20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las quejan se refieren también a la falta de aire acondicionado, ausencia de reposacabezas y vehículos con más de quince años de servicio

AUGC de Málaga denuncia la falta de seguridad en los furgones que trasladan a presos donde no hay cinturones en los asientos

Un furgón de la Guardia Civil por dentro.
Un furgón de la Guardia Civil por dentro.
La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) de Málaga se ha quejado por escrito a la Oficina de Prevención de Riesgos Laborales de la Comandancia de la Guardia Civil de la zona, que los agentes que trabajan en el Núcleo de Servicios, así como en el Centro Penitenciario de Archidona ‘Málaga II’, está trabajando con vehículos de traslado de presos, detenidos y penados con más de quince años de antigüedad y que superan los 400.000 kilómetros en algunos casos.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) de Málaga ha remitido un escrito a la Oficina de Prevención de Riesgos Laborales de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga en el que denuncia que se ha tenido conocimiento de que el personal destinado en el Núcleo de Servicios, así como en el Centro Penitenciario de Archidona ‘Málaga II’, está prestando servicio en varios vehículos de traslado de presos, detenidos y penados con más de quince años de antigüedad, que superan los 400.000 kilómetros y que no reúnen las condiciones de seguridad deseables u obligatorias para el personal que va en su interior.

En concreto, la denuncia de AUGC se refiere a la ausencia de cinturones de seguridad y reposacabezas en los asientos dobles situados en el sentido lateral de la marcha en varios vehículos, justo detrás de los asientos delanteros, con el consiguiente peligro para las personas que vayan sentadas allí.

Por otra parte, también se ha detectado en esos vehículos mal funcionamiento del aire acondicionado, así como el deterioro del enganche del cinturón de seguridad del asiento del conductor en otro de los furgones.

Uno de los furgones de traslado de la Guardia Civil

Para AUGC, resulta del todo intolerable que los agentes y las personas que son trasladadas en estos vehículos sean expuestas de esta manera por tener que viajar en unos vehículos que no cumplen las exigencias mínimas de seguridad. Por ello, nuestra asociación reclama que de inmediato se ponga fin a esta situación, bien readaptando los vehículos a las normas actuales o bien retirándolos del servicio, en el caso de que lo anterior no fuera posible.

Cabe recordar, en este sentido, que hace cuatro años ya se produjo un accidente en un vehículo con estas carencias, con el resultado de que un guardia civil resultó con lesiones que le incapacitaron de manera permanente para el servicio.

AUGC lleva años denunciando que la mayoría de los vehículos celulares para traslado de presos y detenidos no reúnen las condiciones mínimas de seguridad establecidas legalmente. De hecho, el año pasado el propio Gobierno reconoció en una respuesta parlamentaria que solo el 20 por ciento de dichos vehículos cumplían los requisitos de seguridad fijados por la normativa vigente.

De los cuatro furgones celulares que la Guardia Civil posee en Gran Canaria hay tres que incumplen también la normativa, según AUGC de Canarias. La normativa que se incumple es la Orden INT/2573/2015, de 30 de noviembre, por la que se determinan las especificaciones técnicas que deben reunir los vehículos destinados a la conducción de detenidos, presos y penados.

 

COMPARTIR: