29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

UN PROFESOR DE MADRID ESTA SIENDO INVESTIGADO ACTUALMENTE POR GRABAR A SUS ALUMNAS DE 13 AÑOS EN ROPA INTERIOR CON APARENTE SILENCIO DEL CENTRO

Alarma ante el auge de casos de pedofilia: De su propagación en redes a los centros escolares

Agente de la Guardia Civil observando imágenes incautadas
Agente de la Guardia Civil observando imágenes incautadas
Un profesor de un colegio privado de Boadilla del Monte en Madrid está siendo investigado por la presunta comisión de un delito de pedofilia y de tenencia de pornografía infantil. Este profesor de Arte engañaba a alumnas del centro, menores de 13 años, diciéndoles que no se podían cambiar en el vestuario de Educación Física por un problema de temperatura y ofreciéndoles su despacho a cambio. El supuesto pederasta grababa a las menores en ropa interior.

El abuso y aprovechamiento de menores por parte de adultos no cesa. El caso más reciente es el de un profesor del colegio privado Virgen de Europa de Boadilla del Monte (Madrid), que está siendo investigado por presuntamente grabar durante diez años a sus alumnas de sexto curso de Primaria mientras se cambiaban para ir a clase de Educación Física.

Este presunto pederasta convencía a las alumnas, menores de 13 años, de que tenían que cambiarse de ropa en su despacho ya que, supuestamente, había un problema de temperatura en los vestuarios. Según los investigadores de la Guardia Civil, el profesor podría tener instalados dispositivos de grabación en su despacho.

La investigación comenzó en el mes de junio cuando un vecino del supuesto pederasta en Villanueva del Pardillo encontró de manera fortuita un dispositivo de almacenamiento digital tirado en la calle con numerosos archivos. Ya en casa, este vecino accedió a los archivos que contenían imágenes de las menores de 13 años en ropa interior. Ante el hallazgo, el hombre decidió entregar este dispositivo en el cuartel de la Guardia Civil de San Lorenzo del Escorial.

Al analizar el contenido del dispositivo, la Guardia Civil pudo localizar el lugar donde se producía la grabación al reconocer el uniforme de las niñas como el del colegio Virgen de Europa de Boadilla. Tras lo cual, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 5 de Móstoles ordenó el registro del despacho del profesor de Artes por la presunta comisión de un delito de pedofilia y de tenencia de pornografía infantil. En este registro se incautó un ordenador y numerosos archivos de almacenamiento de imágenes. En el material intervenido aparecen imágenes de menores que estaban escolarizadas en ese centro hace diez años.

Con todas estas pruebas, en julio la jueza ordenó la detención del docente por un delito de tenencia y producción de pornografía infantil. Este presunto pederasta pasó a disposición judicial y salió en libertad bajo la prohibición de acercarse a cualquier centro educativo y con la obligación de comparecer ante el juzgado.

Los agentes del Grupo de Delitos Informáticos continúan analizando los numerosos archivos incautados y también se investiga si las imágenes fueron distribuidas en redes de pedofilia nacionales e internacionales. Pese a que ya son ocho familias las que se han personado en la causa se espera que se incorporen más, ya que algunas de las víctimas ya son mayores de edad y desconocen que fueron grabadas.

La mayor condena por pedofilia en España


A finales de agosto de este año, José Ángel, conocido como ‘el pederasta de Instagram’ fue condenado a 686 años de prisión tras aprovecharse de 98 menores de edad por medio de Instagram y WhatsApp entre 2015 y 2018. También fue declarado culpable de 15 delitos de abusos sexuales a menores de 16 años, 74 por difundir material pornográfico, 13 por corrupción de menores, 25 por exhibicionismo y uno por posesión de pornografía infantil.

Para conseguir su objetivo, se hacía pasar por una menor de edad bajo el nombre de Lorena. Se ganaba la confianza de los menores enviándoles fotos de la chica ficticia desnuda para obtener fotos de los genitales de los jóvenes, y a algunos les proponía hacer un trío o mantener encuentros sexuales. Los jóvenes que se negaban a mantener relaciones, recibían ofertas de mil euros o un móvil como regalo.

joseangel

José Ángel ante el juzgado

Como condicionante, el pederasta establecía que para quedar con Lorena primero tenían que mantener relaciones con un amigo suyo, José, que era él mismo. Muchos de estos encuentros los mantenía en su oficina y los grababa para luego almacenarlos y distribuirlos. Cuando la Guardia Civil le detuvo, encontró en sus discos duros una ingente cantidad de contenido pedófilo.

En la sentencia se recogía que “José Ángel enviaba al correspondiente menor fotos y vídeos de una chica menor de edad desnuda y masturbándose, y a su vez solicitaba y obtenía de los menores la remisión de fotos y de vídeos desnudos, centradas en sus genitales, y en muchas ocasiones masturbándose”.

En registros posteriores en su domicilio se encontró más material en varios dispositivos “El disco duro, marca Intenso, contenía 5.434 archivos de imagen y vídeo de contenido pedófilo”, aclaraba la sentencia. En estas carpetas encontraron un vídeo en el que se veía al  condenado con un menor en su despacho del bufete. En la vista, José Ángel aseguró que no borró todo ese contenido porque necesitaba “ser descubierto y detenido para no seguir cometiendo delitos”.

COMPARTIR: