20 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mujer acudió a la Policía cuando la actual novia de Mario, el grafitero expareja de la presunta asesina, le habló del crimen y de su participación

Daniela, madre de Denisa, la joven asesinada en Alcorcón: "Nunca pensamos que esto fuese a acabar así de mal"

Daniela, madre de Denisa.
Daniela, madre de Denisa.
Daniela habla sin complejos para elcierredigital.com, pero pide no dar nombres, ni muchos detalles por cuestiones procesales. Pero sí mantiene que la actual novia de Mario, expareja de la presunta asesina de su hija Denisa, de 17 años, le contó que su actual novio habría estado implicado en el crimen de su hija, la joven de origen rumano apuñalada presuntamente por Rocío, la golosina, por celos en la localidad madrileña de Alcorcón en noviembre de 2018.

"Nunca pensamos que esto fuese a acabar así de mal". De este modo se explica Daniela, la madre de Denisa, la joven de nacionalidad rumana asesinada en noviembre del pasado año 2017 presuntamente por Rocío Martínez, alias la Golosina. Denisa fue apuñalada hasta cinco veces presuntamente por la pareja de su exnovio Mario Tabanera, ahora bajo la lupa de la policía.

Todo parece indicar que se trató de un crimen pasional, fundamentalmente  por celos. Primero comenzaron las amenazas a través de un solo mensaje con varias frases intimidantes: "Voy a pagar para que alguien te mate", "Te rajaré hasta matarte". Estos eran los textos que Rocío Martínez, alias la Golosina, le mandaba desde un teléfono anónimo a la menor de 17 años, a la que consideraba su contrincante amorosa.

"Cuando mi hija me los enseñó me dijo que no lediésemos importancia", recuerda Daniela, madre de la joven muerta a elcierredigital.com. Lo que no sabía Denisa María Dragan era que esas amenazas se iban a hacer realidad un par de semanas después.

Su presunta asesina, Rocío Martínez, fue detenida el mismo día 25 noviembre, tras el asesinato. Los celos por la relación que mantuvieron meses antes Denisa y el grafitero Mario Tabanera, alias Rews, por entonces pareja de Rocio, fueron el presunto móvil del crimen.

Como publicó elcierredigital.com en exclusiva, una joven de nombre J., actual pareja de Mario Tabanera, habría confesado a la madre de la víctima que su actual novio le contó su participación activa en el crimen de la joven rumana de 17 años. Ya algunos testigos declararon en su día ver correr a dos personas tras el apuñalamiento que acabó con la vida de Denisa. La acusación particular va a pedir al juzgado, que instruye la causa, que tome declaración de modo inminente a esta nueva testigo.

Cuando Daniela conoció el testimonio acudió a la comisaría a contarlo. Además, el lunes ya adelantó el programa Buenos Días, de Telemadrid, que existían otros dos nuevos testigos de cargo en el caso del asesinato de Denisa. Estos testigos, dos tíos del grafitero, junto a la actual pareja de Mario pueden dar un vuelco al caso.

La acusación particular de la familia de Denisa María espera ahora pacientemente la práctica de nuevas diligencias para pedir la declaración de Mario como investigado en vez de la calificación de testigo que ha tenido hasta ahora. La nueva testigo, J. habría contado a la madre de Denisa que Mario le dijo que participó como cómplice en el crimen y no se descarta ahora que también de alguna manera su participación fuese activa mientras Rocio apuñalaba a Denisa, presuntamente, hasta en cinco ocasiones, causándole la muerte.

Denisa, la joven asesinada.

En su declaración policial, Mario dijo a la policía que había dejado en el lugar del crimen a Rocío y que se marchó, negando saber lo que sucedió a partir de ese momento. La misma declaración fue ratificada ante la jueza, llegando incluso a negar que hubiese estado en la escena del crimen antes de esa hora, ni acompañando a su novia Rocío a la fatídica casa.

Rocío Martínez, a la que se conoce con el sobrenombre de La Golosina, permanece internada desde su detención por la muerte de Denisa en la prisión de Alcala-Meco (Madrid II). Pocos meses después, la que fuera compañera de celda, explicó que la Golosina sí pudo ser la autora real del crimen de esta chica rumana, pero si lo cometió fue por mandato de su novio, Mario. "La que puso el cuchillo fui yo, pero él estaba conmigo... Él fue el que me obligó a hacerlo", habría confesado Rocío a su compañera de celda.

Esta joven de 19 años y de nacionalidad española también confesó haberse quedado embarazada de Mario "hasta en cuatro ocasiones", la última conocida cuando ya estaba en prisión. Sin embargo, Mario siempre se desentendió de los embarazos.

Diecisiete semanas después de ser encarcelada por el crimen de Denisa, Rocío ahora hace yoga y manualidades en la cárcel de Alcalá-Meco y está terminando el Bachillerato. También ha moderado por completo su carácter violento.

Rocío Martínez, presunta asesina de Denisa.

Como ya se ha relatado, dos semanas antes de la agresión, la detenida amenazaba por celos a la menor fallecida a través de mensajes en Whatsapp y llamadas efectuadas con número privado. A través la aplicación de mensajería mandaba amenazas como “voy a buscar el momento en que estés sola para matarte”. 

Finalmente, el suceso tuvo lugar en la confluencia de la calle Desmonte con la calle Cuenca, de Alcorcón. Tras ser apuñalada, Denisa se encontraba tendida en la calle, aún con vida, cerca del portal de un edificio y presentaba una herida por arma blanca en la zona del abdomen, con evisceración, que le hizo entrar en parada cardiorrespiratoria. Los servicios de emergencias y agentes de la Policía Nacional acudieron a la zona, iniciando las labores de reanimación a la víctima, que continuaron los sanitarios del Summa 112 hasta lograr revertir la parada. Después la chica apuñalada fue trasladada en una UVI móvil hasta la Fundación Hospital Alcorcón, donde finalmente falleció a la mañana siguiente debido a la gravedad de las lesiones sufridas.

La Policía encontró poco después en un contenedor cercano a la calle de Alcorcón, donde sucedieron los hechos, hasta un total de tres cuchillos, entre los que inicialmente se pensó que se encontraba el del asesinato. Pero nada a día de hoy asegura con certeza tal circunstancia. Los agentes siguieron todos los protocolos en la búsqueda de ese cuchillo y tomaron muestras rápidas para que la prueba recogida no sufriera algún tipo de alteración. 

Ahora, este nuevo testimonio se sumará al de los tíos de Mario, que también confesaron que su sobrino les habría hablado sobre su participación en el crimen y pondría a Mario Tabanera en el ojo de la Justicia y de la policía.

COMPARTIR: