01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El pintor sí reconoció el arma, pero ahora la vecina dice no haberlo comunicado a la Jefa de la Policía Local tal y como comentó en el barrio

Doble crimen de Almonte: Sorpresa en la declaración de una testigo que encontró el cuchillo en una alcantarilla

El cuchillo encontrado por un pintor.
El cuchillo encontrado por un pintor.
La pieza separada abierta sobre un cuchillo encontrado en Almonte y que podría ser el arma homicida del doble crimen de Miguel Ángel Domínguez y su hija María, ha deparado una sorpresa al rectificar una de las vecinas que se encontraba presente durante el hallazgo lo que había contado a sus vecinos, que había notificado la presencia de ese cuchillo a la Jefa de la Policía Local almonteña, Francisca Borrero, que siempre negó conocer la existencia de este arma.

El pasado 27 de diciembre el juzgado ha dado un nuevo paso adelante con el interrogatorio de dos nuevos testigos en la pieza separada que se instruye por el hallazgo de un cuchillo, que pudiera ser el arma homicida en el doble crimen de Almonte ocurrido en abril de 2013 en esta localidad onubense, cuando un desconocido acuchilló hasta la muerte a Miguel Ángel Domínguez y su hija María, de 8 años.

El cuchillo fue encontrado en un sumidero del Callejón de los Granados de Almonte, unos meses antes de que se celebrase el juicio contra Francisco Javier Medina, donde resultó absuelto del doble asesinato.

Ante la titular del Juzgado de Instrucción 1 de La Palma del Condado declararon el pasado 27 el pintor que localizó el arma blanca en la alcantarilla y una vecina que fue testigo del hallazgo. El pintor, Francisco José Jiménez, declaró que "estaba limpiando el cubo de la pintura dentro de la casa que estaba pintando y salió fuera a la calle para tirar en la alcantarilla el agua sucia con pintura blanca y fue cuando vio el cuchillo". El objeto se encontraba bajo una rejilla. Jiménez también explicó que "una vecina llamada Miguelina se acercó y dijeron de llamar a los municipales. Miguelina les dio una bolsa para que metieran el cuchillo".

Asimismo, explicó que "la policía municipal tardó tres horas en llegar. Fue a últimos de mayo o primeros de junio de 2016 (el juicio se celebró en septiembre de 2017). Durante la extracción del cuchillo había cinco personas, dos vecinas (Miguelina una de ellas), el declarante y los dos policías. Que nadie se ha puesto en contacto con él, ni Policía ni nadie".

Sorpresa de la vecina

La segunda de las vecinas sin identificar resultó ser Ana María Medina, que también declaró el pasado 27 de diciembre, "aunque en este caso su declaración se contradice totalmente con lo que antes había contado a las vecinas en su día. Ella dijo que poco después de que se encontrase el cuchillo se había topado con la jefa de la policía local de entonces, Francisca Paqui Borrero, a quien informó del hallazgo", explicó Anibal Domínguez, portavoz de las víctimas. Sin embargo, el día 27 se desdijo de esta declaración y negó haber hablado con la jefa de policía. 

El pintor que encontró el cuchillo.

Este testimonio tenía mucha importancia porque entonces todavía no se había celebrado el juicio y el caso continuaba en fase de instrucción. Sin embargo, nadie advirtió a la Guardia Civil que ese cuchillo había sido encontrado, pudiendo ser una prueba importante en caso de ser el arma homicida que acabó con la vida de Miguel Ángel y su hija. El caso es que la prueba quedó en un armario y no pudo formar parte del sumario.

 

Anibal Domínguez, portavoz de la familia de las victimas, explicaba que "este testimonio era muy importante y si la testigo cometió perjurio tendremos que denunciarla. Esta mujer piensa que estas cosas hay que taparlas y que si ha habido un doble crimen pues no pasa nada. Si en su día afirmó ante un montón de personas y durante que vio a la jefa de la Policía Local y le contó lo del cuchillo y ahora en el juzgado dice que no es verdad ¿quién la ha presionado?".

El escándalo en el que se vio involucrado el ayuntamiento almonteño parte de cuando el concejal de Seguridad Ciudadana, Antonio Joaquín Díaz, y la jefa de la Policía Local, Francisca Borrero, se reunieron con Francisco Baena Bocanegra, abogado defensor del único encausado por el doble crimen.

Francisca Borrero, jefa de la Policía Local de Almonte.

También se espera ahora que la jueza cite al antropólogo forense Francisco Exteberria, para elaborar un plan de trabajo y analizar por completo el vestido que llevaba la niña asesinada, tal y como ya contamos en elcierredigital.com y la manta con la que fue tapada. Antes la Audiencia Provincial de Huelva tendrá que remitir la manta al Instrucción 1 de La Palma. El vestido ya se encuentra allí. Exteberria realizará el examen de las dos prendas en el Instituto de Medicina Legal del País Vasco.

 

COMPARTIR: