16 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL ERE de los trabajadores SIGUE EN PROCESO DE NEGOCIACIÓN mientras la polémica llega hasta la Asamblea de Madrid

Alumnos de la Universidad Europea de Madrid se plantan ante la pasividad de la rectora que “no da señales de vida”

El campus de Madrid de la Universidad Europea sigue siendo la sede de las protestas diarias de alumnos y profesores. El pasado jueves 4 de febrero de 2021 los alumnos protagonizaron una sentada en los pasillos del edificio exigiendo hablar con la rectora de la UEM. Una acción más que muestra el rechazo del ERE anunciado por la universidad el pasado diciembre y que supone el mayor despido de personal docente de España hasta la fecha.

Los alumnos de la Universidad Europea de Madrid continúan las protestas contra la gestión que está llevando a cabo la universidad respecto al futuro de su enseñanza. Al grito de “¡Queremos hablar con la rectora!” el alumnado protagonizó una sentada en el campus de Villaviciosa de Odón (Madrid) el pasado 4 de febrero en la que se exigió la presencia y las palabras de la rectora de la UEM, Elena Gazapo. Los alumnos argumentan que desde que comenzaron las negociaciones del ERE que reducirá la plantilla en 275 empleados, la rectora “no da señales de vida y tiene bloqueado su correo oficial”.  

Los pasillos del campus de la UEM de Villaviciosa de Odón fueron los testigos de la nueva acción de protesta de los alumnos de la universidad. Estas protestas han sido organizadas desde hace dos semanas por alumnos de profesores en contra del ERE que anunció la UEM antes de las vacaciones de Navidad que supone el despido a 275 trabajadores del centro de enseñanza, siendo el mayor aplicado a docentes en la historia reciente de España. Además, los alumnos también se quejan del cambio en el modelo de enseñanza que ha puesto en marcha la universidad, la cual ha apostado por la conversión de asignaturas de un modelo presencial a online.

Las protestas se desarrollaron mientras que las negociaciones sobre el ERE del equipo directivo, profesores y sindicatos siguen en marcha. Se iniciaron el 7 de enero de 2021 y hasta ahora se mantienen “a puerta cerrada”, según informa del departamento de comunicación de la UEM. Aun así, aseguran que estas negociaciones “quieren llegar al mejor acuerdo posible”. Sin embargo, USO (Unión Sindical Obrera) y el Comité de Empresa de la UEM se mantienen en contra del ERE por considerarlo “injustificado e inmoral” ya que, según sus declaraciones “el único objetivo de la empresa es ganar más dinero a costa del despido de los trabajadores, aumentando el ratio de alumnos al profesorado”.

Negociaciones del ERE en el Ministerio de Trabajo. /FEUSO Madrid

Mientras las negociaciones siguen su curso y las protestas cada vez son más sonadas, las clases se mantienen. “La universidad está funcionando como es habitual, la mesa de negociación nada tiene que ver con el desarrollo de las clases”, aseguran desde la UEM que añaden que “cada uno es libre de protestar”.

Los acontecimientos ocurridos en la UEM ya se han hecho eco en la política de la Comunidad de Madrid. La diputada por Más Madrid, Clara Ramas San Miguel llevó el asunto a la Asamblea el pasado 4 de febrero de 2021. Con su intervención, la política aseguró que lo ocurrido con la UEM es el reflejo de la “devastación desde hace una década de la generación entera y de la idea misma de la universidad”.

Nuevo escándalo para la UEM

Al mismo tiempo que el ERE hace estragos en la reputación de la UEM, un medio de comunicación anunciaba que la tesis de Miguel Carmelo, el actual Director General de la UEM, podría haber sido plagiada. Ante esto, la universidad asegura que la tesis titulada ‘Marketing universitario: conceptos y herramientas de marketing aplicadas a la educación superior en España’ es “completamente original”. El propio Miguel Carmelo aseguró en un comunicado oficial que “fue dirigida por el Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid José Antonio Puelles, y defendida en la Universidad Autónoma ante un tribunal en el que entre sus miembros se encontraban el entonces rector de la Universidad Complutense Carlos Berzosa, así como otros catedráticos del área”. Además, asegura que en ella “se cita a todos los autores a los que se hace mención”, por tanto, no se trataría de plagio. Fuentes de la UEM aseguran a elcierredigital.com que esta acusación se ha realizado para “dañar la reputación” del director y “condenan tajantemente” lo ocurrido.

COMPARTIR: