23 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La fallida moción de censura hace unos días en Murcia ha despertado tensiones entre PSOE y Unidas Podemos

Pablo Iglesias recela de Pedro Sánchez, que intenta resucitar a Ciudadanos como presión a su socio de Gobierno

/ Sánchez e Iglesias. Foto: La Moncloa.
La falta de fidelidad socialista ha despertado amplios recelos en Unidas Podemos, coalición en la que se ha instalado una generalizada desconfianza hacia Pedro Sánchez por su voluntad de incumplir sus acuerdo programáticos y de intentar resucitar a Cs.

Pablo Iglesias salió de La Moncloa tras confirmar la falta de fidelidad del PSOE, que tras recuperar el poder en 2018 gracias a Unidas Podemos y ver el horizonte de la legislatura despejado a inicios de año (gracias a unos presupuestos aprobados mediante los acuerdos de la coalición morada con sus socios soberanistas), dejaba claro que no tenía intención de cumplir sus acuerdos programáticos (ley de Vivienda y varias leyes relacionadas con el ministerio de Igualdad).

Y que, además, pretendían resucitar a Ciudadanos porque Pedro Sánchez prefería un socio centrista y sin exigencias programáticas, como el partido naranja, a Unidas Podemos, tan molesto con sus reivindicaciones sociales.

Campaña

La fallida moción murciana ha provocado un malestar entre PSOE y Unidas Podemos. Pablo Iglesias pretende apretar el acelerador contra José Luis Ábalos en materia de Vivienda en plena campaña de las elecciones madrileñas.

Cierto es que Iglesias ha asumido un tono moderado ante los socialistas, tal y como dejó claro ayer en 'Espejo Público': "Pedro Sánchez y yo tenemos una relación cordial aunque pensamos diferente en muchas cosas pero hemos trabajado juntos en un contexto difícil".

Sánchez e Iglesias. Foto: La Moncloa. 

"Yolanda Díaz va a liderar su presencia en el Gobierno y yo voy a jugar un papel más discreto y muchas veces cuanto menos se vea lo que esté haciendo, mejor. Yolanda es una figura que genera muchas esperanzas a la izquierda y puede ser la primera presidenta de este país", añadió.

Iglesias en Madrid

El candidato morado golpeó también al PP: "Cambió su lema de campaña cuando me presenté a las elecciones y denuncian a la Junta electoral porque parece que no quieren que se presente nuestra candidatura. Saben que cooperando con el resto de candidaturas progresistas sumamos".

Y dejó claro que la izquierda tiene que pacificarse: "Sería una torpeza entrar en una dinámica de enfrentamiento que en el pasado nos salió muy caro y por eso la izquierda no Gobierna en Madrid. Tenemos que entendernos y cooperar con Más Madrid y el PSOE. Esto va de que podamos ganarles y es crucial que haya una movilización electoral donde la gente va menos a votar que en el barrio Salamanca o en El Pardo".

Sobre Vox, opina: "Algunos han normalizado que se puedan decir barbaridades como deportar a un trabajador por no ser español o que haya ataques a sedes de partidos con cócteles molotov". El partido de Abascal, según Iglesias, dice que "una persona que ha tenido que huir de la miseria es un delincuente".

"PP y Vox quieren acabar con ayudas sociales, centros públicos y convertir la educación privada en centros de adoctrinamiento. Quieren destrozar todo lo común para transferir los recursos de todos a una minoría", añadió.

El PSOE por su parte ha rebajado su distancia con Iglesias después de que parte de su militancia madrileña se enfadase con el discurso de Ángel Gabilondo, que llegó a decir en 'Al rojo vivo' que prefería pactar con Ciudadanos a hacerlo con Unidas Podemos, socio de Pedro Sánchez a nivel estatal. 

COMPARTIR: