20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La empresa acumula demandas de sus trabajadores por cantidades de hasta 32.000 euros por los daños causados

Denuncian a la cadena de Churrascaría BrasayLeña: Horas extras no pagadas, despidos improcedentes y menos personal

La churrasquería cuenta con varios restaurantes por toda España
La churrasquería cuenta con varios restaurantes por toda España
Una de las empresas de churrascarías más populares, que tiene locales en 8 provincias españolas, Brasa y Leña, acumula varios problemas y denuncias de sus empleados por supuestas irregularidades contractuales y pérdidas de condiciones laborales, agravadas tras la declaración del Estado de Alarma como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

“Cuando saltó el Estado de Alarma, el pasado 14de marzo, la empresa comenzó a hacer despidos por la noche y según el Real Decreto 463/2020 no se permite a nadie mientras que el Estado de Alarma esté en vigor.

Brasa y Leña no ha facilitado a sus trabajadores la tramitación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTES), lo han tenido que tramitar desde el sindicato Comisiones Obreras.

Muchos de los empleados les han denunciado por reclamación de cantidades y entre diez o doce personas han decidido llevarlo judicialmente. Yo por ejemplo les reclamo la cuantía de 32.100 euros . Otros les piden 7.000 euros, 12.000 euros...”, así lo explica Alberto Linero, delegado sindical de CCOO de Brasa y Leña.

Pero los problemas laborales no se inician por la crisis económica, desencadenada como consecuencia del COVID 19, se remonta a un tiempo mucho más anterior. Ya algunos empleados denunciaron despidos improcedentes enmascarados de procedentes. Y otros incumplimientos contractuales como no respetar los horarios de las jornadas laborales. Así lo explica en este mensaje un empleado de uno de sus establecimientos en el centro comercial H2o.

 

Declaración de un trabajador anónimo.

“En caso de que el juez declare un despido improcedente, el empresario deberá optar entre readmitir al trabajador o abonarle una indemnización de entre 33 y 45 días por año de servicio. No obstante hay una sentencia de un juzgado dictada hace unos días que no reconoce la improcedencia sino la nulidad del despido. El caso de una empleada de la empresa Bimbo despedida a finales de abril y que el juez ha entendido lo de prohibido despedir en cualquier tipo de circunstancia. Con lo que el empresario deberá admitir al trabajador sin más”, asegura un abogado laboralista que este medio ha consultado.

“Por parte del sindicato CCOO hemos realizado una denuncia de un chico que le trasladaron del establecimiento de Islazul al establecimiento de Alcalá de Henares y no se le pagó el salario correspondiente por la categoría que tenía. Estaba citado para juicio en marzo pero se lo aplazaron por la pandemia”, afirma Alberto Linero, delegado sindical de CCOO de Brasa y Leña.

Otras de las cosas de las que se quejan es el estado en el que se encuentran los alimentos. En varias ocasiones se encuentran en mal estado tras romperse la cadena de frío. Así lo muestran las siguientes imágenes.

Los trabajadores este lunes formalizarán a la Comunidad de Madrid la petición de la convocación de una manifestación para el día 15 de septiembre a las 11 horas.

COMPARTIR: