24 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El arma del político y militar colombiano DESFILÓ POR ORDEN DEL NUEVO PRESIDENTE COMO SÍMBOLO de la independencia del PUEBLO SUDAMERICANO

La historia oculta de Simón Bolívar 'El Libertador' y su polémica espada en la investidura de Gustavo Petro

El Cierre Digital en Simón Bolivar.
Simón Bolivar.
La investidura del nuevo presidente del gobierno de Colombia, Gustavo Petro, ha estado marcada por un gesto del Rey Felipe VI ante uno de los símbolos más 'relevantes' en la lucha política del pueblo sudamericano. La espada de Bolívar, un emblema en la guerra contra el colonialismo español, perteneció al militar Simón Bolívar, el libertador de América, cuyo carácter sádico, sanguinario y déspota derivó en un genocidio silenciado por el pueblo de Sudamérica.

El pasado siete de agosto, el líder del partido Colombia Humana, Gustavo Petro asumía el cargo como nuevo presidente de Colombia. Hasta Bogotá se desplazaron diversos mandatarios y Jefes de Estado para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente colombiano, entre los que figuraba el Rey Felipe VI.

La primera petición que realizó Gustavo Petro como nuevo presidente del gobierno fue que la espada del militar Simón Bolivar desfilara ante los asistente por la conocida Plaza Bolivar. Un gesto tan significativo como anecdótico ya que el monarca español no se puso en pie para homenajear a uno de los emblemas 'más importantes' del pueblo sudamericano, un gesto que si que hicieron el resto de mandatarios. 

La espada de Simón Bolívar es uno de los iconos asociados a la libertad del pueblo sudamericano frente a la supuesta violencia sufrida por los miembros el Imperio Español durante la colonización, por lo que para la población de Sudamérica, tanto el arma como Simón Bolívar son dos de las figuras notables y representativas en la lucha por la emancipación. Sin embargo, en su afán de lograr la libertad para algunas de las naciones como Venezuela o Perú, el militar llevó a cabo ciertas prácticas asociadas al modus operandi de un genocida. 

La espada de la polémica

Gustavo Petro ha abierto paso a una nueva era en Colombia. El líder de la izquierda colombiana ha comenzado su mandato con una solicitud que ha causado, cuanto menos, controversia. En la abarrotada Plaza Bolívar, llegó uno de los momentos más esperados por el nuevo presidente.

Uno de los momentos del desfile de la espada.

Durante la ceremonia de investidura, el líder político dio orden a la Casa Militar para que trajeran el arma y tras una interrupción de diez minutos, el objeto llegó. Por cuestiones extremas de seguridad, estaba blindada en una urna de cristal y fue transportada por cuatro militares. Desde su robo en la Quinta del Bolívar, la espada ha permanecido en el Banco de la República y en la Casa de Nariño.

La espada que perteneció a Simón Bolívar, 'El Libertador de América', es todo un icono de la lucha por la liberación del pueblo de Sudamérica frente a la invasión del Imperio Español durante el siglo XIX. El militar utilizó este arma para defender a varias naciones sudamericanas, por lo que tiene una gran carga simbólica en la memoria del pueblo colombiano. 

Simón Bolívar, el déspota libertador de América

Tras la investidura de Gustavo Petro como nuevo presidente de Colombia, el mito del militar Simón Bolívar está más vivo que nunca. Tras la campaña que emprendió contra el Imperio Español para lograr la independencia del pueblo sudamericano, se convirtió en una de las figuras más importantes del país. 

Sin embargo, tras la figura como libertador se esconde una personalidad sanguinaria, traidora y sádica, ya que el militar no tuvo apenas miramiento con los españoles a los que mandó matar a machetazos, lo que derivó en un genocidio silenciado por el pueblo de Sudamérica.

Simón Bolívar.

Descendiente de Los Bolívar, una familia de origen vasco asentada en Caracas, fue un militar, dicen que de carácter sensible, y capaz de formar un ejército cuyo propósito era luchar contra el colonialismo español. Se le concedió el sobrenombre de 'El Libertador' por obtener la libertad en un primer momento de Venezuela y le seguirían Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, naciones donde se inició la revolución. Además, fundó Bolivia y la Gran Colombia convirtiéndose en el primer presidente del Gobierno de este país.

Simón Bolívar.

Aunque la libertad de estos pueblos tuvo un precio claro: el de la vida de muchos españoles. En algunos documentos, publicados por La Gazeta de Caracas el 2 de mayo de 1815, se recoge "la orden expresa del Excmo. Sr. General-Libertador para que sean decapitados todos los presos españoles y canarios reclusos".

De este modo, el diario relata cómo se decapitó a 150 hombres en un día y 247 en otro. Una muestra de la cantidad de españoles que murió en aquella época y por es por ello que se le atribuye un genocidio que el pueblo hispanoamericano ha preferido mantener en silencio.

Pero, además, de su faceta de 'El Libertador', Bolívar era amante de la escritura. Redactó ensayos como “El Manifiesto de Cartagena” o “El Discurso de Angostura”. Contrajo matrimonio con la joven María Teresa del Toro Alayza, quien falleció de fiebre amarilla a los 21 años, provocando una tragedia en la vida del libertador, que no volvió a casarse, aunque sentía debilidad por las mujeres.

Tras una vida marcada por devolver la libertad al pueblo sudamericano y una carrera política brillante, 'El libertador' fallecía de tuberculosis en 1830 a la edad de 47 años, dejando como legado una espada convertida en un símbolo de la libertad de las naciones sudamericanas para ciertos de sus dirigentes.

Gustavo Petro, el guerrillero presidente

Es el primer líder de izquierdas que asume el cargo como presidente de Colombia. Gustavo Petro, visiblemente emocionado, aceptó el cargo entre aplausos y ante la mirada de su mujer, Verónica Alcocer, ya convertida en primera dama colombiana y sus hijas, Sofía y Antonella. Nació en el seno de una familia humilde y desde joven, ya mostró su interés por el mundo de la política y comenzó relacionarse como movimientos sindicalistas. 

Su carrera política ha estado marcada por su pasado como guerrillero. Se integró en el Movimiento 19 de abril, organización que surgió a raíz de las elecciones presidenciales en 1970 que le dieron la victoria al líder del Frente Nacional, Misael Pastrana Borrero.

Precisamente, entre las principales acciones del grupo revolucionario, se encuentra el robo de la espada de Simón Bolívar el 17 de enero de 1974 en el museo de la Quinta del Bolívar, donde se encontraba expuesta al público.

Gustavo Petro.

Un hecho -un robo- que se atribuyó el movimiento como un símbolo de libertad y victoria. Durante el secuestro pasó por diversas manos e, incluso, se creó “La orden de los guardianes de la espada” entre los que figuraban personalidades como Fidel Castro.

También se especuló con que la espada fue custodiada por el narcotraficante Pablo Escobar. Hasta 1985, el nuevo líder de Colombia compatibilizó la política y la guerrilla. Sin embargo, tras ser detenido por posesión de armas ilegales, se desvinculó por completo de la guerrilla. 

Gustavo Petro durante su investidura.

Desde su etapa como guerrillero, la espada de Simón Bolívar ha sido para Gustavo Petro, un ícono de liberación y lucha política de su país, además un elemento que ha marcado su carrera como líder político. En su discurso de investidura declaró: “Esta espada significa mucho para nosotros. En este momento y en este lugar para los próximos presidentes y presidentas se vuelva un hecho que los y las acompañe siempre, la espada libertaria de Bolívar”.

COMPARTIR: