14 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En el entorno del Jeque de Abu Dabi es sabido que diversas personalidades “se rifan” a don Juan Carlos para que asista a eventos e inauguraciones

El Rey Emérito Juan Carlos I, muy solicitado por las autoridades de Abu Dabi, disfruta felizmente de la Navidad

Exclusiva
/ Juan Carlos I
Todo indica que muy al contrario del convencimiento que señala que la sociedad española no recogería con agrado la vuelta a España del Rey Emérito Juan Carlos I, lo cierto es que, según ha sabido elcierredigital.com, el monarca goza de un respaldo total de los Jeques de Emiratos Árabes, especialmente en Abu Dabi, donde es considerado una autoridad de relevancia mundial. En el entorno del Jeque es bien sabido que diversas personalidades “se rifan” a don Juan Carlos para actos y eventos sociales.

Según relatan a elcierredigital.com algunos vecinos cercanos a la lujosa residencia en Abu Dabi donde se hospeda el Rey Emérito Juan Carlos I, el Jeque de Abu Dabi, Jalifa bin Zayed Al Nahayan, no ha dudado ni un instante en alojar al exmonarca español muy cerca de su propia residencia, en un lugar designado para recibir a Jefes de Estado.

Se trata de un hospedaje que acoge a las diferentes personalidades del mundo que visitan Abu Dabi. Es más, fuentes cercanas a don Juan Carlos, confirman a elcierredigital.com, "que se ha habilitado una parte mucho más amplia en la residencia, de la que dispone el Emérito, para recibir visitas en su mansión, por cortesía del Jeque, durante las vacaciones de Navidad".

Aunque se desvió la atención ciudadana hacia un posible contagio de COVID-19 sufrido por el Rey Juan Carlos, una información desmentida inmediatamente por Zarzuela, quizá como cortina de humo vinculada a la posibilidad de que el Emérito regresara a España para compartir la Nochebuena en familia, sin embargo, los “vecinos” de Juan Carlos de Borbón sostienen que “goza de buena salud y que no contrajo el Covid-19”, apuntando a rumorología sin fundamentación alguna.

“El Rey Emérito disfruta de una realidad muy saludable, su residencia tiene acceso directo a la playa, disfruta a diario del buen clima, tiene un carácter jovial, incluso practica la actividad de la caza del orix, un animal muy reverenciado en Egipto”, afirman a elcierredigital.com fuentes muy cercanas a su residencia.

Estas mismas fuentes insisten que “don Juan Carlos, es muy querido en Abu Dabi, ostenta un prestigio máximo, una gratitud inmensa por parte de esta sociedad, al ser un embajador mundial para los Emiratos. Su amigo, el Jeque de Abu Dabi, es considerado un gestor brillante, así como esta tierra, una de las primeras potencias mundiales que no ha sufrido un revés tan duro por la pandemia mundial, como otros países", aseguran a elcierredigital.com.

Un país diferente

En Emiratos Árabes, conviven alrededor de diez millones de personas. En la actualidad, sus datos reflejan unos 138.000 afectados y cerca de 500 fallecimientos debido a la pandemia, por lo que la situación es más liviana, según relatan algunos residentes consultados.

La sociedad de Abu Dabi no perdona a Corinna Larsen los escándalos que ha levantado contra don Juan Carlos, según explican fuentes allegadas al Jeque a elcierredigital.com, “no quieren ninguna visita de Corinna a Emiratos Árabes, ni verla”.

Juan Carlos I y Corinna Larsen.

En el entorno social del Jeque de Abu Dabi es bien sabido que diversas personalidades “se rifan” a don Juan Carlos para que asista a eventos e inauguraciones, es un huésped muy reconocido, todo un referente. “En España, parece que la gente no comprende el gran valor que tiene la representación del Rey Juan Carlos I en el orbe mundial, pero lo que no se entiende desde Abu Dabi es la actitud del Rey Felipe VI, quien debería velar por la imagen y estabilidad de su padre, el Rey Emérito”, aseguran a elcierredigital.com.

Algunas fuentes apuntan que no sería de extrañar que la presencia de Juan Carlos de Borbón en los más altos niveles pudiera estar vinculada a las negociaciones entre Emiratos Árabes e Israel, respecto al acuerdo que se ha cristalizado recientemente entre ambas potencias. Sin olvidar tampoco la unión de Estados Unidos con Marruecos, en un acuerdo internacional, que llega, incluso, hasta Libia. Todo, señalan, "para afrontar el fanatismo islámico".

COMPARTIR: