05 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El autor pudo seguir a Fernando desde Móstoles hasta su tienda, atracó un bar tres días antes del suceso y sufría abstinencia de drogas

Se manejan tres hipótesis sobre el asesinato de Fernando, el tapicero del Paseo de Extremadura de Madrid

La Policía custodia al presunto asesino de Fernando, el tapicero del Paseo de Extremadura de Madrid
La Policía custodia al presunto asesino de Fernando, el tapicero del Paseo de Extremadura de Madrid
Sigue el misterio en torno a la figura del presunto asesino de Fernando, el tapicero de 62 años que tenía un local en el número 122 del Paseo de Extremadura del distrito madrileño de Latina. Según fuentes cercanas a elcierredigital.com el asesino era vecino del barrio Lucero y en su historial cuenta al menos con un delito de violencia de género, ya que en alguna ocasión maltrató a su esposa.

Diez días después de que ocurriera el asesinato de Fernando el tapicero, aún se mantiene el misterio en torno a la figura del asesino. El presunto homicida fue detenido el lunes por la Policía Nacional acusado de ser el posible autor del ya conocido como “crimen del tapicero” e ingresó en prisión preventiva.

Hasta ahora, varias hipótesis se manejan entorno a su figura: De donde procedía, su nombre, y si de verdad mató a Fernando sólo para quitarle el dinero. De momento, hay tres posibilidades que se barajan sobre este asesinato cometido en el concurrido Paseo de Extremadura el pasado 4 de noviembre a las 11:00 de la mañana.

Fernando, de 62 años, regentaba su comercio en el número 122 de esta concurrida calle y estaba a punto de jubilarse, como aseguraban la semana pasada conocidos comerciantes que venden sus productos cerca de su establecimiento. El decorador era originario de Móstoles y llevaba su tienda desde hace cinco años. Además, estaba casado y tenía un hijo y una hija.

Tapiceria_de_Fernando

La Policía registra la tapicería de Fernando

Pero la fatídica mañana, alguien entró en el local alrededor de las 11:00 y le propinó varios golpes en la cabeza, luego le asestó varias puñaladas. Tenía un gran golpe en la parte frontal y en la parte trasera de la cabeza, además de varios cortes por apuñalamiento en la espalda. Las primeras hipótesis policiales apuntaban al principio a dos autores, pero luego se comprobó que solo uno había cometido el asalto y el asesinato.

Primera posibilidad: Lo mató solo para robarle el dinero

Una de las posibilidades es que el día de los actos, el asesino vio a Fernando sacar una gran cantidad de dinero del banco y por eso decidió entrar en su tienda y, aprovechando que estaba solo, lo mató parar robarle el dinero.

El presunto homicida vivía cerca de la víctima, en la calle Francisco Javier Sauquillo de Móstoles, por lo que pudo seguirle hasta su negocio en Madrid y allí asesinarle en su propio local. Otra situación es que tuviera una casa cerca del establecimiento de Fernando y desde allí se acercó para robarle.

El detenido había sido sometido a una estrecha vigilancia hasta proceder a su arresto y ser llevado a la comisaría del distrito de Tetuán.  Según los investigadores, es una persona “muy violenta y agresiva” y habría cometido el crimen mientras robaba.  El Grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional de Madrid se hizo cargo de la investigación.  El detenido tenía antecedentes por violencia. Hacía poco había zanjado a ladrillazos una discusión de tráfico en un paso de cebra.

Detención del presunto autor del "crimen del tapicero"

Este crimen ha creado cierto desasosiego en el barrio y, sobre todo, entre el resto de los comerciantes. Algunos como el del bar cercano, conocían a la víctima e incluso había hablado con él esa misma mañana, mientras el fallecido tomaba café en su establecimiento. Otra vendedora, también de una tapicería, situada frente a la de Fernando, le recuerda como un hombre muy amable y muy trabajador. Su cadáver fue descubierto por una vecina que fue quien avisó a la Policía.

Segunda posibilidad: Emilio, un atracador del barrio Lucero

Según diario ABC, la Policía estaría investigando si Emilio, de 45 años, presunto autor de la muerte de Fernando el tapicero, pudo atracar un bar del barrio Lucero tres días antes de cometer el asesinato. En declaraciones para el citado diario, una mujer que trabaja en un bar de que regente junto a su marido cerca de la zona del asesinato fue asaltada por este sujeto dentro del establecimiento.

“En 32 años que llevamos abiertos, nunca había sufrido nada igual”, explica la víctima, de 64 años. La mujer se encontraba fregando el bar a las 8 de la mañana cuando el hombre, vestido de negro, con guantes y rostro tapado, llamó a la puerta. “Abrí sin pensar creyendo que necesitaba algo y, de repente, me dijo dame todo el dinero hija de puta o te mato”. Ella quería pedir ayuda gritando auxilio, pero su agresor, se percató y le propinó un puñetazo que le hizo caer al suelo.

Presa del miedo, la mujer entró por debajo de la barra para entregarle una bolsa con alrededor de 600 euros: “Se la di y mientras él miraba su contenido, intenté escaparme por el mismo hueco por el que había pasado”. Su intento de huida quedó en vano, ya que el atracador la agarró del brazo y la volvió a tirar al suelo y fue entonces cuando la mujer recibió una patada y una puñalada en el brazo izquierdo con una pequeña navaja que portaba el individuo.

Cadaver_de_Fernando

Las autoridades trasladan el cadáver de Fernando el tapicero

“Estuve un rato hasta que decidí salir, pero él seguía en el bar rebuscando entre las cosas”, explica, antes de ser empujada al interior del inodoro. Ahí esperó arrinconada el tiempo suficiente para abandonar el habitáculo y comprobar, esta vez sí, que el atacante se había marchado.

“Hablaba español y tenía la voz ronca. Los clientes me comentan que es vecino de la zona, que vive por la calle Olivillo, muy cerca de aquí”, explicaba la mujer sin asegurarlo del todo. “Estaba muy nervioso y alterado”. Según el citado diario, el presunto asesino de Fernando, cuenta con nueve antecedentes policiales por robo con violencia, con fuerza, tenencia ilícita de armas, lesiones y violencia de género.

El año pasado fue detenido tras agredir a varias personas después de que estas le recriminaran su conducción temeraria por la que casi se lleva por delante a una mujer y su hija. En otra ocasión llegó a casa con una garrafa de gasolina y amenazó con quemar a su pareja. En prisión desde el domingo, el presunto autor del crimen ya había cumplido anteriormente una condena entre rejas.

Tercera posibilidad: Manolo, toxicómano que trabajaba como taxista

Un vecino del barrio Lucero afirma para elcierredigital.com que el presunto asesino del tapicero vivía en el número 22 de la calle Sepúlveda. Al contrario de lo que dice diario ABC, el hombre que mató a Fernando se llama Manolo y no Emilio. Era un toxicómano conocido de la zona y desde hace poco vivía con sus padres en el Paseo de Extremadura, aunque su residencia original estaba la calle Sepúlveda, una vivienda que hace dos días registró la Policía buscando pruebas.

El vecino asegura que su madre era vendedora de lotería en el barrio, mientras que él ejercía de taxista y que, pese haberse desenganchado de las drogas, hacía unos meses que había empezado a consumir heroína. Algo que concuerda con las informaciones del diario ABC es que “hace poco vino la policía a su casa porque pegaba a su mujer”, según declaraciones de este residente de la zona, el cual afirma que Manuel tiene un hermano al que llaman Perico y que los dos han sido “muy malos” durante su vida.

Tapifer_2

Fernando regentaba su tienda "Tapifer" en el número 122 del Paseo de Extremadura

De momento, el caso está en manos del juzgado como han afirmado desde la jefatura de Policía de Madrid a elcierredigital.com. Por lo tanto, habrá que esperar hasta que haya una hipótesis firme para descubrir la verdadera identidad del autor del “crimen del tapicero”.

COMPARTIR: