28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El ejército participa en el traslado de casos positivos ante el brote que afecta a la zona norte del país

Intervención militar y campos de cuarentena: Alarmantes medidas contra la Covid en Australia

Michael Gunner, primer ministro de Australia.
Michael Gunner, primer ministro de Australia.
El pasado martes en redes sociales compartían la información de que: “El ejército (de Australia) está transfiriendo casos y contactos positivos de Covid en los Territorios del Norte a los ‘Campos de Cuarentena’ en camiones del ejército”. La alarma que generó hace necesario conocer lo que está sucediendo en Australia y la información que han dado desde fuentes gubernamentales. ElCierreDigital.com explica cuáles son las medidas que se están tomando en Australia ante los últimos brotes detectados.

El diario The Guardian explicaba el pasado domingo que las comunidades del norte, Binjari y Rockhole pasaban a confinamiento severo ante las predicciones de complicaciones del brote iniciado.

Fueron detectados nueve casos en “la remota comunidad de Binjari” motivo por el cual se procedió a decretar su confinamiento y el de la localidad cercana, Rockhole, para lo que fueron requeridos los servicios militares con el objetivo de “trasladar casos positivos y contactos cercanos”.

El primer ministro del territorio norte, Michael Gunner, señaló el pasado domingo que había una mujer de 78 años ingresada en el Hospital Royal Darwin y los otros ocho casos se habían trasladado al “centro de cuarentena” de Howard Springs. Ante el riesgo de que los contagios se hayan podido extender a otras localidades, el gobierno ha anunciado medidas drásticas. El primer ministro hizo un llamamiento a la vacunación inmediata, especialmente en estas zonas donde la tasa de vacunación es baja.

El lunes se detectaron un total de 37 positivos relacionados con el brote. Desde entonces son cuatro las personas ingresadas en el hospital y se han identificado a 423 contactos cercanos, por lo que la región permanecerá totalmente cerrada hasta mañana miércoles mientras se esperan los resultados de más de 1.300 pruebas realizadas.

Zonas verdes y rojas

Los viajeros no vacunados no podrán entrar en esta zona del país debido al cambio de las normas fronterizas. Solamente se permitirán excepciones para personal esencial en los territorios donde el virus no esté presente, denominadas “zonas verdes”.

Aquellas personas que estén completamente vacunadas, pero provengan de “zonas rojas” donde haya presencia del virus, podrán ponerse en cuarentena en sus casas durante siete días, y deberán hacerse una prueba de antígenos nada más llegar y presentar un PCR negativo en el plazo de 72 horas. Además, deberán repetir la prueba cinco, ocho y catorce días después de salir de la cuarentena y permanecer en una zona de “alta vacunación” lejos de residencias de mayores.

Tweet que dio paso a la polémica

La medida del confinamiento domiciliario para aquellas personas que provengan de “zonas rojas” finalizará en principio el 20 de diciembre. Día marcado como límite para conseguir vacunar al 80% de la población, aunque según apuntan los expertos del territorio, para poder cumplir con ello, habría que mejorar mucho el ritmo de vacunación.

Las medidas tomadas han sido criticadas por los expertos sanitarios de la zona, que han acusado al gobierno de haberles excluido en la toma de decisiones al respecto de este brote.

El jefe de los servicios médicos, según explica The Guardian, se encuentra frustrado “por tener que enterarse de decisiones clave a través de los medios de comunicación”. Y además, considera que las fechas que se están barajando para obtener el 80% de personas vacunadas no es realista, y no entiende cómo se están tomando estas medidas sin dar un margen de flexibilidad.

Protestas en las calles

Miles de australianos participaron el sábado pasado en protestas convocadas en distintas ciudades del país contra las medidas anticovid y la obligatoriedad de la vacunación impuesta en algunos sectores específicos.

Especialmente multitudinarias fueron las protestas en contra de la vacunación a los niños, que fueron preparadas en una convocatoria global bajo el lema “protesta mundial para la libertad” y la que impulsaron los sindicatos que se manifestaron contra la exigencia de vacunación impuesta para algunos sectores laborales, como el de la construcción.

Miles protestan en Nueva Zelanda contra vacuna obligatoria | El Mundo | DW  | 09.11.2021

Protestas en Australia.

Australia tiene ahora mismo al 70% de su población vacunada contra la Covid-19 y comienza a exigir la vacunación obligatoria en sectores educativos o sanitarios. Aunque estas normas y su implementación no son las mismas en los distintos estados.

Colaboración militar

Ante el brote que afecta a la zona norte del país, los militares se han desplegado para realizar pruebas masivas a la población en riesgo, donde los residentes no han podido acceder con facilidad a los centros sanitarios.

El personal militar esta “colaborando”, según fuentes oficiales, para trasladar a las personas a lugares donde realizarse el test y llevarlos de vuelta a casa. Se ha informado que las labores de los militares son única y exclusivamente de ayuda y colaboración a la ciudadanía, sin tener atribuida ninguna función de tipo policial.

COMPARTIR: