14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se han recabado pruebas tanto de su entorno cercano como de personas que se alojaron en esos días en hoteles de la zona

Los restos biológicos encontrados en el cadáver del concejal de IU en Llanes, Javier Ardines, acercan a los investigadores al asesino

El difunto edil de Izquierda Unida por Llanes, Javier Ardines
El difunto edil de Izquierda Unida por Llanes, Javier Ardines
Los resultados que ha obtenido la Guardia civil de los restos de ADN están ayudando a que, aunque lentamente, la investigación avance. Los agentes están cada vez más cerca de encontrar al culpable de la muerte del concejal de Izquierda Unida

La investigación avanza, lenta pero con paso firme, debido a los resultados del análisis del ADN que ha obtenido la Guardia Civil, por lo que el cerco se estrecha en torno a los asesinos del concejal en Izquierda Unida por Llanes (Asturias), Javier Ardines.

El informe biológico y los estudios de la telefonía móvil registrada en la antena que da señal en el municipio de Pría han hecho que el caso pueda estar cerca de su fin.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Comandancia de Gijón siguen trabajando junto a la jueza instructora del caso, para recabar pruebas e indicios que respalden las detenciones que se han producido sobre las personas sospechosas del asesinato del edil de IU.

Una investigación que lleva más de un mes en curso

Javier Ardines fue asesinado en la madrugada del 16 de agosto a escasos metros de su caso en Pría. El edil acudía con su furgoneta al muelle de Llanes para salir a faena, pero se topó de camino con tres vallas de obra que interrumpían su camino. Ardines se apeó del vehículo para retirar los obstáculos y, en ese momento, recibió un duro golpe con un objeto romo en la parte trasera de su cabeza. El arma que golpeó al concejal de Izquierda Unida nunca fue hallada.

Según las investigaciones, la víctima intento huir, pero a sesenta metros de su vehículo fue apresado por sus agresores, que lo asfixiaron hasta la muerte. Los habitantes de una casa cercana al lugar de los hechos oyeron voces de varias personas sobre las 6 de la mañana. Llegando a las 8 un testigo, que estaba paseando a su perro, encontró el cuerpo sin vida de Ardines.

La furgoneta del concejal aun seguía con el motor en marcha. La víctima presentaba heridas de defensa en las manos, algo que podría haber arrojado datos reveladores de los asesinos.

La Guardia Civil sigue peinando a fondo

El 3 de septiembre la coordinadora de Izquierda Unida en Llanes, Priscila Alonso, dio una rueda de prensa, donde afirmó que “cualquier detalle puede ser clave para aclarar el crimen”.

Agentes de la Guardia Civil han visitado los establecimientos hoteleros del lugar, para solicitar datos de las personas que se hospedaron allí los días anteriores al asesinato. También indagaron en varios locales de hostelería y pidieron las grabaciones de algunos negocios que contaban con cámaras de seguridad.

La Benemérita continúa tomando declaraciones a los familiares, compañeros de trabajo y funcionarios del Ayuntamiento, además de buscar pruebas con perros especializados en el camino donde ocurrió el crimen y por las fincas cercanas. Todos estos esfuerzos están acercando la resolución del crimen.

COMPARTIR: