dijo ante la Guardia Civil en la primera declaración efectuada que "al llegar a mi David (dueño de la finca), nos dijo que había varios pozos, pero no sabía donde estaban ubicados ni sabía como estaban tapados, vaya no me fijé a verlos, yo recuerdo uno que había debajo de donde nosotros estábamos que estaba en condiciones, que era un pozo normal y corriente con su agua y sus aparatos. Mi impresión es que estaban todos igual" y luego añade en su petición varias frases más de José: "A mi me dijo que había varios pozos porque me estuvo enseñando la finca (...) me lo dijo a la media hora de llegar".

El escrito presentado en la mañana del miércoles dice que hay más declaraciones contradictorias de José, y se refiere al atestado realizado por la Guardia Civil, donde también se recoge la fotografía que realizó el padre de Julen justo antes del accidente en la misma zanja, extremo que confirmaría poco después en sede judicial al decir que: "Ese me acuerdo porque estaba en funcionamiento, no sabía exactamente la ubicación exacta porque la finca era grande" y cuando la jueza le insistió sobre el momento en que David le advirtió, José manifestó que "a mi me advirtió cuando llegamos, cuando nos bajamos del coche" y continuó: "Me dijo que estaban tapados, yo pensé que estaban todos como el que yo sí había visto, cuando nos dijo lo del pozo yo pensaba que estaba bien, no que estaba tapado con las piedras".

También careo del pocero

En la misma petición de diligencias solicita el abogado de la defensa que el pocero, Antonio Sánchez, aporte el Plan de Seguridad y Salud que se ofreció a aportar en sus declaraciones anteriores y para ello alegan que cuando se le pidió dijo: "Sí lo tengo, si quieres te lo traigo mañana". En este sentido piden que se realice un careo también entre el pocero y Miguel Ángel Gámez, operario de una máquina, por la disparidad en sus declaraciones, al decir el pocero que tapó el agujero con una "montonera" de tierra y sostener Miguel Ángel que cuando pasó por encima con el camión el terreno estaba liso.

La defensa de David Serrano también ha presentado otro escrito al juzgado para pedir que se deje de considerar a Victoria García, madre del menor, acusación particular. Al parecer, cuando la jueza le recordó que ejercía esa acusación ella respondió que "yo no quiero nada en contra de nadie". Como la jueza se extrañó de la respuesta volvió a preguntar: "Usted no quiere nada ¿no quiere ni denunciar ni reclamar ningún tipo de indemnización?" Victoria entonces respondió que "mi hijo vale más". A estas declaraciones se acoge la defensa de David para solicitar que se dé por "renunciada" la posible acción acusatoria de Victoria.

Ahora el juzgado tendrá que decidir, una vez visto los recursos de la Fiscalía y de la acusación particular, si admite la práctica de las pruebas solicitadas o las deniega.

COMPARTIR: