28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Además de representantes del Partido Demócrata, sus familiares más cercanos y sus empleados también se vieron afectados en esta operación de espionaje

Nuevo escándalo de Donald Trump: Solicitó a Apple datos personales de sus rivales para investigarlos

Donald Trump durante un mitin.
Donald Trump durante un mitin.
Pese a que Donald Trump ya no es el presidente de Estados Unidos, las polémicas maniobras utilizadas durante su mandato siguen acaparando las portadas de los principales medios de comunicación de todo el mundo. El último ejemplo de esto es que, durante el año 2018, el Departamento de Justicia del país americano utilizó una orden secreta para solicitar a la empresa Apple los datos personales de sus rivales políticos para investigar las filtraciones de la relación de Trump en Kremlin.

El prestigioso diario estadounidense, The New York Times, ha destapado la noticia de que, durante la presidencia de Donald Trump, el Departamento de Justicia de Estados Unidos pidió a la multinacional Apple datos personales de dos legisladores demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, así como de sus empleados y familiares. Según este medio, el objetivo de esta solicitud era investigar el origen de las filtraciones a la prensa sobre los contactos entre Trump y el Kremlin.

Entre los afectados por esta maniobra se encuentra el gran rival de Trump, Adam Schiff, que actualmente preside el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja y que, en esos momentos, era el principal representante demócrata de este organismo. Unido a Schiff, el congresista Eric Swalwell ha confirmado que él fue la segunda persona afectada por esta situación, de hecho, el legislador, que participó en las elecciones primarias demócratas a la Casa Blanca, ha explicado que uno de los familiares de los que se obtuvo información privada era menor de edad.

Imagen de Adam Schiff.

El principal culpable de esta violación de derechos fue Jeff Sessions, la persona que lideraba el Departamento de Justicia de Estados Unidos y que utilizó una orden secreta para solicitar los documentos a Apple. Este método se utilizó por primera vez en el año 2018, pero fue renovado hasta en tres ocasiones, lo que produjo que siguiera vigente hasta este mismo año. Fue en el momento del fin de esta orden cuando la compañía fundada por Steve Jobs informó a los afectados de que sus datos habían sido requisados por el Departamento de Justicia.

Pero los trabajadores del departamento no solo obtuvieron los datos de los políticos y de sus familiares, sino que también investigaron a sus empleados debido a que consideraban que los congresistas utilizaban los teléfonos móviles de las personas de su entorno para esconder sus contactos con los periodistas, que también fueron investigados.

Durante esa época, en Estados Unidos, la teoría de que Rusia había ayudado a Donald Trump a ganar las elecciones era cada vez era más sólida gracias a las filtraciones que recibía la prensa del país por parte de los políticos estadounidenses. La estrategia que siguió Rusia para ayudar a Trump consistió en una operación de inteligencia perfecta en la que se filtraron miles de correos electrónicos de Hilary Clinton con el objetivo de perjudicar su candidatura a la presidencia. Con esta ayuda a Trump, el país soviético consiguió su objetivo de dividir y debilitar a occidente, pero no logró que las sanciones impuestas por el país americano fueran levantadas.

Donad Trump y Vladimir Putin estrechando sus manos durante una comparecencia ante los medios de comunicación.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha afirmado en un comunicado que estas acciones llevadas a cabo por el Gobierno de Trump parecen ser “otro asalto atroz a la democracia librado por el expresidente”. Unas acciones que se saldaron sin que ninguno de los datos recabados vinculara a las personas investigadas con las filtraciones a la prensa.

Este capítulo se une a la larga lista de polémicas que han rodeado a Estados Unidos durante la legislatura del controvertido candidato republicano Donald Trump, que, el pasado mes de noviembre de 2020, fue derrotado en las urnas por el actual presidente demócrata Joe Biden. Pese a esto, la figura mediática que supone Trump y las medidas políticas que llevó a cabo siendo el líder del país americano continúan acaparando los espacios destacados de los medios de comunicación

COMPARTIR: