09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La actriz fue detenida el pasado sábado por un supuesto delito de atentado a la autoridad e inmediatamente fue trasladada a una comisaría de Sevilla

Celebrities contra policías: Del reciente caso de María León a la noche carcelaria de Rocío Dúrcal

/ La actriz sevillana María León.
El pasado sábado la actriz sevillana María León era detenida por un supuesto delito de atentado a la autoridad en la capital hispalense. Uno de los policías allí presentes le solicitó la documentación y al no tenerla consigo, fue introducida en el coche policial. Aunque ha sido el último rostro conocido en pasar la noche entre rejas, no ha sido el único personaje vinculado a la vida social que se ha enfrentado a las autoridades, entre otros, el actor Willy Toledo.

El pasado sábado, la actriz sevillana María León fue detenida por un supuesto delito de agresión a una agente de policía municipal en Sevilla. Los hechos sucedieron de madrugada, cuando los agentes de policía recibieron un aviso sobre una persona montada en bicicleta que se encontraba circulando con una copa en la mano.

En el momento en el que la patrulla detuvo al ciclista para realizarle una prueba de alcoholemia, la intérprete salía de una fiesta de fin de rodaje junto a otros compañeros, quienes reprendieron a los agentes. María León no dudó en sacar el móvil para grabar los acontecimientos y fue entonces cuando uno de los policías allí presentes le pidió su documentación y al no llevarla consigo, le explicaron que debía acompañarles a Comisaría para proceder a la identificación.

Una vez dentro del vehículo, los acompañantes de la actriz rodearon el coche y supuestamente, abrieron la puerta para tratar de que la actriz saliese del vehículo, momento en que, supuestamente, María León atacó a la agente. Posteriormente, la actriz fue víctima de un ataque de ansiedad por lo que tuvo que ser atendida en un hospital de la capital hispalense. 

La intérprete de Allí Abajo pasó la noche retenida en los calabozos y fue trasladada a los Juzgados de Sevilla para someterse a un juicio de carácter rápido. Finalmente, el Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla resolvió la libertad provisional de la actriz, aunque se encuentra investigada debido a un supuesto delito de agresión a la autoridad.

Tras la sucesión de acontecimientos, la actriz ha querido ofrecer su versión de los hechos a través de un comunicado en redes sociales en el que asegura que “debe denunciar que ha sido víctima de un abuso policial y pone toda su confianza en la justicia”. Aunque la artista ha sido el último rostro conocido que ha pasado por el calabozo, no ha sido el único personaje que ha tenido problemas con la justicia española.

Tras su detención y paso por los calabozos, la actriz quedó en libertad provisional y se acogió a su derecho a no declarar. Ahora, la hija de la actriz Carmina Barrios se enfrenta a la pena correspondiente de entre doce meses y cuatro años de cárcel por un posible delito de agresión a las autoridades.

Desde Rocío Dúrcal a Willy Toledo, los famosos que han pasado por el calabozo

Durante la década de los setenta, los actores españoles se rebelaron contra las detestables condiciones laborales que sufría el sector de la interpretación. Algunos de los rostros conocidos del panorama artístico nacional como Juan Diego o Concha Velasco se alzaron contra las empresas cinematográficas por el pésimo trato respecto a los intérpretes.

En 1974 se creó la “Comisión de los once” con el fin de llevar a cabo las negociaciones para la mejora del sector cinematográfico. Un año después, los actores se movilizaron con la conocida “huelga de actores” y fue en una de las asambleas celebradas en el Teatro Bellas Artes cuando la policía irrumpió y detuvo a algunos de los intérpretes allí presentes, entre ellos, Rocío Dúrcal, que pasó la noche entre rejas en la Dirección General de Seguridad y cuya multa de 200.000 pesetas fue saldada por Lola Flores. 

José Fernando, detenido por cuarta vez por acercarse a su novia, a punto de  dar a luz

Jose Fernando, escoltado por dos agentes de Policía.

Marieta no ha sido el único rostro vinculado al mundo de la interpretación que ha tenido que pasar por la cárcel. En 2012 el actor madrileño Willy Toledo también fue arrestado por agredir a uno de los agentes policiales durante una huelga general convocada por los sindicatos.

El protagonista de El otro lado de la cama se encontraba en un bar del barrio madrileño de Lavapiés cuando, junto a otros compañeros, instaron al propietario del negocio a que lo cerrara y fue el dueño del establecimiento quien identificó al actor por destrozar gran parte del mobiliario del local. El actor pasó una noche en los calabozos acusado de un delito contra los trabajadores y daños y atentado contra la autoridad. 

El actor Guillermo Toledo, recibido por compañeros de profesión el pasado 30 de marzo a la salida de los juzgados.

El actor Willy Toledo a la salida de los Juzgados acompañado de compañeros como Alberto San Juan o Javier Gutiérrez.

Otro de los personajes de la prensa del corazón que ha mantenido varios encontronazos con la policía ha sido José Fernando,  hijo de la cantante Rocío Jurado y del torero José Ortega Cano. Los hechos sucedieron en 2017 cuando varios de los vecinos del joven denunciaron mucho ruido en su residencia de la localidad madrileña de Alcobendas. Tras los avisos, una patrulla se personó en el domicilio y el hijo del torero habló de manera despectiva a los agentes y agredió a uno de los policías. José Fernando fue detenido de manera inmediata y llevado a la Comisaría donde tuvo que pasar una noche

Atentados a la autoridad: penas de prisión de uno a cuatro años

 

Según recoge el artículo 550.2 del Código Penal, “los atentados serán castigados con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de tres a seis meses si el atentado fuera contra autoridad y de prisión de 6 meses a 3 años en los demás casos”. 

Detenida en Sevilla la actriz María León por agredir a un agente de la  Policía Local | LOC

La actriz María León a la salida de los Juzgados de Sevilla.

En cuanto al delito de resistencia a las autoridades, sus penas se determinan en el artículo 556 del Código Penal. Los acusados “serán castigados con la pena de prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 18 meses, los que, sin estar comprendidos en el artículo 550, resistieren o desobedecieren gravemente a la autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones (...)”.

COMPARTIR: