17 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

No entran en el fondo de la cuestión, pero el Alto Tribunal gana tiempo para resolver todos los recursos presentados

El Tribunal Supremo paraliza la exhumación de los restos de Franco mientras toma una decisión definitiva

El Valle de los Caidos.
El Valle de los Caidos.
El Tribunal Supremo ha decidido paralizar la exhumación de los restos de Franco mientras resuelve los recursos planteados por todas las partes. Gana así tiempo para decidir qué hacer con los restos del dictador y salvaguarda los intereses de la familia por si tuviera que volver a inhumar el cadáver de Franco en el templo del Valle de los Caídos.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha decidido por unanimidad suspender cautelarmente la exhumación de los restos de don Francisco Franco Bahamonde, que debía llevarse a cabo el 10 de junio a las 10 horas.

La razón en que descansa esa decisión es la de evitar el perjuicio que, de otro modo, se causaría a los recurrentes y, especialmente, a los intereses públicos encarnados en el Estado y en sus instituciones constitucionales, los cuales se verían gravemente afectados si, exhumados esos restos, se estimara el recurso y fuera preciso devolverlos al lugar en que se hallan.

Una sala de Tribunal Supremo.

La suspensión cautelar acordada por el Supremo implica que el Gobierno pospondrá la ejecución de la exhumación hasta que en los próximos meses se dicte Sentencia sobre el fondo del asunto. Según el gobierno "no es extraño que el Tribunal Supremo suspenda la ejecución de una decisión cuya legalidad tiene que revisar a instancia de parte. Obviamente, la suspensión cautelar no indica nada sobre el fondo del asunto. De hecho, el Gobierno está convencido de que el Tribunal Supremo desestimará este recurso, como ha venido haciendo hasta ahora con todos los recursos planteados por la familia Franco".

Los magistrados que resolverán el asunto son Pablo María Lucas, Antonio Jesús Fonseca-Herrero, Jorge Rodríguez-Zapata, Celsa Pico y José Luis Requero, a quien la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica señala por su relación con el letrado Santiago Milans del Bosch, estrecho colaborador de la fundación Franco y cuyo bufete defiende intereses de la familia del dictador".

COMPARTIR: