21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los ministros María Jesús Montero, Luis Planas y Teresa Ribera, en el punto de mira de la Fiscalía Anticorrupción

Corrupción en Andalucía: Las claves del 'caso Isofotón' que compromete al Gobierno Sánchez

Empresa Isofotón
Empresa Isofotón
Un nuevo presunto caso de corrupción, que está siendo investigado en Sevilla, compromete a varios miembros del Ejecutivo de Sánchez. Se trata de unas posibles ayudas económicas que el gobierno socialista de la Junta de Andalucía, al que pertenecían varios de los hoy ministros, concedió por valor de unos 80 millones de euros a la ya extinta empresa fotovoltaica Isofotón.

El juzgado de instrucción número 3 de Sevilla investiga, junto con el Grupo de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción, la Policía Nacional y la Fiscalía Anticorrupción, el caso de fraude que rodea a la extinta empresa malagueña Isofotón, dedicada a la producción e instalación de paneles solares, y que pudo haber percibido ayudas públicas sin necesidad de reembolso, supuestamente, por parte del PSOE durante los años que gobernó en la Junta de Andalucía. 

Isofotón, creada en 1981, se presumía como una empresa de I+D+i, ejemplo de desarrollo tecnológico en Andalucía y como tal fue galardonada en distintas ocasiones. En 2002 recibió el galardón Alas a la Exportación de la Junta de Andalucía y también el premio Príncipe Felipe a las Energías Renovables y a la Eficiencia Energética. Asimismo, empresas de peso como el Grupo March o Endesa habían puesto sus ojos en la compañía fotovoltaica. Sin embargo, en 2017 tuvo que echar el cierre con más del 40% de su plantilla, de700 trabajadores, afectada por un ERE, con más de mil acreedores y con millones de euros de dinero público perdidos.

Está última es, precisamente, la causa que se investiga desde el pasado mes de octubre en el Juzgado número 3 de Sevilla, donde se pretende averiguar el alcance de un posible delito de malversación de caudales públicos, prevaricación y falsedad documental, cometidos entre los años 2005 y 2012 en torno a esta compañía, y  discernir si formaba parte de un presunto fraude masivo de ayudas públicas durante los años de gobierno socialista en la Junta de Andalucía.

Se sospecha que Isofotón podría haber sido una de las empresas más beneficiadas de las administraciones públicas en materia de subvenciones, ayudas, incentivos, y préstamos. Su política de energías renovables, en consonancia con la del gobierno central y también con el andaluz, junto a las vinculaciones entre la empresa y altos cargos de la Administración, podrían figurar entre los motivos principales de dicho tratamiento de favor. 

Los acuerdos adoptados por el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía con relación a los avales destinados a Isofotón coinciden con los períodos de Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz como presidentes de la Junta, siendo condenados los dos primeros por el caso de los ERES. Asimismo, formaban parte del Consejo de Gobierno andaluz los actuales ministros Luis Planas y María Jesús Montero.

Trasvase  de 80 millones

Entre  los años 2005 y 2008, la Junta de Andalucía propició la concesión de ayudas por valor de 241,254 millones de euros para la puesta en marcha de 46.362 proyectos relacionados con energías renovables, de los que el 44% se lo repartieron solo 11 empresas entre las que figura Isofotón que, en 2005 percibió 167.096,88 euros y en 2007, otros  19.318.975,44 euros.

En total, entre los años 2005 y 2012, el Ejecutivo andaluz, desde la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (Idea) otorgó 80 millones de euros a Isofotón al cabo de  siete años, parte de ellos de forma irregular dado que, supuestamente, se han perdido 44 millones. Dicha cantidad aportada por la Administración andaluza en teoría iba destinada a que la multinacional impulsara 400 empleos, y no sólo no los creó, sino que hasta se perdieron otros 300. De hecho, el caso de Isofotón llega a los tribunales cuando los trabajadores del comité de empresa denunciaron que el dinero de la Junta para  paliar la situación no se invertía en puestos de trabajo.

Planta de Isofotón

Se sabe que la situación financiera de la misma, por esas fechas, era de lo más precario, encontrándose prácticamente en fase de disolución. En 2010 las participaciones sociales de la entidad fueron enajenadas en favor del Grupo Affirma (80%) y Top Tec (20%), por un precio simbólico de un euro. Sorprendentemente,  la empresa siguió obteniendo cuantiosas ayudas con cargo al erario público. Tras el citado relevo societario, Isofotón y las entidades de su entorno comenzaron a pagar cuantiosas cantidades a entidades del Grupo Affirma, bajo la dirección de los hermanos Ángel y Diego Serrano, ambos investigados en esta causa.

Salpicados por la supuesta trama

Los acuerdos adoptados por el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía con relación a los avales de Idea a Isofotón están fechados en la etapa de Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz como presidentes de la Junta, siendo condenados los dos primeros por el caso de los ERES.

Sin embargo,  en la lista de incentivos y ayudas que recibió Isofotón por parte de la Junta y de la Administración central puede haber influido el vínculo de José Luis Manzano, que llegó a ser vicepresidente ejecutivo de la empresa, y de la que se marchó en 2008, además de ser uno de los principales hombres del partido socialista en su política gubernamental de energías alternativas, y asesor, en su momento, del por entonces ministro Jesús Caldera.

Ministros de Agricultura y Hacienda

Por otra parte, hay que recordar que los actuales ministros de Hacienda y de Agricultura, Pesca y Alimentación, María Jesús Montero y Luis Planas respectivamente, en aquellos momentos formaban parte de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos de la Junta.

Llama también la atención el por aquel entonces vínculo de la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien ocupó un puesto de responsabilidad en esa compañía entre septiembre de 2012 y mayo de 2013, como directora de proyectos internacionales.  Sin embargo, se ha podido comprobar cómo ha suprimido dicha etapa de su currículum y del Portal de Transparencia, y sobre lo que el Gobierno respondió, en su momento, que "como es habitual, la reseña biográfica recoge solo alguno de los datos biográficos más significativos". 

COMPARTIR: