16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato UFP solicita medidas drásticas contra los tres migrantes marroquíes que atacaron al agente al que han ocasionado problemas en su vista

Piden el alejamiento de los agresores del policía herido con disolvente y amenazado de muerte en Canarias

Exclusiva Dos de los ciudadanos involucrados en la agresión.
Dos de los ciudadanos involucrados en la agresión.
El policía nacional, amenazado de muerte por tres inmigrantes marroquíes, resultó herido de gravedad al sufrir en sus ojos los efectos del disolvente que le arrojaron sobre el rostro. El inspector Jorge, trataba de proteger a una mujer de estos varones cuando sufrió el ataque. Desde el sindicato UFP agradecen el respaldo de la Jefatura Superior de Policía de Canarias y solicitan "el alejamiento inmediato de los agresores" del inspector afectado.

Jorge, un inspector perteneciente al Grupo de Atención Ciudadana de la Policía Nacional (GAR), fue herido de gravedad a escasos metros de su domicilio familiar tras sufrir el ataque de un varón de nacionalidad marroquí, acompañado de otros dos ciudadanos del país alauita. El varón en cuestión arrojó al agente disolvente camuflado en una botella de agua sobre sus ojos, lo que le ha provocado secuelas en su visión. Se encuentra a la espera de una revisión oftalmológica en los próximos días para determinar las consecuencias de la agresión.

Los hechos ocurrieron en una vía pública del barrio de La Minilla, en Las Palmas de Gran Canaria, el pasado 15 de julio después de que el policía nacional fuera amenazado de muerte por estos varones. El agente trataba de proteger a una mujer que se sentía intimidada por los agresores, circunstancia que aprovecharon estos para verter el disolvente sobre el agente. Este suceso fue presenciado por su hermano, también policía, y su sobrina, menor de edad, quienes lo habían acompañado en un desayuno en la mañana en la que se encontraban fuera de servicio.

Así consta en la declaración del inspector en calidad de víctima, referida el 16 de julio, ante la Jefatura Superior de Policía en las dependencias de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Delincuencia Especializada y Violencia Grupo de Homicidios, tal como indican fuentes policiales a El Cierre Digital. Este agente ha manifestado cómo los inmigrantes le insultaban y amenazaban: "Dos hijos, sabemos que tienes dos hijos, te los vamos a matar".

El inspector, por temor a que "los agresores hagan daño a sus hijos y a su vivienda, pide una orden de alejamiento". A pesar de tener los ojos afectados por la acción del disolvente, el agente ha subrayado "estar seguro de poder reconocer a los autores del delito" en cuanto recupere la visión.

Los tres ciudadanos implicados. 

Posteriormente, los agresores fueron detenidos por la Policía Nacional y el presunto autor material de los hechos ha sido ingresado en prisión provisional comunicada sin fianza por un presunto delito de lesiones graves y atentado.

UFP pie orden de alejamiento para los agresores

Por su parte, ante la gravedad del ataque, el sindicato Unión Federal de Policía (UFP) "solicita una orden de alejamiento de estos agresores para proteger al inspector herido, pero también la expulsión posterior de España por situación irregular y devolución a Marruecos", mientras señala que "este hecho debe servir para poner de manifiesto la situación de inseguridad ciudadana creciente en las calles que se vive en Gran Canaria".

UFP también apunta "la amenaza que sufren los propios agentes policiales, como en este caso, una situación que debe marcar un antes y un después. No podemos tolerar estos actos que pasan las líneas rojas, tenemos que aplicar tal cual el Código Penal y regular los supuestos de personas que residen de manera irregular, necesitamos que el conjunto de la sociedad colabore con nosotros", indica el secretario provincial de UFP en Las Palmas a El Cierre Digital.

En este sentido, el portavoz nacional de UFP, José María Benito, sostiene que "nadie quiere hacer frente a la realidad de Canarias con los menores extranjeros no acompañados (menas), ni con los inmigrantes en situación irregular. Si no se toma en serio esta situación por parte del Ministerio del Interior y del Gobierno, puede acarrear un problema serio de seguridad, pues nos faltan efectivos policiales y recursos. Lamentablemente, Canarias parece que les queda muy lejos".

El sindicato UFP agradece "el apoyo de todos los compañeros policías hacia el inspector, quien recibe mensajes de ánimo diarios, los chats policiales están volcados con este agente, así como el respaldo, desde el principio, mostrado por la Jefatura Superior de Policía de Canarias".  

"Usan disolvente para drogarse"

"Antes de este incidente sufrido por el inspector, se desconocía que las botellas de agua que portan algunos inmigrantes en Gran Canaria, realmente, lo que contienen es disolvente. Este producto se está introduciendo en centros de menores inmigrantes al ser fácilmente adquirido en las ferreterías a un precio muy económico, con el objetivo de drogarse a través de la inhalación", desvela UFP a este diario.

José María Benito. 

"El disolvente en envases de agua de medio litro se ha puesto de moda entre algunos inmigrantes, señala el portavoz de Las Palmas, pues se ha corrido la voz de que dura mucho y es barato. Al parecer, de los 2.600 menores extranjeros tutelados en Canarias, aproximadamente unos 1.600 menas son alojados en recursos asistenciales en Gran Canaria", dice mientras apunta a la zona residencial de Tafira como uno de los enclaves de conflicto debido a altercados protagonizados por estos menas, unos hechos denunciados por los vecinos ante la Fiscalía de Menores, como avanzó El Cierre Digital. 

"Tenían antecedentes por robos con intimidación"

El policía agredido, sabiendo que su hermano se hallaba cerca y que venía algún indicativo de camino, decidió "dar el alto" a los tres hombres con la finalidad de actuar ante las amenazas proferidas, al tener el convencimiento de que conocían a sus hijos al haber coincidido por el barrio e, incluso, indicó que "los varones marroquíes duermen en alguna cueva o en las proximidades de esta zona de La Minilla".

Por motivos de seguridad, el inspector pidió a sus agresores que "soltaran la botella", pero ellos ignoraron completamente el requerimiento del policía. Instantes después, le arrojaron el disolvente al rostro y su hermano actuó rápidamente echándole agua en los ojos mientras llegaba la ambulancia y era socorrido por otros ciudadanos y testigos conscientes de la situación.

Según fuentes policiales consultadas por El Cierre Digital, "los varones detenidos, de 30 años de edad, A.J, M.A y A.J,  ya contaban con detenciones anteriores por robos con violencia e intimidación". Además, la policía durante el arresto les incautó dos botellas con contenido líquido, al parecer disolvente, y una lata de esta sustancia.

El Juzgado de Guardia en la capital grancanaria tomó declaración el lunes a los tres individuos investigados como supuestos autores del ataque al policía nacional de paisano. El presunto autor material permanece en prisión provisional mientras un segundo implicado ha quedado en libertad provisional como presunto autor de los mismos delitos de lesiones graves y atentado, pero se ha acordado su internamiento en el CIE de Barranco Seco para su expulsión del país por infracción de la Ley de Extranjería. Respecto al tercer investigado, se ha acordado prorrogar su detención para someterlo a nuevas pruebas de reconocimiento.

COMPARTIR: