10 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La empresa Arte Mapache beneficiada por Igualdad con la polémica publicidad del verano en la playa ha borrado la información susceptible de su web

Irene Montero se gasta 84.500 euros en una nueva campaña 'contra los estereotipos femeninos'

El Cierre Digital en
/ Adjudicación de una campaña de Interior por 84.500 euros en un montaje con Irene Montero.
El Ministerio Igualdad tiene preparada una nueva campaña “contra los estereotipos de género basados en los cánones de belleza" por la que pagará 84.500 euros. Con el título “El verano también es nuestro”, publicaba otra publicidad contra los estereotipos femeninos. La ilustración fue objeto de polémica por usar fotos de modelos sin su consentimiento y editó la pierna ortopédica de una de ellas. La artista confesó que cobró por ello casi 5.000 euros tras borrar la información de su web.

El Ministerio de Igualdad de Irene Montero se ha visto, un día más, envuelto en la polémica. El pasado 27 de julio, a través de la cuenta de Twitter del órgano del gobierno se publicaba una fotografía con cinco mujeres bajo el eslogan “El verano también es nuestro”, que defendía un “verano para todas, sin estereotipos y sin violencia estética”. Un dibujo que, a pesar de su buena intención de partida, estaba plagado de errores.

La pieza, a cargo de la empresa Arte Mapache, ha sido comentada a nivel internacional debido a que la artista utilizó, sin permiso, las imágenes de diversas chicas británicas publicadas en sus cuentas de Instagram. Además, no disponía de la licencia del uso comercial de la tipografía utilizada en el cartel. Unos errores que han hecho que la artista consiga unas duras críticas que le han llevado a cerrar su página web.

Por el contrario, su cuenta de Twitter sigue abierta. A través de ella, ha querido “pedir públicamente disculpas a la modelo” por haberse “inspirado en sus fotografías para la campaña ‘El verano también es nuestro’ y por haber utilizado una tipografía sin licencia (pensando que era libre)”.

En el hilo de disculpas, ha querido también proponer una solución “a los daños que se hayan podido derivar” de su conducta, que consiste en “repartir los beneficios que se derivan de este trabajo a partes iguales entre las protagonistas del cartel y comprando la licencia de la tipografía”.

La cuenta de Twitter de la artista sirve, además, para comunicar el coste que ha tenido esta campaña para el Ministerio de Igualdad: un total de 4.490 euros. Teniendo en cuenta que ninguna de las modelos fue pagada para posar para el cartel, ni la tipografía comprada para su realización, este importe habría ido de manera íntegra a la empresa que lo elaboró, Arte Mapache.

Captura de pantalla de los precios de las ilustraciones de Arte Mapache.

Por su parte, María Antonia Morillas, directora del Instituto de las Mujeres, comunicó vía Twitter que el coste real del cartel fue de 4.990 euros. Un precio que podría parecer desproporcionado si accedemos a las versiones antiguas de la ahora eliminada página web de Arte Mapache, que ofrecía “retratos personalizados a todo color” por 70 euros. Si bien es cierto que, en muchas ocasiones, los artistas calculan el precio de sus ilustraciones en base al número de personas que aparecen en ella y el detalle de los fondos, si multiplicásemos el precio de los retratos de su web por el número de personas que aparecen (cinco), la cantidad sería de unos 350 euros.

El nuevo contrato publicitario de Igualdad

A pesar de todo esto, una de las mayores polémicas a las que se ha visto enfrentada la artista —y también el Ministerio de Igualdad— tiene que ver con el coste que ha tenido una campaña similar para el órgano del Gobierno.

“Servicio para el diseño de la creatividad y la producción de una campaña de sensibilización contra los estereotipos de género basados en los cánones de belleza femeninos, dirigida a la población general”. Con estas palabras aparece la licitación de la campaña en el portal de contratación del estado. Una que tiene como valor estimado 100.000 euros, de los que han sido adjudicados 84.500 euros a la empresa The Tab Gang S.L.

Imagen del Portal de Contratación del Gobierno sobre la nueva campaña del Ministerio de Igualdad.

Esta campaña, aunque tiene el mismo objetivo que la anterior, todavía no ha visto la luz. Según ha publicado Maldita.es, esta campaña (de corte convencional, con publicidad en los diferentes soportes) saldrá en otoño y, el dinero restante "es para la inserción en medios".

Sin embargo, la polémica campaña de "El verano también es nuestro" —que sí que ha sido vista por el público general— no aparece reflejada ni en el portal de contrataciones ni en el de transparencia, según ha podido investigar elcierredigital.com.

Las modelos de la campaña del Ministerio de Igualdad expresan su descontento

Aunque el coste de la campaña ha sido uno de los aspectos más comentados en España, lo cierto es que el cartel publicado por el Ministerio de Igualdad también ha tenido repercusión fuera de nuestras fronteras. La modelo británica Nyome Nicholas-Williams denunció a través de sus redes sociales que la ilustradora hubiese utilizado su imagen sin su consentimiento, algo que ya le habría ocurrido con anterioridad.

Foto completa de la campaña 'El verano también es nuestro'.

“No es una foto de stock. Es una fotografía que me he sacado y que está en mi Instagram. Es grosero e irrespetuoso”, comentaba la modelo a la BBC. También expresó a este mismo medio que la artista usó su imagen “porque se estaban quedando sin tiempo” y le dijo que “la compensarían”.

En el caso de Nyome, tan solo se utilizó su fotografía, sin ningún tipo de modificación. Pero para la también modelo británica Sian Green-Lord el problema ha ido más allá.

“No sé cómo expresar la cantidad de rabia que estoy sintiendo. Un amigo me ha comunicado que el Gobierno español ha utilizado mi imagen para una campaña de ‘body positive’ pero han editado mi pierna ortopédica. Estoy muy cabreada”, empezaba a comunicar la modelo a través de su cuenta de Instagram.

“Una cosa es utilizar mi imagen sin permiso, pero otra muy distinta es editar mi cuerpo, mi cuerpo con mi prótesis. Ni siquiera sé qué decir, pero está peor que mal”, concluía. Una opinión que ha sido respaldada por el público, que no ha logrado comprender por qué se ha editado la pierna para una campaña de inclusión. Además, a la modelo se le habría añadido pelo en la axila.

Rusia promociona a sus “mujeres guapas”

Mientras tanto, la embajada de Rusia en Madrid ha decidido seguir promoviendo estos “cánones de belleza” en un vídeo promocional para su cuenta de Twitter, en el que defiende algunos de los valores del país. Bajo el texto “tiempo para mudarse a Rusia”, el vídeo muestra algunas de las características que podrían llevar a alguien a esa decisión.

“Gas barato”, “literatura mundialmente conocida” o “electricidad y agua baratas” son algunas de las características que se reflejan. Una de ellas es también sus “mujeres guapas”. Una frase que acompaña de la imagen de dos niñas rubias corriendo en un campo y, posteriormente, del primer plano de una mujer, también rubia, abriendo los ojos.

Una imagen que dista mucho de la que el Ministerio de Igualdad quiere promover, animando a la diversidad de cuerpos con su campaña, y que no ha sido criticada por su parte. Por el momento, la creatividad que ha suscitado polémica ha sido eliminada de la cuenta de Twitter del órgano de gobierno y ahora solo queda esperar para ver la campaña para la que han sido destinados 100.000 euros.

COMPARTIR: