10 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Su abogado Miguel Durán solicita al juez García Castellón que cite a declarar como investigados a más de una veintena de exdirectivos de la entidad

Luis Pineda pide a la Audiencia Nacional que imputen a Francisco González y la cúpula del BBVA por espiarle en prisión

Luis Pineda.
Luis Pineda.
Luis Pineda, presidente de Ausbanc, ha solicitado mediante su abogado al juez Manuel García Castellón que abra una pieza separada del Caso Villajero en el que se impute a Francisco González, expresidente del BBVA y otros casi veinte directivos del banco, por supuestamente espiarle en la prisión madrileña de Estremera. También quiere que impute a González y y a Ignacio Cosidó, exdirector general de la Policía, por un presunto amaño en la denuncia puesta contra él por por extorsión a bancos.

Todo lo que rodea al excomisario José Manuel Villarejo sigue deparando sorpresas judiciales. Ahora, el presidente de Ausbanc, Luis Pineda reclama al juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón que investigue a Francisco González, expresidente del BBVA y a Ignacio Cosidó exdirector general de la Policía por un presunto amaño en la denuncia interpuesta contra él por extorsión a bancos y a cambio de retirar acusaciones, como la de la Infanta Cristina en el Caso Noos.

González y Cosidó no son los únicos nombres que aparecen en el escrito que Miguel Durán, abogado de Pineda, ha dirigido a García Castellón. También solicitan la imputación para Julio Corrochano, que fuera jefe de seguridad del BBVA, el exresponsable de los servicios jurídicos Eduardo Ortega, el exdirector de Comunicación Javier Ayuso y el exdirector de Marca de la entidad Ignacio Moliner Robledo.

Durán solicita al juez García Castellón que abra una pieza separada del Caso Villajero para investigar la “red clientelar corruptora tejida por el BBVA” mediante “aguinaldos, regalos y otras dádivas” a mandos policiales al menos entre 2006 y 2015. Según Luis Pineda, Francisco González le ofreció en Formigal (Huesca) 12 millones de euros a finales de 2012 para que Ausbanc, retirase las denuncias contra la entidad bancaria que presidía González.

Francisco González. 

No es la única reunión que Luis Pineda quiere aclarar. También habla de un almuerzo que se habría llevado a cabo el 7 de enero de 2015 en el complejo policial de Canillas (Madrid) entre Francisco González y la cúpula policial en la que se habría decidido la redacción de la denuncia que se interpondría de forma anónima con Ausbanc ante la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) de la Policía Judicial.

Espionaje en la cárcel Estremera

En su escrito, el abogado Miguel Durán, también quiere que se investiga el supuesto espionaje que habría sufrido Luis Pineda en el centro penitenciario Madrid VII (Estremera) del que responsabiliza a la que fuera cúpula del BBVA. Para esclarecer este asunto pide al juez instructor, García Castellón, que sea imputado por cohecho y revelación de secretos el que fuese secretario general del Consejo de Administración del banco Domingo Armengol y que sean llamados como testigos a secretaria del exresponsable de Seguridad del BBVA Julio Corrochano y el director de Estremera.  

Durán habla de la ‘Operación Búlgaros’ y asegura que “el grado de infiltración de la estructura criminal del grupo Cenyt y el BBVA superó cualquier umbral imaginable cuando incluso estando ya en prisión provisional el BBVA encargó que se lesionaran todo tipo de derechos fundamentales ordenando investigaciones dentro del centro penitenciario, para lo que tuvo que recabarse información desde dentro de prisión”.

En su escrito Durán habla de un “borrador evaluación de riesgo Pineda” que habría redactado la dirección de Seguridad del BBVA. Este documento que está incluido en el sumario del procedimiento judicial habla de “estrechas relaciones” de Pineda “con otros internos de su prisión fundamentalmente originarios de países del Este y de Colombia y que cumplen condena por delitos muy graves”.

El excomisario Villarejo. 

Luis Pineda quiere “conocer qué Consejo de Administración fue informado del informe y, en definitiva, del contenido delictivo del mismo; qué acuerdos se adoptaron, quienes estaban presentes, en su caso representados y por quién, y el sentido del voto de cada uno de ellos”.

El que fuera presidente de Ausbanc se considera a sí mismo víctima de “una investigación parapolicial” liderada por el excomisario José Manuel Villarejo e impulsada supuestamente por el BBVA “con todo tipo de abusos inherentes a los cargos policiales que en ella participaban, entre los que destaca el tráfico ilícito de datos telefónicos”.

En largo escrito de Miguel Durán también asegura a García Castellón que la conocida como ‘Operación Nelson’ por la que su cliente Luis Pineda fue ingresado en prisión en abril de 2016, fue algo organizado por “altos directivos del BBVA con la cúpula policial el 7 de enero de 2015 en el complejo de Canillas”. Según Durán, la denuncia en UDEF contra Pineda “no era anónima, sino que medió en la misma el comisario José Manuel Villarejo y el BBVA”.

En total pide que se llame a citar a 11 personas por delitos de cohecho, estafa procesal, difusión ilícita de información y falso testimonio, así como a 17 exdirectivos del banco por organización criminal, entre los que figuran los anteriormente citados, y que ya están imputados en la pieza 9 del Caso Villarejo en la que se investigan los encargos de espionaje del BBVA al excomisario.

COMPARTIR: