09 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta conocida estirpe de joyeros catalanes llevó a cabo varios negocios de joyas con la familia del líder socialista José Bono en Castilla-La Mancha

El sector de la joyería apunta a una venganza personal o política en la denuncia contra la familia Tous

Salvador Tous y Rosa Oriol.
Salvador Tous y Rosa Oriol.
La firma catalana de joyería Tous, conocida por el emblema del ‘osito’, se enfrenta a una denuncia por supuestamente utilizar no materiales metálicos para “rellenar” sus famosos diseños. La Audiencia Nacional investiga ya el caso y se han tomado declaraciones. Así, el representante de la firma Tous ha asegurado este miércoles que sus joyas cumplen con todas las garantías, incluidas las de plata, en cuyo interior ha reconocido que puede haber materiales no metálicos por el uso del electroforming.

“Era algo sabido por todos en el gremio. No todo era oro macizo, ni plata de ley. Es evidente que para pesar tampoco las piezas que venden, y tener ese precio tan asequible, no pueden ser oro macizo ni plata de ley”, asegura un experto del sector de la joyería a Elcierredigital.com, mientras prefiere mantener su anonimato ante posibles represalías. “El problema real es que no informaban de esto al público. Nunca lo hicieron. Aunque es una técnica habitual en el mundo de la joyería la del electroforming, una técnica que dota a la pieza de mayor estabilidad. Y hasta se puede leer en los documentos que te entregan en lo que compras: ‘Alma de caucho revestido de oro’, por ejemplo”, especifica este gemólogo.

“Es verdad que a muchos nos molestaba la fama que los Tous tenían, la verdad, eran como señores supremos en todo. Y hay que decir muy claro que su línea más popular no son joyas como tal. De hecho, muchos tasadores se niegan a hacerlo con las figuras del osito, porque saben que no es una joya de las de verdad. Pero en el sector se utiliza quiza en demasía esta técnica”, puntualiza.

Los expertos consultados por Elcierredigital.com  no quieren hablar o lo hacen pidiendo que no se revele su identidad. Casi todos coinciden en que el objetivo final de esta denuncia es atentar contra la firma catalana y no denunciar un presunto engaño. Algunos ponen el objetivo en el joyero cordobés que los denunció y, otros, apuntan a una venganza de tipo político por la relación de la marca con el soberanismo catalán o por su amistad con la familia del onmipresente líder socialista José Bono, con la que hizo varios negocios como adelantamos ayer en exclusiva en elcierredigital.com.

La declaración en calidad de investigada de la empresa catalana se enmarca dentro de las pesquisas que instruye el juez Santiago Pedraz a raíz de la denuncia de la Fiscalía, que sostiene que Tous ha vendido joyas rellenas de sustancias no metálicas pese a publicitarlas como si fueran íntegramente de oro o plata, tras una denuncia de la asociación cordobesa Consujoya.

Según la denuncia interpuesta, las piezas objeto de investigación han sido fabricadas con una técnica denominada electroforming. Una técnica relativamente reciente que no está recogida en la Ley de Metales a la que se acogen los denunciantes y que es del año 1995. La compañía ha indicado que el electroforming es una tecnología “avalada por todos los órganos técnicos de la Administración Pública y expresamente permitida por ley”.

Por su parte, la asociación Consujoya ha señalado que los responsables de Tous “no han podido negar la evidencia del relleno no metálico de determinadas piezas de plata", y ha pedido a la empresa catalana que califique al producto de chapado. “Digan que es chapado, pero no lo vendan a precio de oro y plata cuando no lo es”, han indicado.

Relación con el indepentendismo

La complicada situación política actual en Cataluña tampoco les ha sido ajena a los Tous. En noviembre de 2017, un mes después el referéndum ilegal del primero de octubre, la Fundación Rosa Oriol despidió a dos de sus patronas, Pilar Rahola y Helena Rakosnik, esposa del ex presidente catalán  Artur Mas, con el objetivo de "proteger la reputación de la entidad y evitar que se resienta por motivos ideológicos y políticos".La declaración en calidad de investigada de la empresa catalana se enmarca dentro de las pesquisas que instruye el juez Santiago Pedraz a raíz de la denuncia de la Fiscalía, que sostiene que Tous ha vendido joyas rellenas de sustancias no metálicas pese a publicitarlas como si fueran íntegramente de oro o plata, tras una denuncia de la asociación Consujoya.

Ambas féminas estaban estrechamente vinculadas con el independentismo y la firma  Tous. Esto ha hecho que esta empresa catalana de joyas sufriera en los últimos años llamamientos al boicot por su presunta relación con el independentismo y soberanismo catalán. Simpre los Tous, y su entonces vicepresidenta, Rosa Tous, quiso zanjar el delicado asunto.

Pilar Rahola, que trabajó para Tous. 

"Como presidenta de la fundación, debo proteger su reputación y evitar que se resienta por motivos ideológicos y políticos", explicó en una carta la citada Rosa Tous. De esta manera los Tous-Oriol intentaban lavar su imagen ante un posible boicot contra sus productos cuando algunos medios de comunicación los vincularon con partidos soberanistas. Hoy están investigados en la Audiencia Nacional por presunta estafa a sus clientes.

El imperio del 'osito'

Las joyas que comercializa la familia Tous son, en teoría, "productos sencillos y elegantes con diseños en oro, plata, acero, etc, con incrustaciones de piedras preciosas y semipreciosas", así se definen. También predomina en ellas la bisutería, siendo el principal protagonista de estas tiendas indiscutiblemente el ‘osito Tous’, el osito más famoso después de Winnie The Pooh. Diseñado por la integramete de la saga, Rosa Oriol, se ha convertido en el punto clave del éxito de esta reconocida marca en el mundo de la joyería.

El oso es el símbolo de Tous por excelencia. 

La familia Tous lleva ya tres generaciones en el mundo de los negocios. Todo comenzó con una relojería en al inicio de los años veinte. Pero fue en los años setenta cuando los joyeros Salvador Tous Ponsa y su esposa Rosa Oriol Porta dieron un giro al negocio familiar y empezaron a diseñar en su sede de Manresa (Barcelona) una nueva gama de productos totalmente innovadora que ha llegado hasta Japón.

Hoy en día a este negocio familiar se han incorporado las hijas del matrimonio: Rosa, Alba, Laura y Marta, dando lugar a una de las empresas familiares femeninas de mayor expansión mundial de los últimos años. Donde Alba Tous ha alcanzado el liderato grupal y familiar.

Durante el pasado año de 2019 se les incluyó en el puesto 97 en la lista de las 200 fortunas más importantes de España, con una fortuna de 460 millones de euros.

Para sus negocios inmobiliarios el matrimonio Tous-Oriol utiliza la sociedad instrumental Saro 21015 S.L., a través de la que han invertido más de 56 millones de euros en inmuebles. El imperio del ‘osito’ lo controlan a través de Touskaos SL, capitaneada por Alba Tous Oriol.

Una sociedad que ostenta el 74,24 por ciento de toda la cadena de joyería Tous, de la inmobiliaria La Canterana, de las tiendas DayaDay y del resto de variadas inversiones. Fue en 2015 cuando los Tous abrieron su capital al fondo suizo de inversiones Partners Group, que adquirió un 25 por ciento para seguir con sus planes de internacionalización de la marca. En ese momento la firma se valoró en 600 millones de euros. Sin duda alguno a este éxito han contribuido sus importantes amistades en el mundo político y económico.

COMPARTIR: