23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Pese al postura en contra de Juan José González Rivas, seis integrantes de este Tribunal han mostrado su desacuerdo con la resolución de su presidente

El presidente del Constitucional "frena" la sentencia que declara nulo el primer estado de alarma

Juan José González Rivas, el presidente del Tribunal Constitucional.
Juan José González Rivas, el presidente del Tribunal Constitucional.
La declaración de la inconstitucionalidad del primer estado de alarma decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez tendrá que esperar al menos un mes para ser aprobada. En una reunión en la que no se produjo una votación formal pero sí se hizo público el posicionamiento de los magistrados con respecto a esta resolución, seis integrantes del Tribunal mostraron su intención de votar a favor de esta sentencia, mientras que cinco, entre los que se incluye su presidente, no la apoyaron.

Más de un año después de que se produjese, el Tribunal Constitucional de nuestro país se encuentra muy cerca de declarar inconstitucional el primer estado de alarma decretado por el Gobierno de España en marzo de 2020 con motivo de la pandemia del Coronavirus. Un hecho por el que el Ejecutivo podría verse obligado a devolver el valor de las más de un millón de sanciones impuestas y a indemnizar por daños y perjuicios a las más de 9.000 personas detenidas por saltarse las restricciones de movilidad durante los tres meses que esta contingencia estuvo en vigor.

La decisión está cerca de producirse gracias al apoyo con el que ha contado el proyecto de sentencia redactado por el magistrado del sector conservador del Tribunal Pedro González-Trevijano, en el que se considera que en el primer confinamiento no tuvo lugar una limitación de los derechos fundamentales, sino que se produjo una suspensión completa de estos. Debido a esta causa, para que el confinamiento resultara constitucional, habría sido necesario declarar el estado de excepción, algo que el Gobierno no realizó.

A pesar de que aún no se ha realizado la votación oficial, sí se ha hecho público el posicionamiento de cada uno de los magistrados para declarar este Estado de Alarma inconstitucional, y el resultado ha estado muy ajustado, ya que seis magistrados se han mostrado a favor de esta medida, mientras que los otros cinco lo han hecho en contra. Estos cinco miembros del Tribunal consideran que, durante el primer estado de alarma, no hubo una suspensión de los derechos fundamentales, sino una mera limitación, y apoyan su teoría en que, durante esta época, fueron autorizadas ciertas manifestaciones, por lo que los derechos fundamentales no fueron completamente abolidos.

Tribunal Constitucional.

Pese a este primer resultado positivo, el presidente del Tribunal, Juan José González Rivas, ha logrado “bloquear” esta sentencia, ya que él fue uno de los integrantes que votó en su contra. Según Libertad Digital, fuentes del Tribunal Constitucional han mostrado su sorpresa relativa con González Rivas, ya que ha vuelto a posicionarse del lado del denominado sector progresista como ya hizo en pasadas votaciones.

No obstante, las mismas fuentes han explicado que es normal que este tipo de sentencias tan complejas como la del artículo 155 o la del asedio al Parlamento catalán sean llevadas al menos dos o tres veces al pleno antes de ser aprobadas. Lo que sí resulta muy complicado es que esta sentencia sea aprobada antes del periodo de verano, ya que aunque volverá a llevarse al pleno en el mes de julio, no es segura su aprobación en ese momento.

Una de las razones por la que esta sentencia podría no haber salido adelante aún es porque el impulsor de este recurso fue el partido político Vox. La formación liderada por Santiago Abascal catalogó la imposición de este confinamiento por parte del Gobierno como una “flagrante violación constitucional”. Según afirman ciertas fuentes de este órgano, es muy probable que, si el impulsor de este recurso hubiera sido otro partido, el apoyo habría sido aún mayor.

COMPARTIR: