03 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LAS INSTITUCIONES Y ORGANIZACIONES ENCARGADAS DE OTORGAR SUPUESTAMENTE LAS AYUDAS A ESTOS ENFERMOS SE DESPREOCUPARON DEL CASO DE ESTE PACIENTE

Sale a la luz una denuncia de la familia del fallecido por ELA, Diego Martínez, que destapa que eran coaccionados

El Cierre Digital en Diego Martínez
Diego Martínez
Diego Martínez 'Mestizo', artista de Algeciras, falleció el pasado 30 de agosto por esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Durante los últimos años luchó sin cesar contra esta enfermedad pese a la falta de ayudas. Una denuncia interpuesta por María Carlini en enero de 2022 destapa que el jefe del departamento de asuntos sociales de Los Barrios trató de coaccionar a la mujer para que se decidiese entre sus hijos o su marido enfermo.

Diego Martínez ‘Mestizo’ falleció el 30 de agosto a los 48 años en Los Barrios, Cádiz,  debido a la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que padecía. Durante los últimos años luchó sin cesar contra esta enfermedad pese a la falta de ayudas. Diego y su familia se encontraron desamparados debido a "la despreocupación por parte de las instituciones y organizaciones encargadas de otorgar las ayudas a los enfermos de ELA". Su mujer, María Carlini ha explicado a elcierredigital.com que su marido recibió escasas ayudas y que, cuando más las necesitaban, les fueron retiradas.

Elcierredigital.com ha tenido acceso a una denuncia que interpuso la familia el 22 de enero de este año. Pese a lo denunciado, el Juzgado número 1 de Algeciras perdió el escrito, que volvió a solicitar. En esta denuncia se recoge que tanto Diego como María se sentían “coaccionados y amenazados” por Asuntos Sociales del municipio de Los Barrios. Ambos denunciaron que Rubén, jefe del departamento, asistió sin previo aviso a una reunión en la que a Maria Carlini había sido convocada por la trabajadora social, Lourdes, en la oficina municipal de Servicios Sociales. En esta reunión, Rubén la amenazó con quitarle a sus hijos si no denunciaba a su marido por malos tratos.

María explicaba en el escrito que Rubén "intentó aprovecharse del estado de indefensión de Diego y el estado de ansiedad de su hija" debido a la débil situación de su padre agravada por la pandemia. “Me he negado por tratarse de falsas dichas acusaciones, ya que mi marido no es de carácter maltratador, aparte del hecho de que no puede andar ni se vale por sí mismo”, recoge la denuncia.

diego1

Diego Martínez

Por otro lado, también denuncian que la retirada de ayuda por parte de la dependencia de la Junta de Andalucía, se basaba en acusaciones falsas que no correspondían con la realidad. La denuncia explica que Diego Martinez Lara ya no podía valerse por sí mismo para las tareas más elementales Maria Carlini debe hacerse cargo sin tener la preparación adecuada. 

Por todo lo expuesto, la familia temía que les quitasen a sus hijos, por lo que decidieron solicitar al Ministerio Fiscal protección legal frente a los hechos “abusivos” por parte de los Servicios Sociales y que se resolviese la falta de atención. Esto nunca se llegó a solventar y la denuncia fue desestimada, despreocupándose las instituciones y organizaciones del cuidado y la posible mejoría de Diego.

La ayuda que le fue retirada a la familia


“Nos mandaron una carta, pero las cosas no fueron de esa manera. Dijeron que mi marido se insinuó y que no quería a una persona gorda y que esto no iba a ser un pase de modelos. La verdad es que mi casa es muy pequeña. Para poder bañar a Diego teníamos que montarlo en una silla para meterlo en el baño, y una persona un poco más rellenita no cabía. Nos mandaron a una chica rellenita, y la chica no podía bañar a Diego en el baño”, relataba María Carlini en una conversación con elcierredigital.com.

 La viuda continuaba explicando que lo que pedían era “una persona que pudiera entrar en el cuarto de baño a hacer su trabajo”, pero la petición provocó que la ayuda les fuera retirada y Diego “comenzó a quejarse ante las organizaciones públicas”.

Como consecuencia, María Carlini explicaba que el informe de la retirada de dicha ayuda “tardó cuatro o cinco meses en llegar”. Este informe, enviado por los Servicios Sociales del Ayuntamiento, según afirma, fue enviado al alcalde, que, en la reciente conversación que ha mantenido con la viuda, ha afirmado “no haber visto”.

Para María, el apoyo del alcalde del municipio en el que la familia reside era una parte fundamental. Por ello, le ha expresado que debería “ser imparcial a la hora de ayudar a las personas”, consciente de que no se tenía en alta estima ni a ella ni a su marido. Según comenta la viuda, el alcalde confesó “que Diego era una persona difícil”.

Diego era una persona difícil, estamos de acuerdo. Pero era una persona que sabía que se estaba muriendo. Con toda la presión económica, con toda la presión de los niños. Con toda la presión que añadían los Servicios Sociales. Diego era una persona enferma. Y tenía derecho a enfadarse, a decir groserías. Tenía derecho a muchas cosas. A estar enfadado con el mundo tenía derecho. Porque si le quitamos ese derecho, ¿qué le queda?”, añade María Carlini.

COMPARTIR: