18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El conductor del coche que acabó con la vida de la pequeña en Roquetas arrojó un 0,98 en las pruebas de alcoholemia, más del cuádruple de lo permitido

Rechazan el recurso de los padres de Leire: El legionario que atropelló a la niña de cinco años seguirá en libertad

La pequeña Leire.
La pequeña Leire.
La semana pasada se cumplió un mes de la tragedia que tuvo lugar en Roquetas de Mar y que acabó con la vida de Leire, una niña de cinco años que fue atropellada por un conductor ebrio mientras cruzaba un paso de peatones junto a su madre. Debido a que el Juzgado del municipio decidió poner al autor del atropello en libertad provisional, la familia de la niña presentó un recurso en el que pedía su encarcelamiento hasta que el juicio se celebrara, solicitud que ha sido desestimada.

El Juzgado de Roquetas ha desestimado el recurso que interpuso la familia de Leire en el que solicitaban la entrada en prisión del hombre que atropelló mortalmente a la pequeña. Más de un mes después de que los trágicos hechos tuvieran lugar, la familia de la niña no comprende cómo es posible que el conductor se encuentre en libertad.

Tal y como explicó a Elcierredigital.com el padre de Leire, David López, el atropello se produjo cuando su mujer y su hija estaban cruzando el paso de peatones. En ese momento, un conductor “decidió por su cuenta que no tenía que pararse”, por lo que adelantó al coche de delante que sí estaba detenido y golpeó violentamente a la niña, que falleció como consecuencia del fuerte impacto.

Cuando se produjo el atropello, los testigos de lo sucedido observaron atónitos cómo su autor se bajó del coche con una copa de alcohol en la mano, encogiéndose de hombros como si nada hubiera sucedido. Más tarde, la prueba de alcoholemia realizada por la Policía determinó que el conductor del vehículo se encontraba bajo los efectos de esta sustancia arrojando un resultado de 0,98, más del cuádruple del máximo permitido.

Los padres de Leire atendiendo a los medios de comunicación.

“Una persona que tiene esa cantidad de alcohol en su cuerpo sabe lo que puede ocurrir si coge el coche”, explicó David, “ese vehículo se convierte en un arma y no debería considerarse como un accidente”. Para evitar que este tipo de casos se repita, la familia de Leire está luchando para que delitos como este no se consideren homicidios imprudentes sino simplemente homicidios, ya que conducir un vehículo bajo los efectos del alcohol supone un riesgo conocido por cualquier persona.

Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia de Roquetas decretó la libertad provisional para el autor del atropello, por lo que el abogado de la familia de la pequeña presentó un recurso que ha tardado un mes en resolverse y que no les ha dejado satisfechos. “El juez considera que no existe la posibilidad de que se repita el delito, ya que le han retirado el carné de conducir”, afirma David, pero “en España existen miles de personas que conducen sin carné, ¿quién puede asegurar que este hombre no coja el coche algún día, aunque no tenga el permiso necesario?”, sentencia el padre de la niña.

Otro de los argumentos que ha utilizado el Juzgado de Roquetas para justificar la puesta en libertad del conductor es que no existe riesgo de fuga, aunque David ha advertido de que, según la información que ha obtenido, el hombre es originario de Melilla por lo que “puede volver a su casa y solo tiene que saltar la valla” que separa esta ciudad con Marruecos para abandonar el país.

Valla de Melilla.

Para apoyar a los familiares de Leire una gran cantidad de personas acudieron a las concentraciones pacíficas que se organizaron en la puerta del supermercado de la calle en que sucedió el fatídico accidente y en Badajoz, lugar del que provienen sus padres. Unos padres que esperan que esta tragedia no haya sido en vano y que se haga justicia lo antes posible.

COMPARTIR: